Ocio y Cultura
Suscríbete

música

La segunda era de Los Bengala

La formación zaragozana de 'garage' pasa de dúo a trío tras la marcha de Borja Téllez y la incorporación de dos miembros

Guillermo Esteban, Guillermo Sinnerman y Álvaro Clemente, con pose felina.
Guillermo Esteban, Guillermo Sinnerman y Álvaro Clemente, con pose felina.
Manuel Medrano

Siete años, dos discos y decenas de intensísimos conciertos después, Los Bengala han cerrado su primera era y acaban de desprecintar la segunda. El dúo que formaron en 2014 Borja Téllez y Guillermo Sinnerman se ha transformado en trío tras la marcha del primero. En su lugar se han sumado al proyecto Álvaro Clemente a la batería y Guillermo Esteban a la guitarra y el bajo.

El hiperactivo Téllez, exmiembro también de The Faith Keepers o de Señoras y Bedeles, ha decidido aparcar la música para centrarse en otras facetas. Lejos de bajar los brazos, su compañero de fatigas Guillermo Sinnerman mantiene la bandera del rock de 'garage' izada y se resiste a cerrar el libro de una de las bandas aragonesas más interesantes y reconocidas de los últimos años. Quiere ampliar un noble legado que comprende los álbumes ‘Incluso festivos’ (2015) y ‘Año selvático’ (2017) y, sobre todo, el prestigio y reconocimiento cosechados a golpe de sudor en una interminable lista de salas de la geografía nacional.

"Abandonar ha sido una decisión exclusiva de Borja por motivos personales que son apoyados y respetados. Al no ser una disolución, el proyecto continúa pero ya como un trío (quizá aumente a cuarteto) ya que no tiene sentido seguir en dúo sin él. En cualquier caso, tiene las puertas abiertas a su vuelta, si así lo considera. Pero el grupo ya nunca volverá a ser un dúo", explica Sinnerman.

Una separación que no mancha lo compartido por este binomio atómico. "Estos años con Borja los valoro sencillamente como la experiencia más importante de mi vida. Hemos viajado, convivido, reído y llorado juntos. Hemos conocido a mucha gente y disfrutado de muchas cosas que nos ha ofrecido la vida. Hemos conseguido logros y compartido frustraciones. He aprendido muchísimo de él. Estoy muy agradecido por todo. Tiene todo mi apoyo y amistad", confiesa.

El pasado 2 de abril se produjo en la Marina de Valencia el bautismo de la nueva formación de Los Bengala. Una celebración en la que compartieron cartel con Futuro Terror y Ginebras. "Fue una experiencia especialmente gratificante ya que hacía año y medio o más que yo personalmente no tocaba en directo y salió todo perfecto. Hubo ‘sold out’, fue un día soleado, hubo reencuentros y, en definitiva, fue un debut inmejorable de la nueva formación. Álvaro y Guillermo lo hicieron genial, como si llevaran en la banda desde siempre", rememora Sinnerman.

Pese al gris panorama que dibuja la pandemia del coronavirus, con la inmensa mayoría de las salas cerradas -el ecosistema natural de Los Bengala-, la intención es seguir rodando y acumulando kilómetros en forma de directos. "Una vez hecho el debut, ya estamos trabajando en nuevas fechas, aunque está todo muy difícil. La naturaleza de nuestra música hace que sea extraño tener un público sentado y distanciado entre sí, pero igualmente lo vamos a hacer", promete.

Tampoco faltan energías para seguir enriqueciendo el repertorio con nuevos temas. "Hay un montón de canciones reservadas de antes que esperamos poder sacar alguna próximamente. El primer objetivo era hacer los directos y ensamblarnos, y ahora nos pondremos a pensar en sacar algo", concluye Sinnerman.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión