Despliega el menú
Ocio y Cultura

Zaragoza pierde en 3 días casi la mitad de sus butacas de cine con el cierre de 25 salas

Los Yelmo Plaza Imperial y los Cinesa cierran "temporalmente" mientras se replantean su negocio

PREPARATIVOS PARA LA REAPERTURA DE LOS CINES DE GRAN CASA ( ZARAGOZA ) / 28/07/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]][[[HA ARCHIVO]]]
Los cines Grancasa –ahora clausurados– reabrieron sus puertas el pasado mes de julio tras los meses de confinamiento.
Oliver Duch

Ni los aforos al 50% ni los últimos estrenos cinematográficos que colean en la cartelera tras la campaña navideña han conseguido que los cines salven una complicada situación agravada por los efectos de la pandemia. El regreso a la actividad de las salas aragonesas en junio del pasado año, tras los meses de cierre total durante el confinamiento, provocó el retraso de los estrenos de grandes películas de la temporada que llegaron con cuentagotas. La crisis sanitaria obligó a cancelar rodajes, posponer y/o anular lanzamientos que, en varios casos, solo se estrenaron en plataformas de contenidos como Disney+ o Amazon Prime. Una nueva estrategia que amenaza seriamente la exhibición comercial en cines.

El pasado domingo, Cinesa anunció el cierre «temporal» de sus cines en la capital aragonesa, ubicados en los centros comerciales de Grancasa (7 salas y un total de 1.698 butacas) y Puerto Venecia (10 salas con capacidad para 2.047 espectadores). Asimismo, los cines Yelmo del centro comercial Plaza Imperial informaron anteayer de que también clausuraban «temporalmente» sus ocho salas (2.618 butacas). De esta manera, 25 salas de cine apagan sus proyectores en Zaragoza, donde se cuentan hasta 61 de ellas, con una capacidad total que ronda las 14.000 butacas. Con la medida adoptada por Cinesa y Yelmo se pierden casi la mitad, 6.393, que representan algo más del 45%.

Incertidumbre

La compañía Cinesa explicó a través de un comunicado los motivos que han llevado a cesar la actividad en determinados cines de forma temporal y a limitar los días de apertura en otros: «2020 fue un año lleno de retos. Cerramos todos nuestros cines en España y en toda Europa durante semanas e incluso meses. Sin embargo, nuestra voluntad fue en todo momento reabrir, y nuestra prioridad siempre fue volver a ofrecer a nuestros clientes las mejores experiencias de cine con toda la seguridad. Actualmente, nos encontramos en una situación en la que las circunstancias sanitarias y las restricciones generales y autonómicas se han extendido mucho más de lo que de inicio se esperaba».

Desde Cinesa destacaron, además, que «sigue habiendo incertidumbre en los contenidos que vayan a poderse proyectar. No tenemos garantías de nuestra programación hasta prácticamente la misma semana en la que se estrenan las películas. Y todo esto supone un sobresfuerzo que no estamos viendo retornado a nivel de ingresos generales. Por este motivo, hemos decidido realizar un análisis minucioso de cada cine, teniendo en cuenta su infraestructura y capacidades, su contexto normativo y también su tipología de clientes y la potencialidad de los estrenos esperados».

Así, han tomado la difícil decisión de mantener algunos cines cerrados por unas semanas, del 11 al 28 de enero, entre los que se encuentran Cinesa Grancasa y Cinesa Puerto Venecia, así como limitar los días de apertura en otros locales. «Con esto esperamos poder llegar a febrero de una forma óptima para volver a ofrecer nuevamente a nuestros clientes las mejores experiencias de cine. Confiamos en que para seguir adelante y con fuerza, muchas veces lo más eficiente es parar y tomar la energía necesaria», añadieron.

Desde los cines Yelmo Plaza Imperial, también apuntaron que se estudia continuamente el entorno para adaptarse «y ofrecer una alternativa de ocio segura. Por eso, confiamos en volver a a abrir las puertas tan pronto como sea posible».

Ausencia de estrenos

En el caso de los Yelmo Plaza Imperial, ante la dificultad de mantener la actividad con la actual limitación del 50% de aforo en Aragón, fuentes de esta cadena de cines indicaron que «la cartelera es clave y, por eso, es también imprescindible contar con la colaboración de las distribuidoras para ofrecer una programación atractiva. La falta de estrenos de Hollywood no ayuda a la ya difícil situación que vive el sector, pero trabajamos para poder seguir ofreciendo una variedad de títulos atractivos a nuestros clientes, como es el caso de las películas que ponemos a su disposición a través de nuestra ventana de contenido alternativo +QueCine».

Tras el confinamiento, las salas de Cinesa Puerto Venecia fueron las primeras en volver en la capital aragonesa, el pasado 8 de junio –antes habían tomado la delantera en Aragón las localidades de Sariñena, Mequinenza, Boltaña y Tamarite de Litera–. En sus instalaciones, el protocolo sanitario estableció (del mismo modo que luego hicieron el resto de cines) la existencia de asientos vacíos entre el público y horarios escalonados en las sesiones para reducir las colas y garantizar las medidas de distanciamiento social, con un aforo limitado a un tercio de capacidad, cuando estaba permitido el 50% (en la fase 3 de la desescalada). Posteriormente, con la llegada de la nueva normalidad,se amplió al 75% a partir del 21 de junio.Pero a partir de 26 de octubre la pandemia volvió a marcar la necesidad de aplicar nuevas restricciones y el aforo se limitó al 25%, hasta que en diciembre del pasado año volvió a situarse en el 50%.

Según el ‘Anuario de Estadísticas Culturales’ del Ministerio de Cultura y Deporte, los 26 cines que había en Aragón en 2019, con un total de 81 salas (61 de ellas en la capital aragonesa) estrenaron 493 películas. Una cifra que sin duda se verá seriamente mermada en el próximo informe de este sector cultural, que como tantos otros de este ámbito atraviesa un momento decisivo para su supervivencia.

Etiquetas
Comentarios