Ocio y Cultura
Suscríbete

El auditorio de Illueca, de Magén Arquitectos, finalista de la XV Bienal Española

El edificio, inaugurado el pasado enero, es el único de Aragón que aspira a uno de los 20 premios

El auditorio de Illueca, una obra de los arquitectos Jaime y Francisco Javier Magén, es finalista en la XV Bienal Española de Arquitectura, consagrándose así como una de las construcciones más destacadas de nuestro país en los últimos tres años (2018-2020). Es la única obra aragonesa finalista. Del auditorio, inaugurado en enero pasado, se habla mucho en revistas y blogs especializados. ¿Cuál es el secreto de su éxito?

"La idea fundamental, lo que más nos preocupaba, era su integración en el casco urbano de Illueca –relata Jaime Magén–. Un auditorio es un edificio de un volumen importante, y había que integrarlo en una escala de construcciones pequeñas. Lo que hicimos fue descomponerlo en cuatro elementos (vestíbulo, zona de servicios, patio de butacas y caja escénica) y darle a cada uno de ellos una cubierta a dos aguas a diferentes alturas. Y así el juego de volúmenes escalonados se integra mejor". "En las fotos aéreas apenas se distingue –subraya Francisco Javier–, y era lo que perseguíamos: se integra en el entorno, pero también reclama su lugar".

Jaime y Francisco Javier Magén son dos hermanos zaragozanos que abrieron su estudio de arquitectura en 2002. Sus obras han recibido numerosos premios y distinciones, y ya han sido seleccionadas anteriormente en otras ediciones de la Bienal. Fueron premiados en la undécima edición por la sede del Servicio Municipal de Medio Ambiente en las Riberas del Ebro de Zaragoza.

"Es una pena que se cerrara hace años y que ya no se le dé uso -apunta Jaime-. Es un edificio con una sala que a la vez es mirador y que tuvo un uso cultural intenso hace años, porque hubo exposiciones y algún concierto".

Magén Arquitectos ganó un concurso de ideas planteado por el Ayuntamiento de Illueca para levantar el nuevo auditorio en un solar que había recuperado y en el que ya se había empezado a construir un palacio de congresos, aunque la obra se paró. Se aprovechó la cimentación. 

Además de la integración en el entorno, otra de las claves del edificio es su colorido y cómo juega con la luz. "No tenemos un estilo formal, cada proyecto lo empezamos de cero y sin pensar en ningún otro que hayamos realizado antes. Pero sí hay una serie de ideas o preocupaciones que nos mueven: la atención al lugar , la geometría y los materiales –subraya Francisco Javier Magén–. Y con esos puntos de partida se va definiendo cada proyecto". Y su hermano Jaime añade: «En cuanto al material, nos gusta reducir los materiales al límite y luego explorar sus posibilidades. Para el auditorio de Illueca elegimos un ladrillo de color rojizo, cercano al color del palacio del Papa Luna, un ladrillo con texturas que nos ha permitido usarlo de distintas maneras". Una de las señas de identidad del edificio es la celosía sobre su puerta de acceso, que baña el vestíbulo con distintos tipos de luz a lo largo del día. Jaime y Francisco Javier Magén, que han terminado dos centros escolares y dirigen la ampliación de Filosofía y Letras en Zaragoza, han prestado además mucha atención a la acústica de la sala del patio de butacas 

A la Bienal se habían presentado 581 propuestas, de las que el jurado seleccionó 100 y, de ellas, 70 han sido finalistas. El 28 de junio se anunciarán en Barcelona los 20 proyectos premiados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión