Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

cine. artes & letras

Recordando al cineasta turolense Segundo de Chomón en su 150 aniversario

Teruel rendirá homenaje a uno de los precursores del cine, director y truquista, que trabajó en 'Napoleón' con Abel Gance y realizó casi 500 películas

Uno de los retratos más conocidos de Segundo de Chomón.
Uno de los retratos más conocidos de Segundo de Chomón (1871-1929).
Archivo Sánchez Millán.

A finales del siglo XIX, en el año 1895, se inventa el Cinematógrafo. El Gobierno francés concedió la patente, el día 13 de febrero de 1895, a los inventores del aparato de toma y proyección de imágenes fotográficas, los hermanos Augusto y Luís Lumière.

Segundo de Chomón y los Gimeno, Tramullas y Coyne fueron por aquellos años de finales del siglo XIX y principios del XX de los primeros que manejaron y manipularon su soporte, llamado celuloide, el mismo material que era el utilizado en la fotografía, inventada ya en el año 1839 por Niepce y Daguerre.

En los últimos cincuenta años, por el interés de estudiosos del cine, se van descubriendo sus historias, pues no quedaron claramente escritas.

Únicamente los periódicos, con pequeñas noticias, nos dejaron constancia de la exhibición de sus películas en pueblos y ciudades. El motivo era que el cine se concebía como un entretenimiento en barracas o garitos de feria, durante las fiestas patronales.

La tecnología de los aparatos, tanto en su toma o filmación como en su exhibición, funcionaba a manivela y ello conllevaba una imperfección, ya que su tracción era manual.

Aragón, en los principios del cine en España, dio buenos profesionales artesanos y autodidactas para este nuevo invento de “magia y fantasía”.

La mayoría de estos personajes tuvieron que emigrar ya que en muy pocas ciudades en el mundo había infraestructuras para desarrollar una industria cinematográfica, en nuestro caso, de técnicos artesanos e inventores de imaginativos trucos y magias, posteriormente llamadas por su desarrollo nuevas tecnologías, para que en las ciudades las personas soñasen, riesen, llorasen o admirasen tras haber descubierto con el cine otro lenguaje: el de la imagen cine-fotográfica.

Han pasado 125 años desde este invento del Cinema y siempre tendremos que reconocer a estos aragoneses que se fueron para desarrollar su saber, su ingenio y su trabajo, ya que aquí no lo había.

Segundo Chomón (1871-1929), del que se cumplen 150 años de su nacimiento en Teruel, fue un buen entendido en fotografía en el apartado de la técnica en el laboratorio. Operador de laboratorio de química fotográfica, manejó todos sus ‘trucos’ referentes a sobreimpresiones, tapados o zonas de reserva de filmación para posteriormente invertir esa reserva y filmar nuevamente esos nuevos planos, plantillas, maquetas , etc.; ya no digo los virajes con la química fotográfica con los distintos colores en que se coloreaban los filmes de aquellos principios del cine; rojo, azul, verde y sus variantes sustractivos, en los celuloides ortocromático y pancromático.

Segundo de Chomón los utiliza en sus obras continuamente, ya que esas técnicas estaban en proceso de realización en los estudios de fotografía de las grandes ciudades a los pocos años del invento de la fotografía, en los tiempos de Henry Fox Talbot y Eugène Disdéri …

De la barraca de feria a la narración

Los hermanos Lumière en pocos años fueron abandonando la producción por los cambios del público asistente, que demandaba otros temas e historias más trascendentes que hasta entonces, pues los únicos atractivos eran los exagerados movimientos o ritmos de las imágenes, además de magias y trucos para “las risas”.

En cambio, Segundo de Chomón se adaptó a las demandas y gustos de los espectadores. En sus treinta años de realizador y productor de filmes trabajó principalmente en tres ciudades: Barcelona (Chomón, Phaté-Fréres / Chomón y Fuster / Hispano Films/ Chomón-Gaumont/ Ibérico-Phaté); París (Phaté-Fréres) y Turín (Itala-Film / Milano-Film).

La variedad en sus realizaciones y colaboraciones -según los historiadores Juan Gabriel Tharrats, Manuel Rotellar, Alberto Sánchez y Agustín Sánchez-Vidal- le permitieron hacer y participar en  alrededor de 500 filmes, cantidad impensable aún ahora para aquellos años de los principios del mundo de la Cinematografía.

En las tres primeras décadas del cine 1900-1930 es cuando se desarrollan los principales cambios en el cine. Fue la época del mudo al sonoro, aunque en 1929 Segundo Víctor Aurelio Chomón y Ruiz falleció inesperadamente a los 58 años de edad en París.

En el año 2002 se cumplieron cien años desde que Chomón se había instalado en Barcelona y montó un taller de coloreado de celuloide. Se le preparó un homenaje, finalizando el acto en la Casa de Aragón, en la calle Joaquín Costa. Asistió, al ser invitado, el Presidente de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza de entonces, Alberto Sánchez Millán, organizador del Centenario de su nacimiento en Teruel y Zaragoza en el año 1971.

El Ayuntamiento de Zaragoza, dentro de las Jornadas Culturales del año 1971, centenario del nacimiento de Segundo de Chomón, promovió unas sesiones de Cine Aragonés, organizadas por el Cine Club Saracosta y se descubrió en Teruel una placa conmemorativa en la fachada de la casa donde nació.

ALGUNOS FILMS DE CHOMÓN

‘Alí Babá’, 1902; ‘Sansón y Dalila’, 1902; ‘La vida de Jesucristo’, 1903; ‘La maleta de Barnum’, 1904; ‘El hotel eléctrico’, 1905-1908; ‘La gallina de los huevos de oro’, 1905; ‘La casa embrujada’, 1908; ‘Las sombras animadas’, 1908; ‘Excursión a la Luna’, 1908; ‘La hija del guardacostas’ 1910; ‘Cabiria’, 1913-1914; ‘Maciste’ 1915; ‘Napoleón’, la famosa película de Abel Gance, 1927.

* Julio Sánchez Millán es operador cinematógrafo por la Escuela Oficial de Cine de Madrid, 1965; fotógrafo, por la Escuela Ingeniería Industrial de Barcelona, 1975 y Operador de Laboratorio de Química Fotográfica, 1975.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión