Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Tercer Milenio

HISTORIA DE LAS MUJERES. OCIO Y CULTURA

Magdalena Lasala: “Las maestras son las impulsoras de un nuevo modelo de mujer”

La escritora publica el segundo tomo de 'Legados de Mujeres Aragonesas': 'Docentes, educadoras y moldeadoras de sociedades'

Magdalena Lasala en la presentación de su nuevo libro sobre las mujeres aragonesas.
Magdalena Lasala en la presentación de su nuevo libro sobre las mujeres aragonesas.
Oliver Duch.

“Las maestras son las impulsoras de un nuevo modelo de mujer”, dice la escritora Magdalena Lasala (Zaragoza, 1958) que publica el segundo tomo de un ambicioso proyecto de rescate y divulgación, ‘Legado de Mujeres Aragonesas. Siglo XIX y XX’, que consta de cuatro volúmenes y promueve el Servido de Mujer e Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza: ‘Docentes y educadoras, moldeadoras de sociedades’.

“Este es un trabajo fascinante y enriquecedor. Si la primera entrega, ‘Escritoras e intelectuales, artífices de la palabra’, tenía 180 mujeres, esta cuenta con 265. Para muchos el magisterio era la prolongación natural de la educación femenina y de la crianza, pero estas mujeres no se conformaron, ¡ni hablar!, fueron mucho más allá y mostraron determinación, vocación, ilusión, y se comprometieron con el desarrollo social. Creyeron en los valores y los poderes de la educación. Algunas desde esa carrera, venciendo reticencias familiares y sociales, y sus propios complejos, dieron el salto a Derecho o Filosofía Letras”, señala Magdalena Lasala, que acaba de presentar el libro de 260 páginas con María Antoñanzas García, concejal de Mujer, Igualdad y Juventud.

Explica Lasala que, en este trabajo ordenado cronológicamente, no cuenta con ayuda específica en la labor de rastreo e investigación, pero sí hay muchas estudiosas del mundo de la mujer -empeños corales, monografías y biografías, catálogos, artículos de prensa o de revistas- que quiere reconocer y que le abrieron el camino. “Soy deudora de muchos nombres y figuran en la bibliografía. Y he contactado con algunas familias que me han contado sus historias o me han dado materiales”, dice.

“Más que ofrecer trayectorias, perfiles profesionales o una lista de méritos, que también están ahí, me interesan muchos los detalles humanos, las apuestas personales, las emociones. Este es un trabajo para escolares: no son textos largos ni complejos, sino que quieren invitar a descubrir a gentes importantes, valiosas, de las que apenas habrán oído hablar, y que han dejado un gran legado en el campo de las humanidades. Creyeron en la potencia de la cultura”, insiste, y quiere precisar que de algún modo el libro no es solo una historia de la mujeres en la educación - “ellas fueron las grandes valedoras del conocimiento”, apunta Lasala-, sino también de Aragón y aún de España.

“Una de las cosas que más llama la atención es que muchas de estas mujeres asumieron los principios de la Ilustración, ahí está Josefa Amar y Borbón, y abrazaron los principios de la Institución Libre de Enseñanza y marcaron el camino de la modernidad, pensemos en María Sánchez Arbós o Angelina Carnicer. Otro aspecto clave es que muchas de estas mujeres fueron muy importantes en la historia de la educación en España como teóricas, como maestras rurales o de barrio o en la Universidad, y siempre tuvieron muy clara su misión”, subraya.

"Otro aspecto clave es que muchas de estas mujeres fueron muy importantes en la historia de la educación en España como teóricas, como maestras rurales o de barrio o en la Universidad, y siempre tuvieron muy clara su misión”

Cita nombres como Petra Castán, de Graus; Patrocinio Ojuel, maestra de párvulos e “introductora del Método Montessori en Aragón y abuela de Guillermo Fatás”; Gregoria Brun; Laurentina Frías Gil, que fue 44 años maestra de Alforque y llegó a ser alcaldesa; Andresa Recarte, “que cuenta con un grupo escolar que lleva su hombre y el de su marido”; Palmira Pla Pechovierto, una gran maestra republicana, o María Sánchez Arbós, estudiadas ambas por Víctor Juan, director del Museo Pedagógico de Aragón.

La lista es extensa y abarca otros nombres tan conocidos como Concha Gimeno, Sol Acín, Amparo Poch, Joaquina Zamora o María Domínguez; se anima Magdalena Lasala: “Y Ana María Navales, escritora y profesora con titulación superior, que ha dejado una impronta académica maravillosa, como vemos en otras mujeres: la socióloga Ángela López; la medievalista María Luisa Ledesma; la experta en lenguas clásicas Esperanza Ducay; o María Jesús Ibáñez Marcellán, catedrática de geografía física que murió a los 44 años y es reconocida por el mundo, ahora han puesto su nombre a un Jardín Botánico, en las inmediaciones del Puente del Tercer Milenio”. Otro personaje curioso del libro es Cipriana Aventín Llanas, oscense y secretaria durante un tiempo de la premio Nobel Gabriela Mistral, que le dedicó un poema ‘La maestra rural’.

Otro personaje curioso del libro es Cipriana Aventín Llanas, oscense y secretaria durante un tiempo de la premio Nobel Gabriela Mistral, que le dedicó un poema ‘La maestra rural’.

En esta reivindicación de los legados de las mujeres -“les debemos respeto y podemos sentir orgullo de su tarea y de su implicación”-, destaca un caso que le ha conmovido, y que ha contado el citado Víctor Juan, la historia de Rosario Algarín Márquez, ‘la maestra de Escartín’. “Procedía de Sevilla, estuvo en Valencia y la destinaron a Escartín, Huesca. Pensó que se le acababa el mundo. Lloró lo indecible, e iba apuntando sus decepciones. Poco a poco, se fue haciendo con el lugar y estuvo nueve años. El día que se tuvo que marchar, lo pasó fatal. No quería irse”, evoca. Víctor Juan escribió de ella y contaba que en su casa había aparecido “un grafitti escrito a lápiz en el que se recogían deseos, esperanzas y amor por la escuela y por el pueblo”. “Este caso no es es aislado, las mujeres fueron un motor de desarrollo y su evolución fue determinante, y llegó hasta la II República. Se paralizó con el franquismo, que marcó un brutal retroceso, y volvió a tomar impulso con la democracia. El siglo XX fue, en muchas direcciones, el siglo de la mujer”. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión