Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Gastronomía

Comer lirón y llevar tu propia servilleta: las curiosidades de un banquete romano se recrean en Zaragoza 

La Asociación Ideo propone revivir el ambiente de un 'convivium' emulando las peculiaridades y costumbres de la Roma del siglo I, cuando hubo un bum gastronómico.  

Arriba, una recreación de comensales en un banquete con triclinium. Abajo, cerveza sin lúpulo (izquierda) y un vaso de terra sigillata.
Arriba, una recreación de comensales en un banquete con triclinium. Abajo, cerveza sin lúpulo (izquierda) y un vaso de terra sigillata.
Heraldo.es

Si 'El Ministerio del tiempo' se rodara en Zaragoza, este sábado tendría una puerta abierta directamente a la Antigua Roma. Una puerta que, precisamente, se encuentra en lo que hace más de 2.000 años era el Cardo de Cesaraugusta (la actual calle Don Jaime) y que se corresponde en 2021 con la cafetería Dídola.

Es ese el marco elegido por la Asociación Ideo, formada por las historiadoras Ana María Royo y Alicia Escanilla, para celebrar una recreación histórica de un 'convivium'. Es decir, de un banquete romano que, en este caso, se situará en la primera mitad del siglo I, cuando Roma vivió un momento de expansión gracias al que se dio un bum gastronómico, "algo así como lo que supuso el descubrimiento de América siglos más tarde, con la llegada de nuevos ingredientes", ilustra Ana María Royo.

No es el único guiño cronológico. El hecho de convocar esta actividad en junio rememora también la festividad de las Vestalias, muy importantes y llenas de actos tradicionales que, como sucede hoy en día, se celebraban juntándose a comer. En esos días se honraba a Vesta, diosa del hogar, y era uno de los pocos momentos en los que la mujer alcanzaba cierto protagonisnmo en la androcéntrica sociedad romana.

Lo que se emulará el sábado en Dídola es un banquete propio de la alta sociedad, entre otras cosas, porque es de este estamento del que más huella ha quedado, si bien más recientemente, gracias a los últimos descubrimientos arqueológicos y a las nuevas orientaciones académicas se está poniendo el acento en arrojar luz sobre la vida cotidiana de los romanos.

Ana María Royo: "Lo suelo explicar de la siguiente manera: ahora mismo estamos los que trabajamos para vivir y los que salen en el '¡Hola!'. Pues en la Antigua Roma pasaba lo mismo, y es de las costumbres de estos últimos, de las de la gente con posibles, de las que más constancia ha quedado. Amén de todo el daño que ha hecho Hollywood con sus 'peplum'". Precisamente, uno de los objetivos de recrear lo más fielmente aquellos banquetes romanos es "desmitificar" algunas cuestiones. Por ejemplo, "no acababan todos siempre vomitando, ni mucho menos desnudos, en una bacanal". Son falsos mitos que se mantienen pese a que no será porque no haya curiosidades en torno a la arqueogastronomía romana.

Un ejemplo: en los banquetes de la alta sociedad de la Antigua Roma cada invitado acudía con su propia servilleta. Y en ese mismo trozo de tela se llevaba las sobras que, habitualmente, se les daba a los sirvientes, que estaban un escalafón por encima de los esclavos.

Aunque uno se intente resistir con los métodos defensivos de la tortuga romana, lo cierto es que hay cuestiones que impiden una recreación tal cual de aquellas comilonas. La mayoría de los obstáculos son de origen estrictamente sanitario, pero también hay otros que tienen que ver con la cultura alimentaria actual. O, directamente, con la pandemia. Por ejemplo, en Ideo se proyectaron estas cenas con triclinium, o sea, con los comensales recostados, como en la Antigua Roma. La idea se mantiene para el futuro, pero actualmente la preceptiva distancia social social lo impide y en Dídola se comerá en mesas. 

Gorrión por pollo

Pero hay otras cuestiones. En la antigua Roma una de las carnes más apreciadas y que con mayor frecuencia se servía en ocasiones especiales era el lirón. Hoy el consumo de este animal está prohibido. Contrariamente, el pollo, que tan popular es en la actualidad era entonces un exotismo. Como alimento habitual, los romanos optaban por las perdices, las codornices o, incluso, pajaritos tipo gorrión.

No habrá por tanto el sábado lirón, ni otras recetas de la época en las que se empleaban mucho las vísceras: "No creemos que ahora alguien quisiera comer cerdo relleno de sesos", comenta Royo. Por eso se tratará de emular el recetario romano aludiendo a otros aspectos. Es el caso de la ordenación de las comidas en Gustatio, Primera Mensa y Secunda Mensa, tres pases en los que se servían variedad de platillos, mezclando indistintamente dulce y salado. Eso sí, siempre se debía empezar con alguna receta con huevo y terminar con manzana. De ahí un dicho popular entonces, "Del huevo a la manzana", con el que se quería decir de principio a fin.

Se usarán también especias y miel, que es como se endulzaban entonces los alimentos. E, incluso, una cerveza muy curiosa, traída para la ocasión directamente de Gante, que no lleva lúpulo, un ingrediente que no se añadió a esta bebida hasta el siglo XII. Lo hizo, por cierto, una mujer. Y santa: Hildegarda von Bingen.

Más allá del recetario, la cena acentuará la sensación de viajar en el tiempo con reproducciones de vajilla de la época, de 'terra sigillata', fabricada ex profeso en un taller de Calahorra. Se brindará y se comerá, en concreto, en los modelos catalogados arqueológicamente como Dragendorf 27 y 29. "Pero serán un poco más grandes que los reales, para que quepa más vino. Es que no tenemos esclavos para rellenar las copas tan a menudo", puntualiza Royo.

Y, ojo, porque también habrá espectáculo de la mano del grupo especialista en recreaciones romanas Bona Dea. Con Paloma Casa, que bailará recreando la música y los instrumentos de aquella época, y con Arantxa Monteagudo, que hará de matrona romana, contando muchas curiosidades y vistiendo ropajes romanos que, insiste Royo, en este caso "no son un disfraz, sino una exquisita reproducción".

El precio de esta experiencia es de 35 euros. Aún quedan plazas y se pueden reservar en la web de la Asociación Ideo o en Dídola.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión