Despliega el menú
Ocio y Cultura

Gastronomía

PINtura y cocina

Juan Carlos Callejas: “Los colores me dan más vida, más luz y más energía”

El pintor y cocinero celebra sus primeros 25 años en el arte y expone ‘Atemporal’ en el Museo Diocesano de Barbastro

Juan Carlos Callejas expone 'Atemporal' en Barbastro.
Perfil del artista en el Museo Diocesano de Barbastro. Al fondo, un cuadro rojo.
Archivo Callejas.

Cumple 25 años en la pintura y expone hasta el 26 de marzo 'Atemporal' en el Museo Diocesano de Barbastro. ¿Cuál es el balance?

Muy positivo! Pienso en mis comienzos y ni en mis mejores sueños habría imaginado tener la oportunidad de realizar tantas exposiciones, formar parte de las colecciones de organizaciones de prestigio o que tantas galerías y empresas de interiorismo se interesaran por mi obra. No puedo estar más contento.

¿De qué se siente especialmente satisfecho?

La verdad es que de todo lo conseguido por igual, de cada una de las exposiciones en las que he tomado parte, de cada premio recibido, de cada viaje realizado... En general, de cada una de mis obras adquiridas por particulares o instituciones para formar parte de sus colecciones. Todo es una gran motivación.

El arte suele nacer también de la incomodidad, de la búsqueda. ¿Qué sigue buscando?

Más que buscar, lo acabo encontrando fruto del desorden, de mezclar colores e ideas hasta dar con el resultado de forma orgánica.

¿Por qué una pintura tan matérica, de texturas, de rugosidades? ¿Recuerda si fue una elección o una paulatina inclinación?

En mi caso nada ha sido elegido, todo ha ido apareciendo. Siempre me han atraído mucho las texturas aunque ahora estoy realizando obras más planas pero con más perspectiva.

¿En qué consiste para Juan Carlos Callejas pintar, qué le da la pintura, qué intenta darle al lienzo?

Pintar es crear, es plasmar mi mundo. El lienzo empieza en blanco, como mi mente, nunca concibo nada antes de hacerlo.

¿Qué es 'Atemporal', qué perseguía en esta obra llena de color? Parece que hay una apuesta más exuberante frente a la contención anterior.

Es la atracción que tengo a los colores primarios. Desde el postconfinamiento estoy trabajando obras con más color. Los colores me dan más vida, más luz y más energía; creo que al final los sentimientos y el estado de ánimo se reflejan en las obras.

¿A qué tiempo concreto quiere hacer referencias?

A esta época que estamos viviendo, con todos los cambios que ha supuesto en nuestras vidas la presencia del virus.

¿Qué lugar ocupa la gastronomía en su vida?

Era uno de mis mayores hobbies hasta que hace doce años empecé a hacer colaboraciones en la cocina y acabé atrapado por este mundillo que no conocía. Me gustó tanto que al final ha sido mi principal forma de ganarme la vida.

¿Qué tipo de cocina le gusta practicar, cómo son sus recetas y sus mezclas?

Me encanta la cocina tradicional española, pero también la influencia de otros países y experimentar fusionando su cocina con la nuestra. También me inspiran mucho los paisajes al crear y presentar los platos.

"Recuerdo que en una exposición en Gijón una señora se acercó a uno de mis cuadros y rompió a llorar. Me dijo que esa obra le había removido y le hizo recordar vivencias. Es todo un orgullo llegar a provocar una emoción tan profunda en alguien"

¿Qué vínculo existiría entre pintura y gastronomía?

Arte y gastronomía: el vínculo es crear y el resultado se plasma en el plato. 

¿Qué libro va a publicar, cómo es ese proyecto?

Este es un proyecto que empezó en el 2020 y se titulará Arte y gastronomía. Son mis recetas de cocina combinadas con cuadros que representan distintos ingredientes, como pueden ser el chocolate, el aceite, el vino… Se trata de jugar con sus texturas y plasmarlas en las obras.

¿Cuáles los artistas de tu vida? ¿Los que te han marcado?

Chillida, Tàpies, Barceló y Anselm Kiefer 

A alguien que solo entienda la figuración, ¿cómo le explicaría sus cuadros y lo que quiere hacer? ¿Qué le invitas a ver y a sentir?

Aunque para mí cada creación, cada forma, cada mezcla de colores tiene un significado, entendería que cada persona tuviese una percepción distinta de mi obra. Eso es precisamente lo que más me gusta. Recuerdo que en una exposición en Gijón una señora se acercó a uno de mis cuadros y rompió a llorar. Me dijo que esa obra le había removido y le hizo recordar vivencias. Es todo un orgullo llegar a provocar una emoción tan profunda en alguien y es algo que nunca dejará de sorprenderme.

Juan Carlos Callejas expone 'Atemporal' en Barbastro.
Cuatro piezas de color y texturas en el Museo Diocesano de Juan Carlos Callejas.
Archivo Callejas.
Etiquetas
Comentarios