Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Gastronomía

Mucho más que arroz tres delicias: así son los restaurantes chinos favoritos de los chinos de Zaragoza

La gastronomía del país asiático tiene un amplísimo abanico de sabores que, a pesar de lo asentada que está la comunidad china, no acaban de traspasar la frontera para los comensales aragoneses. Estas son algunas direcciones que los chinos zaragozanos han elegido como los mejores para aplacar la nostalgia por la cocina de su país natal. 

Xianping (en primer término) y Yong sirven platos en su restaurante Kilinke.
Xianping (en primer término) y Yong sirven platos en su restaurante Kilinke.
Francisco Jiménez

La comida china es quizá, junto a la italiana, la más veterana y asentada en la ruta de la cocina internacional en Zaragoza. A estas alturas puede decirse que un arroz tres delicias, un rollito de primavera o un cerdo agridulce son platos recurrentes en la dieta de un zaragozano medio, por lo menos a la hora de comer fuera de casa. Y, sin embargo, estas recetas representan una parte imperceptible de la amplia y fascinante gastronomía china que todavía permanece, en su mayoría, ajena a los paladares aragoneses.

Ni siquiera la creciente comunidad china en Aragón ha conseguido derribar esa frontera invisible entre la comida china que se pide un español (o se le sirve) y la de un chino, algo con lo que iniciativas como la de 'Nihao, Zaragoza' (Hola, Zaragoza) pretenden acabar. Lo han hecho proponiendo una votación a nativos chinos, a través de tres populares redes sociales en el idioma asiático -Wechat, Youku y Toudou-, sobre los mejores restaurantes chinos de Zaragoza. Con la idea, asimismo, de dar pistas al turismo chino de dónde comer como en casa en el momento en que la pandemia les permita visitar Zaragoza.

En la encuesta han salido elegidos cinco restaurantes como los favoritos de los chinos: Kilinke (antes conocido como Restaurante Estudio, calle Toledo 21), Bar Imperial (Vía San Fernando, 9);  Casa Pan (Anselmo Clave, 47, antes estaba en San Juan de la Peña), Cielo Dragón (Vía Univérsitas, 61) y Bella Ciudad (Zaragoza la Vieja, 35).

El lunes recibieron de manos del gerente de Zaragoza Turismo, Conrado Molina, y del director de Zaragoza Congresos, Miguel Ángel Argente, un diploma de reconocimiento.

Pero, ¿qué nos estamos perdiendo exactamente cuando vamos a un chino y no salimos de la ternera con salsa de ostras?

Acudimos a dos de los cincos restaurantes más votados en la propuesta de 'Nihao, Zaragoza' en busca de las claves de la comida china "de verdad".

En el número 21 de la calle de Toledo nos reciben Xianping Wu y Yong Fen Chen. Hace diez años que están al frente del Restaurant Estudio, que hace poco ha cambiado su nombre por uno chino: Kilinke (si bien en Google aún aparece con el nombre en español). El Kilinke es el ganador de la encuesta en una votación, no obstante, muy reñida.

Reconocen que su clientela es mayoritariamente china, aunque los españoles acuden cada vez en más número. Y no solo repiten, sino que además muchos de ellos se convierten en habituales.

Como ejemplo de su recetario proponen cuatro platos: una empanadillas a la plancha rellenas de carne, uno pollo picante, un arroz con cerdo, ternera y gambas y un pollo Pekín. De este último, Xianping, que además de dueño del restaurante es el cocinero, destaca que es uno de los favoritos de los españoles: "Es muy crujiente y les gusta mucho que no lleve hueso", explica.

Efectivamente, todos los platos son llegar y comer, van ya partidos, con su salsa o aderezo correspondiente. Con todo, el plato estrella de Kilinke es la sopa de fideos. Cuesta 5,5 euros y los chinos la toman sobre todo en las comidas. Se trata de un plato sumamente tradicional y, de facto, el que forma parte esencial del menú diario en el país. Allí y, en realidad en toda Asia, lo que se come con más frecuencia es sopa, especialmente las de fideos. Muy por encima de los rollitos, los arroces o las carnes con salsa que solemos identificar en Occidente con la gastronomía asiática.

En esta variedad creciente de recetas chinas en restaurantes zaragozanos ha influido también la mayor facilidad para conseguir los ingredientes. De un tiempo a esta parte han proliferado los supermercados orientales y la venta al por mayor de productos gastronómicos de esas latitudes

Teresa Wang, en Casa Pan, donde ofrece platos caseros de la tradición China
Teresa Wang, en Casa Pan, donde ofrece platos caseros de la tradición China
Francisco Jiménez

A pocos metros del Kilinke está Casa Pan. Al frente de este establecimiento de la avenida de Anselmo Clavé está Teresa Wang. En este emplazamiento lleva apenas 8 meses, antes estaba en San Juan de la Peña. Cambia solo el entorno, porque la esencia permanece. Teresa se dedica a aplacar la nostalgia de sus paisanos, especialmente de muchos estudiantes chinos que llegan a Zaragoza y que en su cocina buscan reencontrarse con los sabores de casa. "Vienen y me dicen, Teresa, hazme esta receta de mi pueblo, o esto que me hace mi abuela"

Esta simpatiquísima hostelera ofrece platos nuevos casi cada día. En Casa Pan lo mejor es acudir con desprejuicio, hay dejarse sorprender por su variadísima panoplia de recetas caseras y tradicionales que, sin embargo, a los ojos occidentales resultan muy innovadoras.

Teresa, por ejemplo, propone los clásicos 'noodles' (fideos) pero cocinados de forma muy diferente, en frío, a modo de ensalada, con una ternera muy especiada recordando a un fiambre. O tortitas rellenas de huevo y ajo o guisos con el delicado y afamado picor de la pimienta de Xichuan.

Para el próximo lunes, día en que los chinos celebran el Festival del Doble Cinco, en Casa Pan preparan 'sticky rice' envuelto en hojas de bambú y alguna que otra sorpresa más.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión