Ocio y Cultura
Suscríbete

Un largometraje de dos aragoneses... que no puede verse en Aragón

Anna Utrecht y Octavio Lasheras estrenaron la semana pasada 'Amalia en el otoño' pero el filme no llega a los cines de la comunidad

El último largometraje realizado por cineastas aragoneses no puede verse en Aragón. Anna Utrecht y Octavio Lasheras estrenaron el viernes de la semana pasada su película 'Amalia en el otoño' en cines de varias ciudades españolas (Madrid, Valencia, Sevilla, Huelva...) pero de momento no ha llegado ni a Zaragoza, ni a Huesca ni a Teruel. Y eso que el filme toca un tema de actualidad, el impacto de la covid-19 en los ancianos; cuenta en su reparto con rostros muy conocidos del cine y el teatro español, como María José Alfonso, Máximo Valverde, Manuel Zarzo, Guillermo Montesinos, Saturnino García, Mariano Venancio o Jesús Guzmán; y ha obtenido la atención y el aplauso de la crítica especializada, como el programa 'Días de cine', que le dedicó un reportaje, o el Círculo de Escritores Cinematográficos, que le concedió su Medalla a la Solidaridad en la última edición de los premios que concede anualmente. Por el momento, parece que solo quienes acudieron el 25 de junio pasado a la presentación de la película en la FNAC han podido ver algo de la película rodada por estos dos aragoneses (se proyectaron el 'making off', trailer y videoclips).

"Siempre nos ha atraído el cine social -asegura Anna Utrecht-. Hace casi ya 20 años, en 2002, rodamos un cortometraje con María José Alfonso, que trabaja también en 'Amalia en el otoño'. Se titulaba 'Últimas cartas de amor', estaba basada en un texto de Esteban Trigo y contaba la historia de amor de dos ancianos a través del paso del tiempo. La rodamos en la residencia de Movera". 

‘Amalia en el otoño’ se estrenó el 20 de noviembre pasado en el cine madrileño Artistic Metropol para poder entrar así en la carrera por los Premios Forqué, Feroz, Goya y Ariel de México. Cuenta la historia de Amalia, una mujer de 77 años, viuda desde hace 10, que vive sola. Tiene dos hijos, Isabel y Juan, que vive en Estados Unidos. Isabel está preocupada por su madre, al no tener tiempo para ella, y decide internarla en una residencia. Pero llega la epidemia de la covid-19 y...

"Amalia en el otoño' surgió a raíz de un cortometraje anterior, 'Tercera Edad' -apunta Anna Utrecht-. Tenía 24 minutos de duración, y gustó tanto que empezamos a pensar que podía ser una serie y lo hicimos crecer hasta ser un episodio piloto de 58 minutos. En eso llegó la pandemia, que ha puesto todo el sector patas arriba y nos dio pena que el proyecto, con esos actorazos que tiene, se quedara perdido en los cajones. Así que hicimos un último esfuerzo, rematamos las tramas más importantes y convertimos el piloto en largometraje. También queríamos rendir un modesto homenaje a los mayores, por todo lo que han pasado durante la pandemia, y, sobre todo, a las residencias".

Anna Utrecht ha escrito el guión y producido y dirigido el filme junto a Octavio Lasheras. Completar el filme no fue tarea fácil, porque el rodaje de las secuencias necesarias se hizo en plena pandemia, con pruebas médicas para los actores y el equipo de rodaje, y extremando las medidas preventivas. La banda sonora la firma Santiago Royo (hijo del actor y humorista aragonés Manolo Royo)  e incluye varios temas de Javier de la Vega y una canción especial, que cierra el filme, que se titula ‘Otoño’ y han interpretado especialmente para la película las cantautoras Irina Índigo y Vivir Quintana.

Anna Utrecht y Octavio Lasheras, guionistas y directores de 'Amalia en el otoño'
Anna Utrecht y Octavio Lasheras, guionistas y directores de 'Amalia en el otoño'
Guillermo Mestre

Anna Utrecht y Octavio Lasheras tienen una larga trayectoria en el mundo audiovisual. Utrecht empezó como guionista y productora y actualmente es también representante de actores. Durante siete años dirigió la Escuela de Cine de Aragón, y durante 11 la Aragón Film Comission. Lasheras, por su parte, es guionista, productor y director de trabajos y cortometrajes como 'Consejo familiar', 'El criado extranjero', 'A muerte contigo, papá' o 'El pleno'. Ambos viven en Madrid desde el año 2011, aunque mantienen todo tipo de lazos con Aragón.

"Nos costó mucho cerrar 'Amalia en el otoño' para que tuviera un sentido -reconoce Anna Utrecht- pero creo que el resultado es bueno. No es, contra lo que pueda parecer, un 'dramón', aunque tiene momentos emotivos. En la película se habla de gente que llega a la jubilación pero no se quiere jubilar. En realidad es un canto a la vida, una llamada de atención hacia nuestros mayores, que todavía tienen muchas cosas por hacer y que enseñarnos. El público en estos momentos necesita ánimo y películas que le diviertan y le den esperanza".

Utrecht y Lasheras rodaron la película con una ayuda de la Comunidad de Madrid y uniendo patrocinio privado y 'crowfunding'. Ya acarician nuevos proyectos audiovisuales. "Cuando escribimos los guiones nos repartimos muy bien el trabajo -señala Anna Utrecht-. Octavio es más técnico que yo, piensa mucho en todos y cada uno de los planos. Estamos muy compenetrados. La base de una película es el guión, y la levadura, lo que la hace crecer son los actores. Y luego hay ingredientes secundarios, como las localizaciones, la dirección de arte, el vestuario, la música... Enriquecen más o menos la película en función del presupuesto del que se disponga. Pero lo fundamental es lo primero: el guión".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión