Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

NARRATIVA. OCIO Y CULTURA

El escritor Ramón J. Sender habría cumplido hoy 120 años

Candidato al Nobel y precursor de la autoficción en ‘Crónica del Alba’, será objeto de varios homenajes en Huesca y se remodelará el Espacio Sender

Sender cumpliría hoy 120 años.
Ramón J. Sender es uno de los grandes narradores españoles del siglo XX.
Archivo Heraldo.

Fernando Savater dijo hace algunos años que los tres grandes narradores españoles del siglo XX eran Benito Pérez Galdós, Pío Baroja y el altoaragonés Ramón J. Sender. Tal día como hoy, hace 120 años, nació el Chalamera el autor de ‘Monte Odina’, autor de una obra variada, donde hay de todo en una extensa producción: narrativa, en novela y cuento, ensayo, teatro, poesía y un espléndido volumen de memorias: ‘Álbum de radiografías secretas’, que apareció poco después de su muerte en San Diego (California) en 1982.

Ese libro es un perfecto viaje por una vida rica en aventuras humanas e intelectuales: su pasión por el periodismo, que ejerció en Huesca y Madrid, su estancia en la guerra de África, sus agitados años en la II República, la Guerra Civil, el asesinato de su mujer Amparo Barayón, y finalmente el exilio, primero en México y definitivamente en San Diego, donde fallecería. En ese volumen, lleno de detalles, Ramón José Sender hablaba de sus devociones: la admiración que sintió por la pensadora Simone Weill, su amistad con Bertrand Rusell y algunas partidas de ajedrez que jugaron juntos, la animadversión hacia Hemingway o el cariño con que trata al novelista Louis Ferdinand Céline.

Ramón José Sender fue, con su paisano Javier Tomeo, el único aragonés propuesto al Premio Nobel, a iniciativa de unos 400 profesores norteamericanos, canadienses, centroamericanos e hispanoamericanos, tal como recordaba ayer en Huesca el especialista Luis Gómez Caldú.

Sender es, ante todo, novelista. Y, además, un novelista muy plural, que exploró diversos registros: novela política, sentimental, psicológica, histórica, del oeste, fantástica y aún esotérica, y también fue un maestro de la denominada autoficción, a través de ‘Crónica del Alba’ (1942), su gran friso autobiográfico compuesto por nueve novelas. A ellas, se suman tírulos como ‘Imán’, ‘ 'Réquiem por un campesino español’, ‘Míster Witt en el Cantón’ (novela por la que ganó el Premio Nacional de narrativa en 1936, que acaba de ser publicada por Contraseña). En los próximos meses, se reeditará ‘El lugar de un hombre’, que se inspiró en el famoso crimen de Cuenca, aunque Sender -aragonés hasta la médula: la presencia del paisaje y de la historia y la evocación impregnan su obra- la llevó a sus tierras del Cinca. La novela apareció en 1939 y la revisó en 1958, algo que era muy frecuente en el novelista.

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) realizará distintas actividades para divulgar su figura. Empezará por adecuar el Espacio Sender, situado en el Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA), un lugar de referencia para estudiosos y curiosos, donde se conservan cartas, manuscritos, fotografías, y numerosos objetos: su agenda personal, su reloj, la mesa donde escribía en San Diego (California), las primeras ediciones de sus obras, los cuadros que pintó, etc. Más de 400 escolares visitan cada año este espacio para conocer la figura del escritor.

En los próximos meses, se reeditará ‘El lugar de un hombre’, que se inspiró en el famoso crimen de Cuenca, aunque Sender -aragonés hasta la médula: la presencia del paisaje y de la historia y la evocación impregnan su obra- la llevó a sus tierras del Cinca.

El director del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA), Alberto Sabio, anunció ayer que a lo largo de este año y en 2022, que se cumplirán 40 años de su muerte, se van a realizar numerosos actos en su honor. El 15 de marzo Edurne Portela impartirá la tradicional conferencia Sender.

La huella de Aragón en su obra es constante. También es uno de los escritores españoles más llevados al cine: ‘Valentina’ y ‘1919’, por Antonio J. Betancor, ‘Las gallinas de Cervantes’ de Alfredo Castellón, ‘El rey y la reina’ de José Antonio Páramo, ‘Réquiem por un campesino español’ por Francesc Betriu, y Carlos Saura rodó ‘El Dorado’, vinculado a ‘La aventura equinoccial de Lope de Aguirre’, y Pilar Miró hizo ‘El crimen de Cuenca’, con ecos de ‘El lugar de un hombre’, entre otros títulos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión