Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

El tenor Javier Camarena ofrecerá un recital en Zaragoza el 12 de enero

La temporada de la Sociedad Filarmónica, programada en colaboración con el Auditorio, incluye también las voces de Sabina Puértolas y Ainhoa Arteta

Javier Camarena, durante el recital que ofreció en Zaragoza en enero de 2019
Javier Camarena, durante el recital que ofreció en Zaragoza en enero de 2019
José Miguel Marco

El tenor de los prodigios, el único de la historia que ha bisado una aria dos noches consecutivas en el Metropolitan de Nueva York o en el Real de Madrid, el mexicano Javier Camarena, volverá a cantar en Zaragoza, Será el próximo 12 de enero, en un recital con el que dará comienzo una nueva temporada de la Sociedad Filarmónica. La entidad, fundada en 1906, ha estrechado lazos este año con el Auditorio de Zaragoza y ambos han programado una temporada conjunta con un cartel a la altura de los mejores de su centenaria historia. Un cartel diseñado además pensando en una audiencia reducida al 25% y que se ha visto beneficiado en los últimos días con la ampliación al 50%.

Insuficiente será, en cualquier caso, el próximo 12 de enero ante el reclamo del tenor mexicano, codiciado en los principales auditorios del mundo y que hace ahora casi dos años ofreció un recital histórico en Zaragoza.

Pocos días después, el 16 de enero, la Joven Orquesta Nacional de España, que, como ya es tradicional, empezará el año celebrando un encuentro sinfónico en la capital aragonesa, ofrecerá un concierto bajo la batuta de Lucas Macías y con David Moliner como solista de percusión. El propio Moliner y Raquel García-Tomás, reciente Premio Nacional de Música 2020 en la modalidad de Composición, participarán como compositores invitados/residentes.

La temporada continuará el 8 de febrero con Al Ayre Español en un formato muy especial, ya que el programa se basa en una zarzuela barroca, 'El estrago en la fineza', del compositor español del siglo XVIII Antonio de Literes. Las voces de esa velada serán de excepción: la aragonesa Sabina Puértolas, María Espada y Lucía Caihuela, como sopranos, la 'mezzo' Maite Beaumont y el barítono Víctor Cruz. Dirigirá Eduardo López Banzo.

El 22 de febrero será el turno de Quantum Ensemble, con un programa que se ha querido titular 'Zíngaros' y que se basa en obras de Liszt, Bartók y Brahms. El 8 de marzo, otra cita de nivel internacional, con el quinteto de cuerdas de la Filarmónica de Berlín, que ofrecerá un concierto con obras de Lanner, Walzer, Galopp, Mozart y Dvorák. A finales de ese mes, el día 31, una propuesta que rara vez se ve en un auditorio. La Tempestad, el grupo creado hace ahora 20 años por la aragonesa Silvia Márquez, ofrecerá cinco obras escritas por Bach para dos, tres y cuatro claves. Además de la formación habitual, con la propia Márquez tocando uno de los claves, se cuenta con los aragoneses Alfonso Sebastián y Javier Artigas, y con el sevillano Javier Núñez.

Luego llegarán dos conciertos protagonizados por dos de las violinistas españolas más aplaudidas en los últimos años. El 12 de abril será el turno de Ana María Valderrama, que interpretará obras de Schubert, Schumann, Brahms y Sarasate junto a los pianistas del Dúo Del Valle; y el 12 de mayo Lina Tur Bonet, junto a su ensemble Música Alchemica, ofrecerá una velada musical basada en obras de Bach.

El 31 de mayo volverá el Cuarteto Casals a Zaragoza, y la temporada se cerrará el 10 de junio con otra voz excepcional, la de la vasca Ainhoa Arteta.

"La Sociedad Filarmónica es una ancianita que goza de muy buena salud -señalaba este martes la presidenta de la entidad, Cristina Sobrino-. Pese a las circunstancias adversas y la cancelación de conciertos, los socios han mostrado su apoyo al trabajo que se realiza y apenas ha habido bajas. La respuesta ha sido magnífica y estamos muy ilusionados con esta temporada en colaboración con el Auditorio, que esperamos que no sea la última".

Por su parte, Miguel Ángel Tapia, director del Auditorio, destacaba que, al haberse ampliado el aforo máximo, "los conciertos van a llegar a mucha más gente, vamos a poder vender más localidades. La ampliación decretada supone que a cada concierto pueden venir unas 800-900 personas. Como la Filarmónica tiene prioridad y ello supone unas 250-300 personas, eso quiere decir que al final saldrán a la venta unas 500 localidades por concierto. Espero y deseo que la gente venga porque en el Auditorio hay plena seguridad para el público". Las entradas para no socios de la Filarmónica (25 euros cada una) salen a la venta el jueves.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión