Despliega el menú
Ocio y Cultura

La puerta del antiguo cuartel de Caballería se conservará ‘in situ’

El Ayuntamiento y la DGA acuerdan pedir el próximo lunes esta solución a la constructora, que no la ve "inviable"

La puerta, tapiada, es el primer punto por donde entraron los franceses en la ciudad en 1808.
La puerta, tapiada, es el primer punto por donde entraron los franceses en la ciudad en 1808.
José Miguel Marco

Gestihabitat, la empresa que gestiona el proyecto inmobiliario del solar del antiguo cuartel de Caballería, conservará ‘in situ’ la antigua puerta del edificio y parte del muro que da al paseo de María Agustín. En el solar, propiedad del fondo estadounidense Herbert Management Corporation, Gestihabitat prevé construir 117 viviendas, e historiadores y grupos de recreación de época napoleónica han pedido públicamente que se conserve la puerta y el muro exterior, en todo o en parte, por ser el primer punto por donde los franceses entraron en la ciudad en 1808.

El problema para su conservación ‘in situ’ es que los vestigios del cuartel no gozan de ningún tipo de protección ni catalogación. Según aseguraba hace unos días el concejal de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano, "estamos ante unos restos que carecen de cualquier catalogación y, con la ley en la mano, no se puede obligar a la constructora a que se conserven. Así que hemos tomado la vía de la negociación. La constructora ya tenía pensada una solución, que pasaría por desmontar la puerta, llevarla a otro lugar del mismo solar y restaurarla, y queremos que presente un ‘plan B’ para que luego, entre todos, decidamos lo mejor. Con diálogo, vamos a poner en valor los restos. La idea es, siempre, respetar los criterios históricos. Vamos a iniciar de inmediato el proceso para catalogar los vestigios".

Serrano hizo estas declaraciones el pasado 18 de enero, en una comisión municipal en la que no descartaba que se adoptara la propuesta de la constructora de desmontar la puerta y trasladarla. Pero, entre líneas, apoyaba la posibilidad de que se conservara ‘in situ’, como pidieron explícitamente Vox y Podemos en la citada comisión.

El Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza (Urbanismo y Cultura) se reunieron el lunes y, según algunas fuentes, acordaron una postura común para formular una propuesta a la constructora. La idea es dejar la puerta donde está y conservar la mayor parte posible del muro, restaurándolo y poniéndolo en valor.

La conservación de todo el muro que da a María Agustín no parece haberse contemplado por cuanto el Plan General de Ordenación Urbana establece que el solar debe servir para abrir una calle de nuevo trazado entre el paseo y la calle de Benjamín Jarnés, que no tiene salida al unirse con la plaza de toros. Si se conservara todo el muro habría que cambiar el ordenamiento y la obra se demoraría muchos meses.

Ayer, Carlos Pérez, de Gestihabitat, señalaba que desde la constructora ya se está trabajando en la posibilidad de conservar en su emplazamiento original parte del muro y la puerta, el ‘plan B’ que pedía el Ayuntamiento.

"Lo estamos mirando con los arquitectos –aseguraba–. Técnicamente no es inviable, aunque hay repercusión en el proyecto original. El garaje no lo podemos hacer como pensábamos, el local comercial se quedará sin fachada al paseo... Pero la propiedad es consciente de que la puerta es tema sensible para los zaragozanos y quiere la mejor solución". El Ayuntamiento y la constructora mantendrán una reunión el lunes en la que se pulirán detalles y se adoptará la decisión final.

Etiquetas
Comentarios