Ocio y Cultura
Suscríbete

artes escénicas

El circo entra en la escuela para fomentar la creatividad de niños y adolescentes

La compañía D’Click y el colectivo Noray inician un proyecto pionero para convertir esta arte escénica en una herramienta pedagógica en Aragón.

Laura Tajada, del colectivo Noray, en la charla que ha dado este jueves en el IES Andalán.
Laura Tajada, del colectivo Noray, en la charla que ha dado este jueves en el IES Andalán.
Toni Galán

Este jueves ha sido un día muy especial para los alumnos del IES Andalán de Zaragoza. Por espacio de dos horas, han sido los protagonistas de un proyecto pionero e innovador que trata de acercar el mundo del circo a las escuelas con el objetivo de fomentar la creatividad en niños y adolescentes. Esta iniciativa, auspiciada por la compañía aragonesa D’Click con la colaboración del colectivo de mediación cultural Noray y con el apoyo financiero de Zaragoza Cultural, también la disfrutarán en el CPI La Jota y el CEIP Andrés Manjón, y en diferentes niveles educativos, desde 5º de Primaria hasta 2º de ESO.

Esta acción gira en torno a una de las obras más reconocidas de la compañía aragonesa, ‘Isla’, donde cuentan la historia de tres náufragos que deben enfrentarse unidos al desafío de construir un barco para partir rumbo a casa. Con ella, transmiten valores como la unión entre compañeros, combinando diferentes técnicas del ámbito circense, como las acrobacias, junto con el lenguaje escénico. Partiendo de este hilo conductor, el circo se revela como una herramienta pedagógica en el centro docente para desarrollar diferentes competencias básicas: desde la expresión escrita, el pensamiento crítico o la oralidad, hasta valores intrínsecos de la propia representación, como son la confianza, la compañía, la responsabilidad y la diversidad.

La idea partió de D’Click, un colectivo circense nacido en Zaragoza en 2010 y que en 2017 recibió el Premio al Mejor Espectáculo de Circo Aragonés. “Habíamos actuado con anterioridad en muchas campañas escolares. Pero queríamos dar un paso más, desarrollando un proceso curricular en el aula con educadoras para alimentar el interés participativo de los jóvenes hacia las artes en vivo acercando las artes escénicas, en especial el circo, al aula. Desde que comenzamos a idearlo, hemos querido romper la barrera que existe entre el teatro y el aula, haciendo que los jóvenes se impliquen en el espectáculo de otro modo y creando público crítico y reflexivo”, explica Javier García, cofundador junto a Ana Castrillo y el belga Hugues Gauthier.

Una labor para la que han contado con el asesoramiento y apoyo del colectivo Noray, consagrado a la mediación cultural, la educación y la producción artística. “El circo, a nivel curricular, facilita el estudio y la comprensión del género dramático que es uno de los tres pilares de la asignatura de Literatura. A nivel metodológico, permite trabajar la colaboración y el pensamiento divergente. Y a nivel emocional, tiene la capacidad de movilizar valores como la confianza, la constancia y la creatividad”, sintetiza Laura Tajada, en representación de sus compañeras Alejandra Araguas y Pepa Enrique.

En la actividad realizada este jueves en el IES Andalán han reflexionado junto a los alumnos sobre las diferencias entre el teatro y el circo. “Todos conocían a algún actor de teatro pero muy pocos conocían a algún artista de circo. Hemos profundizado en los orígenes y la historia del circo. Hemos hecho alguna dinámica física para experimentar a través del propio cuerpo valores circenses como la confianza y la seguridad. Hemos hablado sobre lo que se imaginan que se van a encontrar en el teatro a partir del cartel de ‘Isla’”, revela Tajada.

Esta experiencia, que esperan que pueda extenderse a otros centros de Aragón, ha sido recibida con mucha ilusión por profesores y estudiantes. "Fue una sorpresa inesperada cuando nos propusieron este proyecto. Ha sido un año complicado para una asignatura basada en la representación. Lo hemos resuelto con teatro leído. Pero esta oportunidad de llegar a actores y escenarios reales es fundamental para que el alumno sienta la materia, además de contar con explicaciones previas y posteriores a la obra. Todos estamos implicados en una actividad que no se presenta como una salida sin más del aula, sino que se entiende como una necesidad de la programación”, agradeció Javier Fatás, profesor de Lengua y Literatura y Artes Escénicas del IES Andalán.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión