Despliega el menú
Ocio y Cultura

Inclu i Arte, una asociación que enseña música y danza ajóvenes con talento y sin recursos

Cinco artistas de larga trayectoria dan clases desde hace un año a una treintena de alumnos en El Túnel del barrio Oliver

Clase de danza de Inclu i Arte en el Centro de Artes El Túnel, del barrio Oliver.
Clase de danza de Inclu i Arte en el Centro de Artes El Túnel, del barrio Oliver.
Toni Galán

"Inclu i Arte nació como una iniciativa solidaria para ayudar a que los jóvenes desarrollen todo su potencial. Hay gente, como me ha pasado a mí, que necesita ayuda para lograrlo, así que para eso creamos la asociación, para impulsar a todos los jóvenes que tienen talento y quieren formarse, pero que quizá no tienen los recursos para ello". El contratenor aragonés Sergio García es uno de los promotores de Inclu i Arte, asociación cultural creada hace poco más de un año en Zaragoza para dar clases de música y danza a jóvenes y adultos que lo necesiten.

A mediados de febrero del año pasado inició su andadura en el Centro de Actividades para Jóvenes El Túnel, en el barrio Oliver, y aunque la pandemia truncó en buena parte sus aspiraciones (suspendieron clases, en octubre las retomaron, en noviembre tuvieron que cerrar, volvieron en diciembre), en la actualidad da formación a una veintena de jóvenes. Durante el confinamiento las clases han sido ‘online’ y en la actualidad son presenciales, aunque siempre con las máximas medidas de seguridad. "Si no hemos hecho más difusión de nuestras actividades –apunta Sergio García–, es porque tampoco podemos crecer de momento mucho más. Las medidas adoptadas por la pandemia son muy estrictas en la cuestión de los aforos, y las salas donde damos clase apenas nos permiten hacer más de lo que ya hacemos".

No cualquiera puede acudir a las clases. "Al estar vinculados a una casa de juventud, los alumnos deben tener entre 12 y 30 años –relata Sergio García–. Luego, obviamente, hay que tener una cierta preparación previa, unas condiciones. A los que quieren aprender a cantar, por ejemplo, se les hace una pequeña prueba de voz y de afinación, se comprueba su sentido del ritmo y, si tienen condiciones, se les admite. Puede participar todo el mundo siempre que tenga cierta predisposición artística y quiera mejorar». Luego llega el tema económico. «Al ser una asociación sin fines de lucro, como somos una entidad fundamentalmente solidaria e inclusiva, se estudia la situación económica de cada caso y se actúa en consecuencia. Nadie queda excluido por razones económicas».

De momento Inclu i Arte da clases en cinco disciplinas: ballet, canto, danza tradicional, lenguaje musical e iniciación al canto y coro. El profesorado es competente y variado. Canto, lenguaje musical, piano y coro corren a cargo de Sergio García, contratenor especializado en música barroca tardía pero casi con 60 ‘Carmina Burana’ a sus espaldas y 25 años de trayectoria profesional sobre el escenario. En esas disciplinas cuenta con la ayuda de la soprano Ascensión Milagro, discípula de Pilarín Andrés, y el tenor Ramón Martínez, que colabora habitualmente con el grupo Elegía, con el que ha realizado grabaciones.

Las clases de danza corren a cargo del bailarín y coreógrafo nicaragüense Eduardo Aburto, y la danza tradicional es impartida por Víctor Guerrero, conocido bailador de jota vinculado a grupos como Roldán del Alto Aragón, Danzar o Carisma Aragonés, entre otros. "Tenemos dos patronos, Baluarte Aragonés y Cruz Roja –añade Sergio García–. Y, además, colaboramos con la Fundación Ibercaja, en cuyo centro cultural del Actur damos clases de coro. Colaboramos también con la Junta de Distrito del Barrio Oliver, con el Servicio de Juventud... con todo aquel que quiera ser solidario y ayudar a los demás a desarrollarse. En Baluarte, como no es una casa de juventud, damos clase a alumnos de entre 7 y 50 años". En total tienen a 18 en danza, 8 en canto y coro, 2 en piano... Hay clases a lo largo de toda la semana y se prepara ya una gala fin de curso. "Intentamos que gente con vida estable conviva con otra menos favorecida –concluye Sergio García–. Hoy, más que nunca, la sociedad necesita sentirse unida".

Mariano García

Etiquetas
Comentarios