Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Dudamel pilota un viaje sensorial y virtual al corazón de la música

El director venezolano toma la batuta en 'Symphony', casando "emoción y tecnología" para llevar la experiencia orquestal a una dimensión inédita.

El director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel.
El director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel.
AFP

Gracias a la última tecnología de realidad virtual, Gustavo Dudamel, uno de los grandes directores de orquesta del mundo, nos invita a viajar al corazón mismo de la música. El venezolano es el alma del proyecto 'Symphony', espectacular presentación que casa emoción y tecnología y que la fundación La Caixa presentó este lunes en el Teatro Real de Madrid. Gracias a él, cerca de 300.000 personas podrán situarse en el epicentro de una orquesta con Dudamel a la batuta a lo largo de los próximos diez años.

Podrán recorrer el interior de un violín o de una trompeta y disfrutar de una manera hasta ahora impensable de la música clásica de la mano de Beethoven, Bernstein o Mahler. "Viajamos del caos de los sonidos de la naturaleza y de la vida al orden de la orquesta para llegar al alma de la música", asegura Igor Cortadellas, creador del sorprendente proyecto audiovisual en el que más de 250 personas han trabajado durante cuatro años. Es la gran apuesta de la fundación La Caixa para llevar la música clásica a más de cien ciudades españolas y portuguesas. 

"Es un maravilloso experimento tecnológico que conecta el arte con el alma", se felicita Dudamel, que ha trabajado desde todos los rincones del mundo en un rodaje que reproduce virtualmente el Teatro del Liceo de Barcelona con un centenar de jóvenes músicos. Una doble película que entra en nuestro cerebro y recorre una galaxia de sonidos maridados con espectaculares imágenes y sensaciones.

"Debemos usar todos los recursos disponibles en el siglo XXI para acercar las distintas artes al gran público, y desde luego la música. Disney lo hizo con 'Fantasía' y Bernstein con la tele y la radio, llevando la música clásica a los más jóvenes. Es fascinante poder hacerlo con la última tecnología digital", dice el joven director nacido en Barquisimeto (Venezuela) hace 39 años. Dudamel invita al espectador a acompañarle y disfrutar sintiéndose "como un músico más dentro de la orquesta" gracias a la tecnología 3D."Esta iniciativa nos muestra la música no sólo como entretenimiento, sino como algo que transforma el espíritu, que es un lenguaje universal y permite conectar con ella directamente", asegura el venezolano.

"No soy muy tecnológico pero esta experiencia me ha transformado; veo la música desde otro punto de vista y sé que podemos hacer que los jóvenes sientan que una música de 300 años sigue vigente". Todo gracias a una experiencia inmersiva con la que el espectador disfruta de visiones y sensaciones inéditas.

Dura unos 40 minutos repartidos en dos partes. La primera es una película panorámica en 2D y sin palabras en la que el sonido y la música recrean varios paisajes sonoros, de los cafetales de Colombia al litoral mediterráneo o el bullicio de Nueva York. Tres jóvenes músicos conectan esos sonidos de su entorno con los orquestales. El espectador descubrirá cómo el ingenio humano transforma los ruidos en música. Del vaivén del mar surge una habanera de Ravel y del trabajo de los campesinos del colombiano Valle del Cocora una pieza popular, 'El pájaro amarillo'. 

Un músico más

La segunda parte es un fascinante salto a la realidad virtual que permite al espectador sentirse un músico más de la Mahler Chamber Orchestra interpretando con Dudamel en el Liceo a Beethoven, Bernstein y Mahler.

En una experiencia insólita en la que con gafas 3D y sonido de excelente calidad se puede disfrutar de la Quinta Sinfonía de Beethoven. Recorrer luego el taller del lutier David Bagué, escuchar el sonido de la madera moldeada por las manos del constructor e introducirse en el violín en el que trabaja con las mismas técnicas que empleaban Stradivarius o Guarneri. "Soy violinista, pero jamás me había imaginado poder estar dentro de un violín como permite 'Symphony'", se ufana Dudamel. 

La Primera Sinfonía de Mahler arropa luego al espectador, en la segunda etapa de un viaje que acaba con el jovial 'Mambo' de 'West Side Story', de Leonard Bernstein. Un total de 41 jóvenes intérpretes de la Fundación Dudamel procedentes de 22 países operan la magia del "transformador" 'proyecto Symphony', que se exhibe en dos tecnificados tráilers que se despliegan en dos salas de cien metros cuadrados cada una. La experiencia gratuita, que ya estuvo en Barcelona, Valladolid y Santander, recala ahora en la Plaza de Oriente de Madrid hasta el 19 de enero. Luego irá a Granada y Málaga.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión