Ocio y Cultura
Suscríbete

cine. ocio y cultura

Un libro de conversaciones desvela las claves de los orígenes del cine de Carlos Saura

El cineasta Miguel Santesmases publica los dos diálogos que mantuvo con el director aragonés en 2005 y ahonda en su poética y en su evolución

Carlos Saura en una de las salas del Paraninfo, donde expuso sus fotos en 2018.
Carlos Saura en una de las salas del Paraninfo, donde expuso sus fotos en 2018.
Toni Galán.

ZARAGOZA. Carlos Saura (Huesca, 1932) ha reflexionado mucho sobre su cine y sus motivaciones: el origen de las películas, la redacción de los guiones –algunos escritos a pie de obra con Mario Camus–, la impregnación de la cultura española, la huella de Luis Buñuel o las referencias de su propia biografía. En 2005, el director, productor y crítico de cine Miguel Santesmases conversó con él (y dice que «es el director vivo más prolífico del cine español») durante algunas horas en dos citas. El libro, muchos años después, ha sido editado por la Universidad Carlos III con el título ‘Los inicios de Carlos Saura. Dos conversaciones’, en la colección Cuaderno Tecmerin.

Miguel Santesmases ha querido que el lector al leer las respuestas tenga la sensación de que oye a Saura: con sus improvisaciones, con el baile de la memoria, con sus certezas y con ese estilo que se abre en diversas direcciones para recordar, instantes, secuencias, nombres, detalles casi marginales de una película que conducen a la minuciosa senda de una historia que le lleva a contar la vida de Lorenzo da Ponte, el libretista de Mozart, que le inspiró su ‘Don Giovanni’ y que era amigo de Giacomo Casanova.

El cineasta oscense ensaya, sin pretenderlo, el autorretrato. «El problema es que yo tengo demasiadas cosas que hacer», señala, y a la par dice que la palabra ‘trabajo’ le da un poco de terror. Luego recuerda otra de sus pasiones o pulsiones de creatividad constante: su condición de fotógrafo que hace muchas tomas a diario, que tiene un «centenar» de cámaras, eso dice Miguel, pero ya rebasan las 500, y que imprime las que mejor le parecen en un formato de 30 x 40. Saura ya confesaba en 2005 que le gustaría disponer un día de tiempo para ordenar y archivar sus positivos.

Proyectos, vitalidad e historias

Confiesa su pasión por algunos cineastas como Bergman y Orson Welles, y algunos hábitos: «Si veo una buena película, que me impresiona, que me gusta de verdad, entonces estoy unos cuantos día sin ver nada, para no estar en la confusión esa. Tengo esa fascinación por la imagen, y por la historia esa, qué le voy a hacer, es mi vida». Cuenta que recibe bastantes encargos, y que a menudo dice no; cuando los acepta, siempre intenta que cada película sea suya. Un buen ejemplo sería ‘El séptimo día’, un proyecto que le sugirió el productor Andrés Vicente Gómez, con guión de Ray Loriga; hablaron y el escritor le concedió «libertad absoluta» para modificar la historia. Y otro sucedió con películas como ‘Tango’ o ‘¡Ay, Carmela!’.

El cineasta empezó, un tanto azarosamente, como fotógrafo de flamenco en el Festival de Granada. Fue su hermano Antonio quien le sugirió que se apuntase a la Escuela de Cine… «Me interesaba el cine, pero no pensaba contar historias. Yo venía de la fotografía, lo más próximo para mí era dedicarme al documental». Se acercó en varias ocasiones, primero con la obra ‘Flamenco’ (1955), dedicada a su hermano Antonio. Estudió mucha teoría, conoció al productor Eduardo Ducay, zaragozano, que le sugirió hacer un policiaco que cristalizaría en el ejercicio de prácticas, ‘La tarde del domingo’ (1957), cuyo guión escribieron en una noche.

«Si veo una buena película, que me impresiona, que me gusta de verdad, entonces estoy unos cuantos día sin ver nada, para no estar en la confusión esa. Tengo esa fascinación por la imagen, y por la historia esa, qué le voy a hacer, es mi vida»

Carlos Saura repasa la lista de amigos y colaboradores claves en los primeros años, entre ellos el guionista Rafael Azcona o el médico zaragozano Alberto Portera. Habla del guión de su primera película, ‘Los golfos’, con aire de documental goyesco, Abordan algunos cortos, entre ellos ‘Cuenca’, 1958), rodado con su cámara Arriflex.

Recuerda cómo conoció a Luis Buñuel en el Festival de Cannes, que fue a ver el estreno de ‘Los golfos’. Y allí se gestó el regreso del cineasta a España, al que en los 60 no conocía nadie aquí, según Saura, para rodar ‘Viridiana’. «Lo he contado alguna vez, el primer viaje o uno de los primeros viajes que hizo nada más llegar a España, primero fue a Zaragoza ver a su madre, y luego vino a Madrid». Evoca el viaje en coche, «era un día muy bonito», y Buñuel se emocionó y lloró.

Carlos Saura, al fin, encontró «que había un cine que se podía hacer, con la cultura nuestra española, sin rechazar toda la literatura española, la pintura española, todo lo que había detrás», así lo dice. Un cine que analiza los secretos de la familia burguesa y que siente debilidad por historias como la de Ramón José Sender y su mujer Amparo Barayón, asesinada en Zamora, que no ha pasado a su cine pero sí a una novela: ‘Esa luz’.

[[[HA REDACCION]]]thumbnail_1629011910567.jpg
Miguel Santesmases rodará en 2022 'Tierra baja', una película sobre una escritora.
A. C.

'TIERRA BAJA', UNA PELÍCULA QUE SUCEDE EN BELMONTE DE SAN JOSÉ

El cineasta Miguel Santesmases (Madrid, 1961), cuyos antepasados son de Belmonte de San José, en la provincia de Teruel, ha trasladado a la casa familiar su productora Zavijava Films con un objetivo: desarrollar su obra desde allí y la mejor prueba es su nuevo proyecto: ‘Tierra baja’, una película que transcurrirá entre Madrid y Belmonte.

'Tierra baja' cuenta la historia de una escritora que regresa a su pueblo con un objetivo: escribir una novela. Ese esencialmente es el argumento que han redactado el cineasta y la guionista y escritora Ángeles González Sinde, que se rodará en 2022. Miguel Santesmases, que está muy ilusionado con ese proyecto que gira también alrededor del rescate de la memoria, ya cuenta con varios actores: Aitana Sánchez Gijón y Alberto Sanjuán, al que se sumarán los aragoneses Itziar Miranda y Nacho Rubio. 

La productora ya ha convocado un castin para el 3 de septiembre, en Alcañiz: «Estamos buscando actores y actrices de más de 40 años, aragoneses o residentes en Aragón, con alguna experiencia en cine, teatro o televisión, preferentemente con residencia cerca de Alcañiz».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión