Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

El bandido Cucaracha se estrena sobre las tablas con una doble sesión en Sariñena

La obra será interpretada el próximo 5 de junio por el Teatro de Robres y en su reparto, contará con el actor Roberto Nistal, que dará vida al bandolero más famoso de Aragón.

Cartel de la obra
Cartel de la obra
Sariñena

La nueva obra del Teatro de Robres ha suscitado una gran expectación en la localidad de Sariñena, obligando a organizar un segundo pase tan solo unas horas después de anunciarse su estreno. Y es que la ocasión lo merece, por la sed de cultura que crea la pandemia y por el protagonista de la función, el bandolero más famoso de Aragón, Mariano Gavín Suñén (1838-1875), apodado El Cucaracha.

La pieza teatral, que se estrenará el próximo 5 de junio en el cine-teatro El Molino, está basada en la nueva novela de José Antonio Adell y Celedonio García, 'Cucaracha, el bandolero' (Pirineos), que fue presentada hace tan solo unos días en la capital de Los Monegros. Allí el director de la compañía monegrina, Luis Manuel Casáus, ya contó que se trataba de un proyecto que llevaba tiempo en su cabeza y que remató tras leer el borrador de la novela, a lo largo de las difíciles semanas en las que se produjo el confinamiento.

"Se trata de un montaje potente, que coloca al espectador cara a cara con el bandolero", señala Casáus, que ha titulado la obra 'Cucaracha, sangre, amor y muerte en Los Monegros'.

Desde las primeras líneas, el director monegrino explica que tenía elegido a su Cucaracha, el actor Roberto Nistal, por «su emoción y fuerza sobre el escenario». Y deberá tenerla, ya que sobre sus hombros recaerá el peso de la obra y a lo largo del montaje, suya será la responsabilidad de contar en primera persona la vida de Mariano Gavín Suñén, desde su infancia como pastor hasta su precipitada huida a Francia, los motivos que le llevaron a echarse al monte, la forma en la que organizó una banda que campaba a sus anchas por los montes de Los Monegros, Cinca Medio y Bajo Cinca o cómo acabó muriendo junto a varios de sus compinches en una emboscada urdida por la Guardia Civil en el corral de La Nica de Lanaja.

También su manejo de las emociones será clave para llegar a conectar con el público, al que explicará las dificultades de un hombre que nació en un tiempo convulso en el que los terratenientes hacían y deshacían a su antojo y el pueblo estaba condenado a sufrir todo tipo de calamidades. Y de este modo, sin ocultar sus fechorías y maldades, la obra alimentará el mito del que robaba a los ricos para compartir con los pobres.

Para encarnar al personaje, Roberto Nistal cuenta además con la baza de su aspecto físico, con similitudes con Mariano Gavín Suñén, al que siempre se describe como un hombre rudo, moreno y con barba. El reconocido actor, que cuenta con una dilatada experiencia teatral y que lleva colaborando con la compañía monegrina desde 2013, no estará solo sobre el escenario. A su lado, estarán los músicos José Bellosta y Antolín Santolaría, que darán vida a dos de sus compinches y que interpretarán diferentes piezas durante la representación.

Tampoco faltará el amor de su vida, Jobita, interpretada por Ana Sus. El personaje, que aparecerá al final del montaje, resulta clave, ya que, según explica el director, estuvo muy cerca de «obrar el milagro y sacarlo de aquella vida». Y es que, según relata, justo antes de morir, el Cucaracha ya había escrito una carta dirigida a las principales autoridades del momento solicitando su indulto, con el ánimo de marcharse a un nuevo lugar e iniciar una vida diferente con su esposa.

Luis Manuel Cásaus destaca además la «potencia de la escenografía», que permitirá al espectador recorrer algunos de los escenarios en los que Mariano Gavín Suñén llevó a cabo sus principales fechorías así como aquellos que utilizó para esconderse y escabullirse de la Guardia Civil.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión