Despliega el menú
Ocio y Cultura

cosas con botones

Roborock E4: un robot aspirador un poco cegato que hace lo mismo que sus hermanos mayores por menos dinero

Tiene menos sensores y no es capaz de hacer mapas detallados, pero por solo 250 euros ofrece una gran potencia, fregado y batería de sobra.

El Roborock E4 es un robot un poco más tonto pero con potencia de sobra
El Roborock E4 es un robot un poco más tonto pero con potencia de sobra
Heraldo.es

Ver al Roborock E4 trabajar puede resultar incluso cómico. Este robot 'cegato' carece de los sensores láser o las cámaras con inteligencia artificial de sus hermanos mayores, lo que provoca que sus sistema de navegación –basado en dos giroscopios y un pequeño sensor láser en la base que le permite medir la distancia– consista en ir chocándose por todas partes mientras escribe líneas geométricas y va trazando un rudimentario mapa de nuestro hogar.

A pesar de ser un poco más ‘tonto’ que sus congéneres, el Roborock E4 es muy capaz de mantener limpio un hogar de hasta 200 metros cuadrados de una tirada. Tiene cinco niveles de aspiración, que van del delicado al máximo, pasando por un modo silencioso y otro turbo de hasta 2000 pascales, su potencia de succión es más que suficiente para aspirar todo tipo de suciedad y su depósito es lo suficientemente amplio para no tener que vaciarlo constantemente. 

El E4 cuenta también con un paño-mopa y un depósito de agua para que robot vaya fregando el suelo al mismo tiempo que aspira. El depósito de agua es pequeño y hay que rellenarlo a menudo, además, el nivel de agua que suelta no se puede controlar con la ‘app’ y hay que hacerlo de forma manual.

Este robot no se controla con la ‘app’ oficial de Roborock, sino con la aplicación de domótica ‘Xiaomi Home’. Esta versión es bastante más reducida y tiene menos funciones que los modelos ‘S’ de la marca. Por ejemplo, no se puede dividir el mapa en habitaciones ni especificar áreas de exclusión de limpieza. El E4 limpiará todos los rincones de la casa a los que tenga acceso y si el usuario quiere que no entre en algún sitio deberá poner una barrera física. 

Lo que sí que permite el ‘software’ es controlar el robot mediante un ‘joystic’ o una cruceta y programarlo para que limpie los días de nuestra elección y a la hora deseada.

La batería no es un problema. El Roborock E4 es capaz de aspirar y fregar una casa de hasta 200 metros cuadrados (algo menos si lo hace a máxima potencia) y si necesita un achuchón es capaz de volver solo a la base y recargarse.

Queda claro que le ‘E’ es de económico, por la mitad de precio que sus hermanos mayores de la serie ‘S’ (230 euros) el Roborock E4 tiene poco que envidiar en cuanto a potencia de succión, sistema de fregado y capacidades de limpieza en general. Eso sí, el usuario está renunciando a la gestión del hogar por mapas, la inclusión de barreras virtuales y otras herramientas que son muy útiles en algunos hogares.

Etiquetas
Comentarios