Ocio y Cultura
Suscríbete

verano/conciertos con historia (9)

La Zaragoza del Dúo Dinámico

Ramón Arcusa y Manuel de la Calva forman el popular grupo que tantas veces ha actuado en la capital aragonesa, donde el dúo también cumplió el servicio militar.

Ramón Arcusa y Manolo de la Calva, en sus primeros tiempos ligados a Zaragoza.
Ramón Arcusa y Manolo de la Calva, en sus primeros tiempos ligados a Zaragoza.
Heraldo

A comienzos de los 60, el Dúo Dinámico ya había alcanzado el éxito. Manuel de la Calva y Ramón Arcusa habían comenzado un par de años antes en Barcelona, ciudad natal de ambos, aunque Arcusa tiene raíces aragonesas. «Mi padre nació en Nogueruelas y mi madre era de Mosqueruela», ha contado en más de una ocasión en diferentes entrevistas publicadas en HERALDO. El Dúo Dinámico ha actuado muchas veces en la capital aragonesa y lo hará de nuevo, si no hay contratiempos, el próximo 27 de noviembre en la sala Mozart. Manolo y Ramón tienen, además, un vínculo muy especial con Zaragoza, ciudad en la que hicieron el servicio militar a comienzos de los 60. «Vinimos a hacer la mili a la Base Aérea de Zaragoza, y luego continuamos el servicio en la Jefatura de la Plana Mayor. También hicimos muchas guardias en La Muela, en el control de la base, donde escuchábamos música americana de lo mejor. Y recuerdo pelar patatas para el regimiento, las actuaciones en Radio Juventud (las matinales de los domingos en el Teatro Fleta) y más tarde en el NCO Club americano –el club de suboficiales–. También vivimos durante un tiempo en una pensión en el Coso», recordaba Arcusa el año pasado en este periódico.

Mientras hacían la mili en Zaragoza la fama ya les empujaba a adquirir ciertos compromisos y la juventud y la inconsciencia hizo el resto. En una ocasión se escaparon a Barcelona a actuar 15 días sin avisar. «Cierto es que en esos momentos estábamos ya en La Plana, que era una mili más ‘light’, para enchufados, pero aun así y todo tuvo sus complicaciones, –rememoraba Arcusa–. En Barcelona nos ofrecieron actuar en la televisión, que estaba de pruebas, y uno de los pocos televisores que existían entonces en Zaragoza lo tenía el capitán general Lacalle Larraga, que había dado orden de no dar prerrogativa alguna ni ventaja a ningún quinto famosillo. Menos mal que conocíamos a su hija, que había estado en algún guateque y seguro que nos salvó de la quema».

A partir de los 60 su fama se disparó y sus conciertos en la capital aragonesa eran cada vez más frecuentes. En el Teatro Principal actuaron en 1963 encabezando el espectáculo de variedades ‘Dinámico Show’ de José María Lasso. En la crónica publicada en HERALDO, Cistué reflejaba su asombro por «la algarabía armada a la puerta del escenario por un tumulto de niñas de doce a quince años que, con libros y carpetas al brazo, mostraban bien a las claras que acababan de salir de los colegios». El fenómeno fan, igual que sucedía con The Beatles en todo el mundo, se extendía también en España y el Dúo Dinámico encandilaba a las adolescentes (‘Quince años tiene mi amor’). Volverían en 1965 a ese mismo escenario y también encabezarían el cartel de la ‘Gran Parada Ye-Ye’, un concierto que reunió en Zaragoza al Dúo Dinámico junto a Raphael, Los Pekenikes, Karina, Robert Jeantal, Laura, Michel, Licia y Los Blackman y Los Ángeles Negros. Regresaron tras haber ganado el Festival de la Canción Mediterránea de 1966 y antes de actuar en Cancela declararon: «No tenemos novia; estamos libres».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión