Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

La venta de entradas para música en vivo cayó un 64% en 2020 por la covid

El sector recaudó 138,5 millones de euros, frente a los 382,5 de 2019, acercándose a niveles similares a los de 2004 y 2005. Se llevaron a cabo 11.851 conciertos, un 87% menos que el año anterior.

Concierto de Love of Lesbian con 5.000 asistentes en Barcelona.
Concierto de Love of Lesbian con 5.000 asistentes en Barcelona.
Alejandro Gracía/Albert Gea

No por esperado el mazazo ha sido menos importante. La música en vivo recaudó con la venta de entradas en 2020 en nuestro país un 63,78% menos que en 2019. La covid-19 arrastró al sector a los niveles que tenía en los años 2004 y 2005, en una "debacle insólita" para la industria. La trágica caída ha quedado plasmada en el Anuario de la Música en Vivo que la Asociación de Promotores Musicales (APM) ha presentado este miércoles. Así, los 382,5 millones de euros recaudados en 2019 por la venta de entradas se convirtieron en 138,5 millones en 2020.

"Llevábamos seis años felicitándonos porque los datos que presentábamos eran muy positivos, con un ritmo ascendente, tras unos años negativos con la resaca de la crisis de 2008. Este año sabíamos que iba a ser un drama. Son cifras devastadoras. Es el peor dato de los últimos quince años y si lo valoráramos con el IPC significaría que estaríamos en unos datos que nos retrotraen a épocas muy lejanas donde la industria del directo estaba muy poco desarrollada", ha lamentado Albert Salmerón, presidente de la APM.

La caída es aún más dramática si se echa un vistazo a lo que ocurre entre los meses de abril y diciembre porque en esos meses el descenso llega hasta el 76,26% con respecto a 2019. En este sentido, Salmerón ha explicado que las cifras generales han quedado "maquilladas" por el buen rendimiento que el sector tuvo entre enero y febrero, que fueron los mejores de la serie histórica, con una subida en la recaudación de enero de más de un 20% y otra, en febrero, de más del 50%. Por si fuera poco, marzo, mes del que solo se pueden contabilizar quince días, mantuvo en 2020 los niveles de 2019. Sin embargo, "agosto fue el peor agosto de la historia con una caída del 85%".

Por comunidades autónomas, Cataluña encabeza la lista en la facturación, superando los 28 millones de euros. Le sigue de cerca Andalucía, con 26,3 millones y la Comunidad de Madrid, con 22,8 millones. Por provincias, la primera del listado es Madrid, con 22,8 millones, seguida de Barcelona, con 21,2 millones y Sevilla, con 6,2.

El número de conciertos y de asistentes por espectáculo también fue cuesta abajo. En 2020 se celebraron un total de 11.851 conciertos, frente a los 91.106 de 2019, un 87% menos, a los que asistieron poco más de 2,5 millones de espectadores, frente a los 21, 6 millones de asistentes que acudieron en 2019, según datos facilitados por la SGAE.

Reivindicaciones

Tito Ramoneda, vicepresidente de la APM, ha hecho hincapié en la "incertidumbre absoluta" que vive en estos momentos el sector. "Siempre hemos dicho que el sector necesitaba primero un salvamento y después un plan de reactivación y recuperación porque esto no va a ser rápido", ha demandado. Y ha ido más allá al exigir que la voz de la industria sea escuchada "antes de que se tomen ciertas decisiones por parte de las administraciones públicas". 

Se refería Ramoneda a la medida que ha tratado de impulsar el Ministerio de Sanidad, que "cortaba de raíz la recuperación de la industria de la música en vivo de cara a los aforos", una medida hacia la que la Federación de la Música de España, donde está incluida APM, ya mostró su disconformidad en un comunicado. La intención de Sanidad era limitar los eventos multitudinarios mientras no se alcance la inmunidad de grupo, algo previsto para finales de verano, y establecer cuatro tramos según el riesgo epidemiológico provincial. 

De esta forma, en las provincias en riesgo extremo -por encima de los 250 casos de incidencia acumulada a catorce días- no se podría celebrar ningún evento de este tipo. "Afortunadamente -ha continuado-, de momento está parado pero esto sería indefendible. La administración pública tiene que contar con todo el sector para regular cómo es la vuelta a esta normalidad. No podemos ser invitados de piedra".

Para Salmerón, resulta "ilógico" lo que se estaba planteando. "Venimos de unos meses con una serie de normativas en cada comunidad autónoma que eran mucho más permisivas de lo que planteaba Sanidad y todo cuando vamos hacia el verano, cuando se está aumentando el ritmo de vacunación y cuando los datos epidemiológicos parece que deberían mejorar mucho más en los próximos meses", sostiene. Además, ha indicado que el sector necesita tiempo para planificar. "No podemos estar a expensas de normativas arbitrarias". Ramoneda, incluso, ha llegado a vincular esta iniciativa a "la lucha política relacionada con las elecciones a la Comunidad de Madrid".

Sobre el futuro

En un entorno de tanta incertidumbre, cabe preguntarse qué va a pasar en 2021. Salmerón reconoce que hasta ahora "no ha sido un año bueno" debido a las restricciones y las limitaciones de aforo impuestas por la crisis sanitaria. El presidente de la APM ha hablado de los cambios constantes, desde aplazamientos a devoluciones de entradas, debido a las modificaciones de los horarios causados por los toques de queda o los confinamientos. "El horizonte sigue siendo complejo, aunque vemos alguna luz al final del túnel. Esperamos que sea un año mejor que 2020; se está trabajando para que así sea, y si no se imponen medidas como las que se pretendía desde el Gobierno, tendremos un verano mejor que el anterior pero estaremos aún muy lejos de la normalidad", ha señalado. "Este es un año para la supervivencia", ha concluido el vicepresidente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión