Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

#YoComproEnAragón

La Costa Dorada sigue con toque de queda y tiendas cerradas a las diez de la noche

Cataluña ha pedido que se amplíe hasta el próximo 6 de agosto el toque de queda desde la 1 a las 6 de la madrugada.

Comercio en la Costa Dorada.
Comercio en la Costa Dorada.
M. V.

Las cosas en Cataluña siguen sin estar bien. Los contagios no bajan, la atención primaria está desbordada y las UCIs empiezan a llenarse. Ante este panorama, el Gobierno de la Generalitat ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que se amplíe una semana más, hasta el próximo 6 de agosto, el toque de queda que se aplica en la comunidad autónoma desde el viernes 16 de julio para luchar contra la quinta ola del covid.

Los municipios de la Costa Dorada siguen en la lista y tendrán que acatar las órdenes del Gobierno que marcan el toque de queda desde la 1 a las 6 de la madrugada, la prohibición de reunirse más de 10 personas, el cierre de hostelería y restauración a las 00.30 y comercio y empresas de servicios a las 22.00.

Estas medidas no están siendo bien acogidas ni por los turistas ni por los comerciantes. Los primeros ven que la una de la madrugada es demasiado pronto para volver a casa en verano y en época de vacaciones y los segundos dicen que están perdiendo entre un 35 y un 40% de sus ventas diarias en plena temporada por cerrar a las 22.00 en lugar de las 24.00  que les permite la ley por ser municipio turístico.

“El toque de queda no se está cumpliendo a rajatabla”, según empleados del sector de la restauración que cierran sus locales a las 23.30 y tienen que volver a casa. “Cuando recogemos todo y cerramos todavía hay gente paseando”, dice uno de los camareros del restaurante El Punt de Cambrils.

Este año de pandemia el turismo es básicamente nacional, con unos hábitos establecidos como ir a la playa o hacer deporte durante el día y por la noche pasear, salir a cenar y hacer unas compras. “Las ventas de entre las diez y las doce de la noche representan entre el 35 y el 40%, si cerráramos a las 23.00, todavía lo salvaríamos un poco”, explica Laura Tissu, vicepresidenta de la Asociación Shopping Salou Comerciants i Empresaris y propietaria de dos comercios en Salou y la Pineda.

Comercio en la Costa Dorada.
Comercio en la Costa Dorada.
M. V.

Los comerciantes exigen a la Generalitat que rectifique su decisión ya que queda poco para acabar la temporada y no podrán recuperarse como esperaban.

Los ayuntamientos de la Costa Dorada, Salou, Cambrils y Vila-seca reivindican a la Generalitat que los locales comerciales puedan abrir hasta la medianoche y recuperar los horarios comerciales de los municipios turísticos que les permite cerrar a las 00.00. El alcalde de Salou, Pere Granados, se mostró muy crítico con respecto a la falta de sensibilidad hacia el hecho de ser municipios turísticos con respecto a los horarios de cierre, ya que "castigan un sector que ha demostrado durante todo este tiempo de pandemia que ha hecho las cosas muy bien, cumpliendo, de forma cuidadosa, con las medidas y recomendaciones sanitarias".

Fernando Llauradó es el propietario de Fernan’s y tiene varias tiendas repartidas por Salou, entre perfumerías, boutique y productos electrónicos. Este año se ha visto obligado a cerrar dos de las tiendas para intentar concentrar las ventas en el resto y disminuir gastos de personal.

Comercio en la Costa Dorada.
Comercio en la Costa Dorada.
M. V.

“Las ventas se han reducido muchísimo respecto a las temporadas anteriores a la pandemia”, explica. Además, según Fernando, “el horario de cierre nos afecta negativamente porque la gente prefiere comprar más tarde para evitar las horas de más calor”.

La Peluquería María José en la calle Mayor también constata que las ventas han bajado mucho, calcula que un 50% menos. “Mi clientela es mayoritariamente de Aragón, Navarra, Lérida o Madrid, todos ellos tienen apartamentos en Salou de toda la vida pero este año algunos han decidido no venir a veranear o simplemente han acortado la duración de sus vacaciones”, comenta María José.

Koala Bay es una tienda de ropa en la calle Zaragoza. Allí su dueño cuida mucho todos los protocolos que mandan desde el departamento de salud. “Intentamos cumplir con las medidas higiénicas necesarias para garantizar la seguridad ante los posibles contagios (limpieza y desinfección diaria de la tienda y de los probadores, gel hidroalcohólico, control del aforo, obligación de mascarilla por parte del cliente, desinfección de la ropa con vapor, etc…)”, explica Álvaro, “pero vemos que para ellos esto no es suficiente”.

Peluquería en la Costa Dorada.
Peluquería en la Costa Dorada.
M. V.

Esta tienda, al igual que otras del sector, ha notado mucho la diferencia de cerrar a las 10 de la noche en lugar de las 12 porque hay mucha gente que compraba después de cenar. “Ahora alrededor de las 21.30 - 22.00 hay bastante gente en la tienda pero tenemos que empezar a recoger para cerrar”.

Los comerciantes también apuntan que "cerrar tan pronto también afecta restaurantes y heladerías, porque si nosotros bajamos la persiana, las calles se ven muertas, sin vida y a la gente no le apetece tanto salir a tomar una copa o tomar un helado porque se encuentra todos los comercios cerrados", además, "en el caso de La Pineda, cuando nosotros cerramos, llega el Top Manta y se pone a vender a partir de las 22.00, nos parece un insulto eso". Por todos estos motivos, los comerciantes de Salou y la Pineda convocaron dos concentraciones simultáneas este jueves por la noche.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión