Despliega el menú
Ocio y Cultura

Un 'Botticelli' de 65 millones de euros

Sotheby's pone este jueves a la venta 'Joven sosteniendo un medallón', un retrato de la mejor época del famoso pintor del Renacimiento.

'Joven sosteniendo un medallón', de Botticcelli.
'Joven sosteniendo un medallón', de Botticcelli.
Vocento

Hasta llegar a Sotheby's y posicionarse como la estrella de las subastas de arte clásico de los últimos años, el retrato realizado por el pintor renacentista Sandro Botticcelli que sale este jueves a la venta con una estimación de remate de 80 millones de dólares (65,75 millones de euros) ha pasado por un largo historial de indiferencias. La primera, referida al propio artista italiano. Tuvo mucho éxito en vida, pero pasó después de su muerte a un segundo plano porque se le veía inferior a Rafael y Miguel Ángel. Solo desde el siglo XIX se le empezó a mirar con otros ojos.

El propio retrato, titulado 'Joven sosteniendo un medallón', estaba colgado sin pena ni gloria en la entrada a una habitación de la mansión que tiene en Gales el barón de Newborough. El astuto marchante Frank Sabin le visitó en 1938 y se fijó en la obra. El aristócrata no tenía una idea clara sobre ella, y Sabin tampoco se lo dijo. Le ofreció una discreta suma de dinero y luego, en 1941, se lo vendió al científico Thomas Merton por al menos un millón de libras. En su última venta, ya en 1982, costó algo menos, 800.000 libras, aunque todo el mundo conocía su valor artístico porque antes y después ha estado colgado en la National Gallery de Londres y también en la de Washington, así como en el Metropolitan de Nueva York, entre otros museos.

Con estos antecedentes, la expectación es máxima. Solo ha sobrevivido una docena de retratos de Botticcelli, y la mayoría está en los museos; en manos privadas quedan tres. Hay otros 'Botticelli' en colecciones particulares, como 'Madonna y el Niño con San Juan Bautista', conocida también como 'Madonna Rockefeller' por haber pertenecido a la colección privada de ese magnate. Salió a subasta en 2013 y alcanzó los 10,5 millones de euros. Lo de ahora es diferente. La pintura religiosa sube menos de precio que los retratos. El clero pagaba lo justo y los maestros dejaban buena parte de su ejecución en manos de los artistas de su taller. En cambio, los potentados querían salir bien y estaban dispuestos a recompensarlo. Por eso los artistas como Botticelli se ponían ellos mismos a la obra.

Revolución en el retrato

El 'Joven sosteniendo un medallón' es una maravilla irresistible para todo aficionado al arte que pueda soltar un centenar de millones sin despeinarse. Los últimos estudios datan el cuadro entre los años 1480 y 1485.

Poco antes de la primera fecha Botticelli pintó 'Primavera', y hacia la segunda firmó 'El nacimiento de Venus'. Es el mejor periodo del pintor. Además, ejemplifica la revolución en el arte del retrato que se estaba produciendo en esos tiempos. De ser un objeto decorativo que se apreciaba por el parecido con la cara del retratado, pasó a considerarse un estudio de la personalidad y del fuero interno del personaje. Los que vinieron detrás siguieron esta perspectiva, en cuyo punto de partida está Botticelli, educado como orfebre y que ya reivindica con estos cambios estéticos su estatus de artista -de humanista- en la República de Florencia gobernada por los Médici.

Etiquetas
Comentarios