Despliega el menú
Ocio y Cultura

HISTORIA. ARTES & LETRAS

525 Pensamientos del emperador Napoleón Bonaparte

Honoré de Balzac, ferviente admirador del general corso, compió sus ‘Máximas y pensamientos', libro que publica editorial Mármara

Balzac y Napoleón Bonaparte.
Detalle de uno de los cuadros de Napoleón, realizados por David.
Jacques-Louis David.

Un navío rasga las olas con delicado descuido. Frágil, mecido por el viento que amenaza con quebrarlo, logra maniobrar hasta atracar en puerto. Pronto descienden marineros y soldados, y de su vientre surge una conocida silueta. Los lugareños comienzan a agolparse a su alrededor. Unos lo insultan, otros lo vitorean. El emperador emprende el camino incierto hasta París. Aquel polizón en su propia patria haría huir a un rey, al mando del mismo ejército que el prófugo monarca había enviado para capturarle, y volvería a hacer temblar a Europa durante cien días más.

Napoleón Bonaparte es de sobra conocido por su faceta de militar, de golpista contra la caótica y bisoña República Francesa emergida de la revolución y, por supuesto, por ser dueño de un imperio que estuvo a punto de unificar bajo su estandarte todo el continente europeo. Pocos años después de su muerte durante su cautiverio en la isla de Santa Elena, el célebre escritor Honoré de Balzac, ferviente admirador del general corso, escribió las ‘Máximas y pensamientos de Napoleón’ en las que recopiló con esmero las numerosas frases, ideas y pensamientos que el emperador de los franceses fue pronunciando y escribiendo a lo largo de su existencia. 

De todas ellas, Balzac realiza una selección hasta recopilar un total de 525 aforismos con la doble intención de reflejar las muy diferentes etapas vitales de Napoleón bajo un prisma cronológico, y además permitir que el lector del futuro advierta un Bonaparte que fue personaje y persona, y no quede atrapado únicamente en el retrato que los vencedores quisieron hacer de él.

A lo largo de las páginas el lector se encontrará con un ser humano colmado de luces y sombras. Palabras de sabiduría son sucedidas por otras arrogantes, o preñadas de ilusiones, decepciones y deseo. Son precisamente estos destellos de conocimiento, la mayoría de ellos fuertemente enraizados con su propia experiencia personal, los que dejan en su lectura un más nítido poso de asombro. Napoleón no era docto, pero tampoco un gobernante inculto. 

Como hombre hecho a sí mismo, leyó y analizó a los autores clásicos, se interesó por las ciencias y por la filosofía. Bonaparte se convirtió, alimentado el genio intrínseco que le caracterizaba, en un joven hombre enamorado de una Josefina de Beauharnais de la que se sintió amargamente traicionado, en un amante infatigable, en un rutilante seductor de masas y, finalmente, en un político y en un militar de ánimo tan reformista como conservador en todos los sentidos. Sin embargo, nunca consiguió desarrollar una notable faceta literaria.

Naturaleza humana: "Un tonto solo es aburrido, un pedante es insoportable". "Solo creemos en lo que nos da placer creer". "Es más fácil engañar que desengañar". Política: "La mayoría de aquellos que no quieren que se les oprima, quieren oprimir"

Balzac demuestra con este libro que Napoleón era capaz seducir, si se lo proponía, también sobre el papel. Casi todas las máximas recogidas en esta edición sorprenden por reflejar nuestro presente sin necesidad de moraleja ni ajadas comparaciones. En este sentido, el libro transciende el umbral de la curiosidad bibliófila: ante nuestros ojos se despliega una selección de principios que nos invitan a reflexionar sobre cómo está constituido el mundo de nuestros días.

Editorial Mármara nos ofrece esta obra tan interesante como adiamantada. Traducida del francés por el escritor Hugo Savino, las ‘Máximas y pensamientos de Napoleón’ entregarán al lector una visión enriquecida de unas de las figuras más relevantes de la historia de la humanidad y despertarán su innata curiosidad.

Algunas de las máximas que recoge el libro: Naturaleza humana. "Un tonto solo es aburrido, un pedante es insoportable". "Solo creemos en lo que nos da placer creer". "Es más fácil engañar que desengañar". Política. "La mayoría de aquellos que no quieren que se les oprima, quieren oprimir". "No hacen falta pasiones, ni prejuicios en los asuntos de Estado, lo único permitido es el bien público". Amor. "El amor es una tontería que se hace entre dos".

Sobre la Sociedad apunta: "Todo el mundo quiere que los gobernantes sean justos, y nadie lo es con ellos". "Con audacia se puede emprender lo que sea, pero no se puede hacer lo que sea". Sobre la Guerra. "La guerra es una lotería en el cual las naciones solo deben arriesgar apuestas mínimas". "A un enemigo que huye, hay que hacerle un puente de oro o hay que ponerle un muro de acero". Una lectura apacible que les recomiendo descubrir.

LA FICHA

'Pensamientos y máximas de Napoleón'. Honoré de Balzac. Traducción de Hugo Savino. Editorial Mármara. Madrid, 2020. 

Etiquetas
Comentarios