Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Manuel Sarriá: "Para hacer humor hoy en día hay que tener mucho valor"

"El Dúo Sacapuntas es lo más grande que me ha pasado en la vida", dice el humorista y presentador. "Llevo a mi compañero siempre en el corazón y lucho para que le pongan una calle en Málaga".

Manuel Sarriá.
Manuel Sarriá.
Canal Sur

Manuel Sarriá (Málaga, 71 años) es un valiente. Hacer humor hoy en día, dice, es una actividad de alto riesgo. Él sigue ahí, al pie de cañón. Y lo que le queda. Porque, avanza, está preparando un show homenaje al Dúo Sacapuntas que le llevará de gira por todo el país en 2022, cuando se cumplen veinte años de la muerte de su compañero, Juan Rosa.

-¿Es un buen verano para el humor?

-Los veranos son siempre buenos para el humor. Este año por el coronavirus, con las restricciones, está todo muy parado, aunque parece que ya está empezando a repuntar. Vamos a dejarlo en que está bien.

-¿Cuesta hacer humor hoy en día?

-Muchísimo. Tal y como está la clase política no sé ya qué inventar. No se puede hacer humor de casi nada. Todo es política, todo está mal visto... los humoristas lo tenemos muy mal porque no sabemos a qué recurrir. El humor parece una cosa maldita, para hacer humor hoy en día hay que tener mucho valor.

-¿Era más fácil hacer humor hace unos años?

-Evidentemente, antes no había la súper censura que hay ahora. Ahora yo no puedo hacer un chiste de mariquitas porque salen los grupos LGTB y te ponen verde. No puedes hacer chistes de gitanos, ni de curas, ni de señoras, yo no me puedo travestir de una señora en un escenario porque está mal visto. Tienes que medir las palabras y es súper complicado.

-¿Cuál es el secreto para hacer reír a la gente?

-Ya no lo sé. Creo que el secreto es reírte de ti mismo. Si lo consigues ya te puedes reír de cualquier cosa. Siempre nos hemos reído de lo cotidiano, de lo que realmente la gente está viviendo, esa es la clave y es como yo entiendo el humor. Siempre me he dedicado a un humor cotidiano, sencillo, blanco, de pueblo. Y me ha ido bien.

-¿Qué queda en usted del carpintero de Renfe que fue?

-Todo. Amaba la profesión y la amo. Todo lo que es de madera en mi casa lo he hecho yo. La profesión de ebanista se está perdiendo pero seguro que volverá, porque todo lo bueno siempre vuelve. Queda mucho de carpintero en mí.

-¿Y del Dúo Sacapuntas?

-El Dúo Sacapuntas es lo más grande que me ha pasado en la vida. Llevo a mi compañero siempre en el corazón, voy todos los meses al cementerio a llevarle flores. Llevo veinte años luchando para que se le ponga una calle en Málaga y sigo insistiendo. Por aburrimiento se la pondrán. Juan era mi hermano, mi compañero y mi todo. Se murió y mucha gente me decía que se había muerto el 50% del Dúo Sacapuntas, y yo decía no, que se había muerto el 100%. Cada vez que acabo una actuación pido un aplauso para mi compañero y todo el mundo se pone en pie.

-¿Cuáles son sus próximos proyectos?

-Estoy preparando la gira del año que viene de homenaje al Dúo Sacapuntas, donde van a intervenir Raquel Rubiales y Rafael el Morta. Es una recuperación de cuatro o cinco parodias que yo hacía con mi compañero y las haré en recuerdo a él.

-¿Cómo ha llevado el confinamiento? ¿Le sirvió de inspiración?

-Bien, lo llevé bien, porque no había otra solución. No sería justo, además, que yo me quejase, porque siempre hay otras personas que han estado peor. He sido un privilegiado. Me sirvió muchísimo. En el confinamiento se me ocurrió hacer el homenaje a mi compañero Juan Rosa y le di forma.

-¿Cuál es su plan ideal para las vacaciones?

-La playa con mi familia, siempre. Cojo diez días al empezar el año para mí y me voy a la playa con mi familia, La playa me da vida. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión