Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

El primer disco de Rocky Kan cumple 60 años

El artista forjado musicalmente en Zaragoza e influenciado por la música que escuchaba en la base americana fue el primer rockero solista español de los 60

Rocky Kan.
Rocky Kan.

Zaragoza fue una ciudad pionera del rock a finales de los años 50 y comienzos de la década de los 60 y en esta ciudad surgieron varios de los primeros ‘rockers’ solistas españoles. El más destacado de ellos fue Rocky Kan, un músico forjado en Zaragoza, aunque nacido en Sevilla, e influenciado por su descubrimiento en la base americana del ritmo que tanto determinaría su carrera musical.

En 1961 grabó su primer epé, un álbum que incluía las canciones ‘Pitágoras’, ‘24 mila baci’ (‘24.000 besos’), ‘Mai, mai, piu’ y ‘Rock del fútbol’, y que ahora cumple 60 años. Como señala el periodista y escritor Matías Uribe, autor del libro ‘Zaragoza 60’s’, a esta primera publicación «se le adelantó Chico Valento, que debutó unos meses antes que él, aunque ambos lo hicieron en 1961, lo que significa que los dos fueron los primeros ‘solistas rockeros’ en grabar un disco, no ya en Aragón, sino en todo el país. O sea, auténticos y genuinos pioneros del rock’n’roll en España, aunque en las enciclopedias se les silencie».

José Luis Cano Olivera, nombre real de Rocky Kan, nació en Sevilla en 1942 y era hijo de un inspector de policía. Llegó a Zaragoza con su familia siendo un niño y en su adolescencia tuvo varios trabajos relacionados con la hostelería, uno de ellos como camarero en el bar de oficiales de la base americana. Allí descubrió el rock & roll y escuchó la música de artistas como Elvis Presley o Gene Vincent. Decidió que quería ser cantante de rock y lo fue desde muy joven, en 1957, cuando comenzó a ofrecer sus primeras actuaciones en la capital aragonesa y participó en el programa de Radio Juventud ‘Plataforma de estrellas’, en el teatro Fleta.

«En Zaragoza se gestó la primera revolución rocanrolera de España con cinco cantantes, Rocky Kan, Baby, Chico Valento, Nelo y Gavy Sander’s, forjados en los programas de variedades de la radio local y sazonados en la Base Americana, a las mismas puertas de la ciudad. Todos ellos trabajaron allí o contaron con la amistad de soldados yanquis», recuerda el periodista y escritor Matías Uribe en ‘Zaragoza 60’s’.

A finales de los 50 Rocky Kan decidió instalarse en Barcelona para proseguir su carrera y grabar discos. Consiguió fichar por la discográfica Iberofon, con la que lanzó siete epés y un single entre 1961 y 1965 con versiones de canciones norteamericanas, italianas y francesas, así como algún tema propio.

En 1964 tuvo que incorporarse al servicio militar obligatorio, un parón al que se añadió la nueva revolución musical que trajeron The Beatles. Los gustos musicales de la época cambiaron y no había otra que adaptarse a los nuevos ritmos y estilos. Sus habilidades musicales no solo se limitaban a su portentosa voz. Era, además, un guitarrista excepcional. «Empezó con el rock & roll y terminó tocando temas de Jimi Hendrix con su Fender Jaguar de manera impresionante», recuerda Jorge Cano, su hermano.

Lamentablemente, Rocky no grabó mas discos, aunque siguió actuando en diversas ciudades españolas y dio numerosos conciertos junto a Félix Zapatero (bajo) ­y Tele (batería de Triana). Se retiró hacia finales de los 60 y a partir de entonces montó varios negocios de hostelería en la capital aragonesa, entre ellos una de las primeras discotecas de la ciudad, Samantha’s. Siempre llevó la música en su pensamiento y en su corazón, hasta su fallecimiento en un accidente de tráfico el 28 de diciembre de 1992. Tenía 50 años.

En 2016 el Club de Amigos del Disco Aragonés editó un doble elepé que recoge todas sus canciones (a la venta en Discos Linacero), aunque su figura y su legado «debería estar más presente. En aquellos años fue el revulsivo del rock & roll en España –añade el hermano del cantante–. Miguel Ríos me afirmó que Rocky Kan fue el primer rockero español y que si en vez de irse a Barcelona se hubiera ido a Madrid habría sido la mayor estrella del rock».

Primer epé
Portada del primer epé de Rocky Kan
-

A mediados de 1961 la discográfica Iberofon lanzó el primer epé de Rocky Kan, que contenía tres canciones del artista italiano Adriano Celentano, muy popular en aquel momento: ‘Pitágoras’, ‘24 mila baci’ (’24.000 besos’) y ‘Mai, mai, piu’. El disco también incluía un cuarto tema, ‘Rock del fútbol’, que firmaron Grau y Carol, dos compositores a sueldo de la compañía discográfica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión