Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Heraldo Joven

videojuegos

Cierzo Esports Academy: un intenso año haciendo equipo

De cara a finales de año se volverán a abrir plazas para la incoporación de nuevos jugadores y jugadoras a los equipos de Cierzo.

Durante el confinamiento trasladaron los entrenos a formato online.
Durante el confinamiento trasladaron los entrenos a formato online.
Cierzo Esports Academy

Hace aproximadamente un año, la Cierzo Esports Academy abría sus puertas, convirtiéndose en la primera escuela pública de videojuegos de España. En las aulas del centro cívico Delicias y, desde la llegada de la pandemia, de forma virtual desde sus hogares, 30 alumnos reciben clases teóricas y prácticas, reciben a talleres y charlas de especialistas y entrenan varios días a la semana. Entre las materias que se trabajan, la frustración ante la derrota, la socialización o incluso la corrección postural para evitar dolencias. Son tratados como deportistas: los móviles no se utilizan durante el entrenamiento y pueden ser expulsados si bajan su rendimiento escolar o en función de su comportamiento. Fuera de las aulas, a través de distintos eventos, el número de jóvenes que está relacionado con la academia se acerca a los 300. 

A pesar de que no ha sido un año sencillo para nadie, la virtualidad asociada a los Esports ha permitido a la academia esquivar el golpe en su primer aniversario, y se prepara para volver a abrir plazas para nuevos integrantes de los equipos de Cierzo. El responsable del proyecto de la Casa de Juventud Delicias, Roberto Moneo, hace balance de esta primera temporada.

Lleváis aproximadamente un año en funcionamiento. ¿Cuál es el balance?

El balance de este primer año ha sido realmente positivo. Cierzo Esports Academy es una experiencia pionera ya que se trata de la primera academia municipal de esports de España. La acogida del proyecto ha sido muy buena tanto por parte de los jóvenes jugadores como de su padres y madres, que ven en este proyecto una forma de conjugar de una manera saludable uno de los principales centros de interés de sus hijos e hijas con una educación en valores.

A lo largo de este año se ha conseguido consolidar plenamente el proyecto, convirtiéndose en una referencia dentro del mundo de los esports en Zaragoza. Se ha actualizado el organigrama de la academia, contando con un staff de coachs de alto nivel que trabajan en la actualidad con más de 40 jóvenes que conforman Cierzo. Estos jóvenes han creado nuevas amistades, han progresado y han entrado en competiciones nacionales, con un aprendizaje continuo a lo largo de este tiempo.

Además, la Comunidad de Cierzo Esports Academy no ha parado de crecer, superando en estos momentos los 500 integrantes con los que se han desarrollado competiciones, sorteos o desafíos. En resumen, ha sido una año de aprendizaje y consolidación, superando con creces los objetivos marcados y situándonos en una situación idónea para los nuevos retos a los que nos enfrentaremos a partir de este momento.

¿Se puede enseñar a jugar a videojuegos?

No es simplemente que se pueda enseñar a jugar a los videojuegos, que lógicamente siempre se puede dotar a los jugadores y jugadoras de conceptos y mecánicas para su desarrollo y mejora, sino lo más importante, es que los videojuegos competitivos, los llamados esports, en los cuales centra su labor Cierzo Esports Acadamy son una herramienta para la educación en valores y el desarrollo personal de los jóvenes jugadores.

Y es importante recalcar este concepto, ya que no es lo mismo jugar a un videojuego que formar parte de un equipo de esports, ya que este último concepto viene relacionado directamente con la competición, con el equipo y con todo el trabajo de preparación que se desarrolla.

Este trabajo en equipo exige a los y las jóvenes aprender a relacionarse y comunicarse, a gestionar el estrés, la frustración, las emociones de ansiedad y lo que es muy importante, aprender a competir de una forma sana dándole importancia a la forma en como se gana y cómo se pierde. La coordinación entre las personas integrantes del equipo para realizar acciones conjuntas, saber comunicarse, liderazgo, empatía, motivación, perseverancia y muchos otros valores que al igual que en los deportes tradicionales se trabajan.

Además, como en todo equipo surgen conflictos y es fundamental saber gestionarlos para su resolución.

En definitiva, a través de los esports dotamos a los jóvenes de unas herramientas para su desarrollo, las cuales pueden aplicarlas en el propio equipo y videojuego o en otras situaciones de la vida, como en los exámenes para saber canalizar el estrés que pueden llegar a provocarles, o con las relaciones sociales con su entorno.

En Cierzo Esports Academy se trabaja en esta dirección, contando las personas integrantes de la Academia con el apoyo de un coach que les acompaña en este proceso de aprendizaje, apostando por la salud mental y física como parte de su formación y entrando en competiciones nacionales como medio de progresión. 

¿Cómo son las clases? 

Efectivamente hay entrenamientos semanales donde los equipos trabajan durante 2 o 3 horas a la semana con sus respectivos coachs. Aparte de ello, se realizan actividades complementarias para el desarrollo personal o lúdicas para crear lazos entre sus integrantes y disfrutar de un ocio fuera de los videojuegos y se participan en competiciones durante el año.

El proceso es similar a un deporte tradicional, los jugadores y jugadoras realizan ejercicios mecánicos de calentamiento para posteriormente realizar ejercicios individuales o colectivos para la mejora, se analizan partidas y rivales, se preparan enfrentamientos, se juegan partidos amistosos,... Además, cómo hemos indicado anteriormente, se trabaja la comunicación, la toma de decisiones, todo ello con la supervisión del entrenador o entrenadora del equipo. En muchas ocasiones lo que menos hacen es jugar de una forma lúdica, sino que se preparan como equipo para la competición.

Hace aproximadamente un año, decíais que “el perfil del alumno que se acerca a la Cierzo Esports Academy es claramente masculino, con unos 16 años de edad y muy aficionado a los videojuegos” y que se estaba intentando “feminizar” el grupo. ¿Cómo va la tarea?

Es cierto que el perfil sigue siendo similar, con ciertas excepciones dependiendo del videojuego que se trabaje, donde las edades pueden variar. En cuanto a la presencia de chicas en la Academia, seguimos trabajando con varias de ellas y poco a poco se han ido uniendo a la Comunidad un mayor número de chicas interesadas en adentrarse en el mundo de los esports.

Somos conscientes que es una tarea compleja y cuyos resultados tendrán que ser valorados a largo plazo, pero el objetivo de crear un espacio de respeto entre personas jóvenes sin importar sexo, procedencia u orientación sexual se ha logrado y es por ello que cada vez más personas se interesan en el proyecto.

¿Cómo habéis afrontado la situación actual?

Como para toda la ciudadanía, han sido y son unos tiempos complicados y duros. Cierzo Esports Academy no ha parado de funcionar en ningún momento, trasladándose los entrenamientos al formato 100% online, creando nuevos canales de comunicación con los jóvenes y supliendo aquellas actividades que no se podían llevar a cabo por otras nuevas.

En los momentos más duros del confinamiento domiciliario, Cierzo fue una respuesta no solo para sus integrantes, manteniéndoles unos hábitos y rutinas de trabajo semanal que les pudieran ayudar a hace frente a sentimientos y pensamientos negativos, sino para otros muchos jóvenes con eventos competitivos online con la 12LunasCup que reunió semanalmente a casi 300 jóvenes durante los meses de marzo y abril o el torneo de Semana Santa #yomequedoencasa donde la Fundación Basket Zaragoza y Cierzo Esports Academy unieron fuerzas para que 256 jóvenes participaran en una competición online de baloncesto.

¿Qué proyectos tenéis en marcha ahora mismo?

Tras este intenso año, con una renovación de la línea gráfica y estética de la Academia gracias al zaragozano Jose Antonio Cerrudo Mercado y un nuevo equipo de coachs, muchos de ellos de primer nivel nacional, nos encontramos en un momento importante para Cierzo.

En primer lugar, los objetivos a corto plazo son seguir con el trabajo de las cuatros secciones que componente la Academia: League of Legends, Fortnite, Brawl Stars y Rocket League. Además, todos los equipos se encuentran actualmente compitiendo en diferentes competiciones, como el equipo de Rocket League que se mantienen invictos en su grupo en la Golden Dust Rising Star o todos los que actualmente están inmersos en la 12LunasCup, competición organizada también por Cierzo Esports Academy con la colaboración del programa de prevención del Ayuntamiento de Zaragoza 12 Lunas.

Y tras esto, de cara a finales de año, se volverán a abrir plazas para la incorporación de nuevos jugadores y jugadoras a los equipos de Cierzo, se lanzará un proyecto específico que se integrará dentro de la Academia para dar cabida a casters ( en el mundo de los esports son lo que los comentaristas en los deportes tradicionales) y creadores de contenidos, aportándoles formación y facilitando la retransmisión de los encuentros de forma que los propios jóvenes sean generadores de ocio para otros jóvenes.

¡Únete a nuestra newsletter!

Apúntate a la newsletter de Heraldo Joven y recibe cada semana en tu correo recomendaciones de libros, series, acertijos... y otras propuestas que no te dejarán indiferente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión