Despliega el menú
Ocio y Cultura

cine

Cuando Antonio Banderas se zambulló en Ramón J. Sender en Calatayud

En 1985, el director Francesc Betriu adaptó al cine 'Réquiem para un campesino español' con un rodaje que transcurrió en Aragón.

María Luisa San José, Antonio Banderas y Antonio Ferrandis, en Zaragoza en 1985.
María Luisa San José, Antonio Banderas y Antonio Ferrandis, en Zaragoza en 1985.
Juan González Misis

El próximo viernes la compañía aragonesa Che y Moche llevará al Teatro Principal de Zaragoza su adaptación de ‘Réquiem por un campesino español’, del también aragonés Ramón J. Sender. Un acontecimiento que, sin duda, retrotrae, a la aproximación que realizó el mundo del cine al mismo texto hace casi cuatro décadas. Una película, dirigida por Francesc Betriu y con un elenco actoral capitaneado por Antonio Banderas, que fue filmada en la Comunidad y que tuvo una importante presencia de artistas de la tierra.

El rodaje acaeció en la primavera de 1985 con el campamento base instalado en Calatayud. Chodes, Arándiga y Embid de la Rivera fueron elegidas las ubicaciones principales de la filmación. José Verón Gormaz fue testigo directo de aquellas jornadas. “Fueron muchas las tardes que en compañía de Carlos Moncín, fotógrafo admirable, asistí al rodaje de la película. En la plaza de Chodes y en Embid de la Ribera vimos nacer, más bien crecer, aquel intenso drama de un joven acosado por la violencia autoritaria de los nuevos amos de la patria, que imponían su ley por medio de las armas, enemigas de la razón. Sender lo había publicado en 1950: treinta y cinco años después está transformándose en cine”, relata.

El reparto que logró reunir Francesc Betriu fue excepcional: Antonio Banderas (Paco el del Molino), Antonio Ferrandis (mosén Millán), Ana Gracia (Águeda), Terele Pávez (la Gerónima), Fernando Fernán Gómez (don Valeriano), Eduardo Calvo, María Luisa Sanjosé, María Isbert, Emilio Gutiérrez Caba, Simón Andreu, Paco Algora, Antonio Iranzo... Entre la representación aragonesa destacaban José Antonio Labordeta, Chema Mazo y Pilar Delgado y diversos intérpretes de los grupos de teatro aragoneses como La Taguara, Teatro del Alba o Teatro de la Ribera. También apareció el Pastor de Andorra en la célebre secuencia de la ronda y se produjo la visita de Asunción Sender, hermana del escritor. 

Luis Alegre también asistió al rodaje y fue allí donde conoció a Antonio Banderas, con el que ha mantenido una gran relación desde entonces. “Conocí a Antonio en Calatayud, durante el rodaje de ‘Réquiem por un campesino español’, adonde me llevó Alejo Lorén. Antonio estuvo un par de meses encarnando a Paco el del Molino en Chodes, Arándiga y Embid de la Rivera. Tenía 23 años y acababa de empezar en esto. Todos los sábados salíamos a cenar en Calatayud con Ana Gracia y acabábamos en la habitación de su hotel, muertos de risa. Antonio se acuerda muy bien de aquel rodaje, de Paco Betriu, de Terele Pávez, de José Antonio Labordeta, de Ferrandis y de Fernán-Gómez. Y de una escena en la que tenía que subir una cucaña”, rememora Alegre.

El estreno de la película en el hoy desaparecido Cine Don Quijote de Zaragoza se produjo en septiembre de 1985 y contó con la presencia de Antonio Banderas, Antonio Ferrandis y María Luisa San José.

Etiquetas
Comentarios