Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

El Prado expone 'Las hilanderas' tal y como las pintó Velazquez

Un nuevo marco movible oculta las partes que se añadieron en el siglo XVIII y que alejaban de la mirada del espectador una escena mitológica.

Un visitante observa "Las hilanderas" de Velázquez, que puede contemplarse desde este lunes en el Museo del Prado tal y como Velázquez quiso que se viera
Un visitante observa "Las hilanderas" de Velázquez, que puede contemplarse desde este lunes en el Museo del Prado tal y como Velázquez quiso que se viera
Javier Lizón/EFE

El Museo del Prado exhibe 'Las hilanderas' tal y como las pintó Diego Velázquez, sin las partes que fueron añadidas en el siglo XVIII. La pinacoteca ha dotado al lienzo de un sofisticado marco que, además de ocultar la ampliación dieciochesca, preserva al cuadro del fuego y elimina los agentes tóxicos. Con la nueva tecnología, se restaura el eje de la pintura, también titulada 'La fábula de Aracne', que aparecía desplazado por culpa de las manipulaciones.

Cuando el Alcázar, residencia de los reyes, se incendió en 1734, se construyó el Palacio Real, que se decoró con pinturas procedentes de las Colecciones Reales, entre ellas 'Las hilanderas'. Para que las obras no parecieran demasiado pequeñas ante los magnificentes muros, algunas piezas fueron agrandadas mediante añadidos. Eran tiempos en los que el concepto de autoría "no era tan venerado como ahora", según dice Javier Portús, jefe de Conservación de Pintura Española hasta 1800 del Prado.

Es lo que le ocurrió a 'Las hilanderas', a la que se agregó una banda superior de cerca de medio metro -en la que se recreaban un arco y una ventana ovaladas-, y bandas más pequeñas en los extremos, además de una franja inferior. Tales operaciones no eran raras en el XVIII. De hecho, también las sufrieron los cuadros de 'San Pablo Ermitaño' de José de Ribera y dos retratos ecuestres de Velázquez, los de Felipe III y Margarita de Austria.

La intervención en 'Las hilanderas' alteró el cuadro desde el punto de vista espacial, cromático y narrativo, hasta el punto de que lo que era una escena mitológica se tomó por una estampa costumbrista. La malhadada manipulación alejaba el fondo del primer plano. No en balde, la disputa entre la diosa Palas y Aracne sobre sus capacidades para tejer queda relegada a un papel secundario.

Con el nuevo marco se recupera la visión original que ideó Velázquez gracias a un "panel de enmascaramiento" que impide las interferencias. El marco, diseñado por técnicos del museo y construido en España, no tiene precedentes en otros centros museísticos, según dijo el director adjunto de Conservación de la pinacoteca, Andrés Úbeda.

Conservación

A la vista del delicado estado de conservación del cuadro, era desaconsejable retirar las bandas añadidas, como se ha hecho con otras piezas. Desde hacía cuatro años se trabajaba en la búsqueda de un montaje que permitiera el acceso al cuadro en todo momento, pero que la vez solo dejara ver la pintura real de Velázquez. El marco, que se puede abrir y cerrar y en cuyo interior hay una manta ignífuga para evitar incendios, ha sido costeado por American Express, en una iniciativa de la Fundación American Friends of the Prado Museum.

A los cuatro años de la defunción de Velázquez, se hizo un inventario de las posesiones de Pedro de Arce en el que figuraba un cuadro atribuido al maestro. En él se especificaban que las medidas de 'Las hilanderas' correspondían a 167 por 250 centímetros. Más tarde, cuando la pieza pasa a formar parte de Colecciones Reales, se descubre que tiene unas dimensiones más grandes a las descritas, en concreto de 220 por 289 centímetros.

La historia mitológica que quedaba desvirtuada por la ampliación se halla en el espacio del fondo, donde la diosa Palas, armada con casco, discute con Aracne. Tras ellas se encuentra un tapiz que reproduce 'El rapto de Europa' que pintó Tiziano para Felipe II y que a su vez Rubens copió durante su viaje a Madrid en 1628-1629.

La nueva instalación se inscribe en el proyecto 'Enmarcando el Prado', que tiene como objetivo dotar de marco a pinturas que carecen de él y reenmarcar obras mediante el desarrollo de soluciones innovadoras. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión