Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

música

Juanjo Javierre: "Lanzar una película como ‘Armugán’ en estos tiempos es digno de alabar"

El compositor oscense acaba de recibir el premio a la mejor banda sonora en el Festival de Tallin por su trabajo en el filme de Jo Sol, rodado íntegramente en Aragón.

El compositor Juanjo Javierre, entre discos en su casa.
El compositor Juanjo Javierre, entre discos en su casa.
Pilar Oliván

¿Qué siente tras recibir el premio a la mejor banda sonora del Festival de Tallin, uno de los 15 principales en el planeta?

Hay varios cuestiones que hacen que esto sea muy agradable. Por una parte, para los que componemos música para el cine y la televisión, hay pocas oportunidades de notar algún tipo de ‘feedback’. Es un oficio en el que estás siempre encerrado. Yo estoy confinado desde hace años. Estoy continuamente en un estudio o delante de una pantalla, tienes poca interacción. Por fortuna, he trabajado en películas de mucho éxito, sobre todo las de NachoGarcía Velilla, y disfrutas cuando vas a la sala de cine y ves el resultado de tu trabajo en el público que hay ahí. Pero salvo el público, hay pocas oportunidades para ese ‘feedback’. No es como cuando me dedicaba al rock’n’roll con Mestizos, que tenías el público en el mismo escenario. En las bandas sonoras no sabes si lo has hecho bien o mal. Solo tienes la opinión del productor y del director. Así que premios como este son un estímulo.

¿Le ha estimulado el hecho de que la cinta se haya rodado íntegramente en Aragón?

Por supuesto. ‘Armugán’ tiene bastantes connotaciones personales. Se grabó en la parte del Sobrarbe muy cercana a donde nació mi padre y donde vivió mi familia paterna durante siglos, La Guarguera. Además, hay diálogos en aragonés, algo que asocio con mi abuelo.

Y dos de los productores son también aragoneses.

Es que es una película aragonesa. Hay dos productores de la Comunidad, Dani Vergara y Leo Dolgan, que además son dos excelentes técnicos, uno técnico de sonido y el otro director de fotografía. Se han liado la manta a la cabeza. El hecho de lanzarse en una época así, en la que encima se ha cruzado la pandemia, es digno de alabar. Se han cerrado muchos festivales, que son el circuito para una película tan especial como ‘Armugán’. Pero no se han rendido y ahora han obtenido el premio.

¿Le ha otorgado más libertad al componer el hecho de que sea un filme sin pretensiones abiertamente comerciales?

En el cine experimental es donde se tiene que experimentar. Hacer música para el audiovisual es sumergirte en el mundo del director, y más en una película de autor como es ‘Armugán’, que ha dirigido alguien tan especial como Jo Sol. Trabajas en función de su universo, de sus gustos... Él estaba dispuesto a experimentar mucho, pero he remado en su misma dirección.

Incluso se ha inventado un instrumento, la flauta hecha con pluma de ala de buitre.

Había un momento en el guión en el que el personaje de Armugán tocaba un instrumento con un punto mágico. A través de Luis Miguel Bajén, de Biella Nuei, conocía la flauta hecha con hueso de buitre, que utilizan los pastores en el Pirineo. Es un instrumento casi atávico, muy antiguo. Los buitres, como tienen unos huesos muy delgados en las alas, permiten hacer flautas. A partir de esa idea, contacté con un artesano de la empresa El Cazador de Sonidos. Es castellano pero viene mucho a la feria Pirenostrum de Boltaña. Juntos ideamos una flauta con pluma de ala de buitre. Para un personaje como el de la película ‘Armugán’, que vive alrededor de la muerte, le encajaba, y, además, era una fantasía porque el instrumento como tal no existía. Es precioso y es muy visual y, encima, suena muy bien. Lo ‘sampleé’ para que abarcara más notas. Todos los instrumentos que hemos utilizado tienen que ver con el viento, con el hálito: un órgano hecho a partir de sonidos de viento, clarinetes, una flauta hindú... Es una banda sonora muy ambiental.

¿Transmite la película la belleza del paisaje aragonés?

Indudablemente. Tanto el sonido como la imagen son un primor. El hecho de que tanto el técnico de sonido como el director de fotografía sean aragoneses es una garantía de que los planos son bonitos y la sonoridad es muy espaciosa. Es una película filosófica sobre cómo se procesa la muerte, que no pretende la belleza por la belleza, pero que es muy bonita.

Al margen de ‘Armugán’, ¿en qué se halla inmerso?

Estoy ahora mismo con la segunda temporada de una serie para Televisión Española llamada ‘La caza’, protagonizada por la actriz aragonesa Megan Montaner. La primera temporada fue ‘La caza. Monte Perdido’ y la segunda será un ‘thriller’ de ocho capítulos que esta vez se ha trasladado a la tierra de Tramontana, en Mallorca. También estoy comenzando la posproducción de la nueva película de Nacho García Velilla, ‘Por los pelos’. Ya me han mandado las primeras imágenes y tiene una pinta estupenda. Será una película que esperemos que se pueda estrenar en un momento más propicio porque los filmes de Nacho son para multitudes, no para minorías. Ojalá que la situación nos permita en 2021 que las salas se puedan volver a llenar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión