Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

La Mónica Naranjo más íntima derrocha talento en su vuelta a los escenarios en Pamplona

El pabellón Navarra Arena se vistió con cientos de mesas iluminadas tenuemente con lámparas cálidas.

Mónica Naranjo durante el concierto de este sábado
Mónica Naranjo durante el concierto de este sábado
Efe

La Mónica Naranjo más íntima ha desbordado talento esta noche en Pamplona en su vuelta a los escenarios tras un parón desde el pasado año dentro de su gira ‘Puro Minage’, un concierto en el que el público ha podido redescubrir sus temas con la única compañía sobre el escenario del pianista Pepe Herrero.

Como quien observa por primera vez la hermosura de una cara lavada o un cuerpo desnudo, con esta propuesta Mónica Naranjo ha dejado redescubrir las canciones de ‘Puro Minage’ imprimiéndoles una emoción rasgada con cierto tinte melancólico que ha dado clara muestra de que en ocasiones menos es más y hacen falta pocos artificios para una voz como la suya.

Desbordando complicidad tras el piano ha estado Pepe Herrero, que ha sido el encargado de abrir esta cita solo, prácticamente a oscuras, hasta romperse el público con la entrada de Mónica Naranjo entonando 'Llévate Ahora'.

La velada ha continuado con la que la artista ha calificado como “una de las canciones más sexuales” que nunca ha interpretado, ‘Ahora ahora’, seguida de ‘Qué imposible’, ‘Perra enamorada’, ‘Inmensidad’, ‘Siempre fuiste mío’, ‘Amando locamente’, ‘Abismo’, ‘Mi vida por un hombre’, ‘E Poi’ y ‘E penso a te’.

El broche de oro lo ha puesto ‘Sobreviviré’, una canción con cuya letra, ha reconocido, lloró la primera vez cuando la leyó y a la que ha dado pie reflexionando sobre que con los años ha aprendido que “no hay que sobrevivir, hay que vivir”.

'Minage' fue muy importante para muchas personas, compañía en el sufrimiento y un lugar de refugio ante un mundo demasiado hostil pero también de liberación, y así ha quedado patente en los testimonios de sus fans que, en una serie de vídeos, han dado cuenta a lo largo del espectáculo de lo que este disco fue y sigue siendo para ellos.

Este tiempo sin ofrecer su música en directo no ha sido ajeno para ambos intérpretes, que a pesar de su trayectoria se encontraban “especialmente nerviosos” por volver a ejercitarse “en un lugar que representa tanto”, ha reconocido la cantante.

Precisamente la simpleza de la voz con mayúsculas acompañada de un instrumento clásico por excelencia como el piano han dado más fuerza a los tintes líricos de la artista, especialmente presentes en temas como 'Amore'.

En referencia a esta canción, que en su disco se presenta como un dueto con Nek, ha mostrado su frustración por no haber podido aun interpretar este tema junto a él, aunque del mismo modo ha sido férrea su esperanza de que ese momento pueda llegar a lo largo de esta gira.

No podía imaginarse mejor marco para esta propuesta que el de un pabellón Navarra Arena vestido con cientos de mesas iluminadas tenuemente con lámparas cálidas y rodeadas de un público de emoción contenida difícil de ver en esos tiempos pre pandemia de aglomeraciones de pie frente a un escenario.

El público ha podido disfrutar por fin de la voz de Mónica Naranjo después de que el espectáculo, previsto para el 17 de abril, fuese aplazado debido al cierre perimetral de Navarra y que imposibilitaba la asistencia de un alto porcentaje de personas de otras comunidades que habían adquirido sus entradas.

Tras el concierto en Pamplona, Mónica Naranjo realizará un nuevo parón para dedicarse a la grabación de ‘Amor con fianza’ para Netflix, pero volverá el 3 de julio en Andorra para comenzar, entonces sí, una serie de conciertos a lo largo de todo el verano por distintas localizaciones de la geografía nacional. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión