Ocio y Cultura
Suscríbete

El 'Guernica' de Jesús Gazol

El artista zaragozano trabaja ya en la escultura que recordará en la arboleda de Macanaz a las víctimas y héroes anónimos de  los Sitios

No hay caballo, ni toro ni pájaro. Ni siquiera una bombilla. Pero la escultura en la que está trabajando el artista zaragozano Jesús Gazol evoca y simboliza,  como lo hizo el 'Guernica' de Picasso, el dolor de la guerra para quien la sufre en sus propias carnes. Salvando las distancias, hay otro nexo evidente: en ambas obras, a la izquierda, está representada una mujer con un cadáver entre los brazos, una clara trasposición de la iconografía clásica de la 'Piedad'. La escultura en la que trabaja Jesús Gazol en el taller del ceramista Enrique Val, de Cuarte de Huerva, es un encargo del Ayuntamiento de Zaragoza, que quiere rendir homenaje a los zaragozanos y zaragozanas anónimos de los Sitios. A los que los padecieron, lucharon o perdieron la vida en ellos. Se ubicará en la arboleda de Macanaz.

"Se trataba de recordar a quienes no han pasado a los libros de historia pero perdieron la vida o lo dieron todo por la ciudad -recordaba este miércoles el artista desde el taller de trabajo-. Es un encargo con mucha responsabilidad porque, para bien o para mal, lo que hoy somos, lo que es Zaragoza, responde en buena parte a lo que ocurrió en los Sitios".

Gazol empezó hace tres semanas a modelar en barro su obra, un friso escultórico de tres metros de longitud por uno de anchura, que se fundirá en bronce y se colocará sobre un pedestal de hormigón con el mapa de Zaragoza dibujado. Su ubicación y altura, según la vicealcaldesa Sara Fernández, aún están por definir. "Hay que ubicarlo en la zona de las fosas comunes, pero es inundable y queremos que esté a salvo de las crecidas", señalaba.

La obra es una especie de escena con 14 figuras humanas, doce de ellas varones y dos mujeres.

"Se trataba de que la escultura fuera atemporal, y por eso estoy representando a los personajes desnudos, porque sin ropa todos somos iguales -subraya Gazol-. Aunque todos mostrarán el dramatismo propio de la guerra, quiero además que cada rostro tenga su propia expresión: que uno represente la desolación, otro la tristeza, otro el dolor por la muerte de un hijo...".

La Asociación Los Sitios venía reclamando desde 1998 algún tipo de recuerdo y homenaje perpetuo en la arboleda. Cuando en 1809 los franceses lograron rendir la ciudad, el mariscal Lannes exigió que antes de que entraran sus tropas,debía limpiarse de cadáveres la ciudad, que estaba diezmada por los combates pero sobre todo por el tifus. Se calcula que unos 10.000 zaragozanos fueron enterrados en fosas comunes en lo que entonces era la salitrería del Arrabal, muy cerca de la actual calle de García Arista.

En 2008, cuando se le pidió a Gazol el busto de Felipe Sanclemente que luce a la entrada de su calle desde el paseo de la Independencia, el artista ya hizo un boceto en bronce de lo que podía ser la escultura, que se expuso en una galería privada. El ayuntamiento ha acabado por encargarle el monumento a los zaragozanos anónimos de los Sitios. Gazol empezó a modelarlo hace tres semanas, empleará en acabarlo otro tanto, se cocerá en el propio taller y se montará en un bastidor de madera para fundirlo, tarea que se realizará en Valls (Tarragona). Según Sara Fernández, la escultura podría inaugurarse en la arboleda a finales de este año o principios del que viene.

Además de la escultura de Felipe Sanclemente, Jesús Gazol, que ha realizado 14 exposiciones individuales y participado en más de 30 colectivas, es el autor de 'La fuerza del pensamiento', escultura que está en la Universidad San Jorge.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión