Despliega el menú
Ocio y Cultura

El nuevo festival de música vocal Saulus creará el primer coro profesional aragonés

La cita incluye cinco conciertos, que se celebrarán en Zaragoza del 6 de febrero al 20 de marzo

Ensayo del grupo coral Tetraphylla Ensemble, con Elena Ruiz (segunda por la izquierda) y Jorge Apodaca (primero por la derecha). Ambos dirigen el festival Saulus
Ensayo del grupo coral Tetraphilla Ensemble, con Elena Ruiz (segunda por la izquierda) y Jorge Apodaca (primero por la derecha). Ambos dirigen el festival Saulus
Toni Galán

El Festival de Música Vocal Saulus se empieza a perfilar ya como uno de los pequeños acontecimientos culturales de 2021. Con un formato novedoso (recibió el premio del jurado en la X edición del Semillero de Ideas de Zaragoza Activa) se desarrollará entre el 6 de febrero y el 20 de marzo con cinco conciertos en dos sedes: la iglesia de San Pablo y la sede de Caja Rural de Aragón. ¿Qué le hace diferente? El planteamiento y, sobre todo, su resultado: en su primera edición dará a luz el Saulus Ensemble, primer coro profesional que se crea en Aragón.

La idea del festival surgió hace más de un año de dos directores de sólida trayectoria, Elena Ruiz y Jorge Apodaca. «Zaragoza es la quinta ciudad de España y no tiene programación de música coral –subraya Elena Ruiz–. Lo que se programa es, en su mayor parte, música sinfónica coral en el Auditorio. Queremos apostar por la difusión y contribuir a desterrar la idea de que la música coral es algo aburrido o solo para las iglesias. Quedan repertorios por descubrir». «Es un festival que nace con conciencia de barrio –añade Jorge Apodaca–. La iglesia de San Pablo es la ‘tercera catedral’ de la ciudad, posee un órgano gótico que puede dar mucho juego en concierto y en las actuaciones que hemos tenido allí con el Tetraphilla Ensemble (cuarteto profesional de cantantes) hemos visto que puede ser un referente dentro de la música coral».

Poco ha trascendido todavía del proyecto, más allá del número de conciertos y las fechas. Se sabe, eso sí, que se ha invitado a Josep Vila i Casañas, director titular del Cor de Cambra Lieder Càmera de Sabadell y uno de los directores españoles de mayor proyección internacional. Dirigirá un concierto participativo con voces aragonesas. Pero el cartel completo del festival no se desvelará hasta dentro de unos días, e incluye a formaciones de enorme prestigio.

«Vamos a disfrutar de música antigua española, de grandes obras del barroco italiano, de composiciones europeas y contemporáneas, y el órgano de San Pablo va a tener su protagonismo», desvela Apodaca.

El festival, aunque cuenta con patrocinadores y colaboradores, no depende de la financiación pública y se apoya en parte en la venta de entradas (12 euros).

«Se sacarán a la venta abonos (50 euros) –apunta Elena Ruiz–, porque la idea es también generar una comunidad de aficionados a la música coral. Las entradas son baratas; en Aragón todavía no está muy asentado pagar por escuchar un concierto de coro».

El amateurismo es común en el panorama coral de la comunidad autónoma. Por eso el festival va a ser el punto de apoyo para lanzar Saulus Ensemble, la primera formación profesional en Aragón: todas sus voces pertenecerán a personas cualificadas que vivan de la música. La idea es contar con una plantilla lo más estable posible, de entre 12 y 16 voces, pero a su vez flexible, para poder acometer todo tipo de proyectos. Elena Ruiz y Jorge Apodaca, directores del festival, serán también los directores del coro, para el que próximamente se convocarán audiciones. «Aragón es tierra de cantantes y seguro que nos llevamos alguna sorpresa –asegura Ruiz–. De momento no tenemos ninguna apuesta concreta en el repertorio, no queremos cerrarnos a nada».

El de Saulus Ensemble, con voces profesionales, será otro concierto del festival, que se añade al que dirigirá Josep Vila i Casañas, participativo. Las otras tres citas se revelarán en los próximos días. Uno de los aspectos que más se ha cuidado es el de la seguridad, tanto la de los intérpretes como la del público.

«Un concierto de coro tiene el mismo riesgo que hacer la compra en el supermercado –subraya Jorge Apodaca–. Se han magnificado los escasos problemas que ha habido en España, y hasta ahora no se ha registrado ningún contagio en un concierto de coro. Las grandes formaciones, incluidas las del Auditorio de Zaragoza, han reanudado su actividad y hacen vida normal. Además, vamos a trabajar de manera artesanal el aforo de los dos espacios donde el festival va a ofrecer sus conciertos, que se reducirá a unas 200 localidades. Acudir a cualquiera de las actuaciones va a ser seguro. Hay que normalizar la situación».

El festival tiene en su seno una sección abierta a la participación, ‘El refectorio’. Se trata de un encuentro de coralistas aragoneses en el que 30 voces aficionadas tendrán la oportunidad de preparar repertorios poco habituales de la mano de directores prestigiosos. Josep Vila i Casañas es el primer director invitado. Y con las 30 voces que seleccione ofrecerá uno de los conciertos del festival (en realidad, dos) el 28 de febrero en San Pablo, con el ‘Stabat Mater’ de Scarlatti como plato fuerte del programa. Los interesados en participar pueden enviar sus grabaciones a hola@festivalvocalsaulus.com hasta el 8 de enero. 

Etiquetas
Comentarios