Despliega el menú
Ocio y Cultura

Premio Imán para Ángela Abós, una escritora tardía

El galardón lo recibió en la XII Gala de las Letras Aragonesas, donde recordó a maestros como Lázaro Carreter.

Ángela Abós posa con el galardón junto a los miembros de la junta de la AEE
Ángela Abós posa con el galardón junto a los miembros de la junta de la AEE
Francisco Jiménez

La trayectoria personal y profesional de Ángela Abós, muy resumida, describe a una mujer que ha servido de testimonio y ejemplo de la visibilidad femenina en cargos políticos y académicos. Además, fue socia fundadora de la Asociación Aragonesa de Escritores (AAE) y esta entidad, precisamente, reconoció ayer su ingente labor concediéndole su más alta distinción, el Premio Imán.

La entrega del galardón se enmarcó en la celebración de la XII Gala de las Letras Aragonesas. Fue más fría y distante que otras ediciones ya que no pudo asistir público, pero la protagonista de la velada vivió el acto con mucha emoción y así lo transmitió por ‘streaming’ desde el antiguo Casino Mercantil de Zaragoza. Por cierto, su fachada se iluminó con la bandera de Aragón como homenaje al trabajo de esta asociación. La velada fue corta pero incorporó los ingredientes de un buen relato breve. La secretaria Pilar Aguarón dio la bienvenida y leyó el acta de concesión del premio. A continuación, su compañero Javier Fernández, presidente de la AAE, se refirió a Ángela Abós con mucho cariño recordando "su predisposición a colaborar siempre, así que para los socios es un reconocimiento muy especial".

Javier Fernández aprovechó para hacer balance de los últimos cuatro años de trabajo. "Me quedo con la gente joven que hemos incorporado a la asociación y con el objetivo de facilitarles su primera publicación", dijo. También se acordó de las más 500 actividades para la difusión de la literatura y de la cultura, la última de ellas un homenaje a Gustavo Adolfo Bécquer en Trasmoz.

Emoción creciente

El relato subió de intensidad en el momento en que Ángela Abós recogió el premio. En apenas unos minutos visualizó toda su vida, desde la infancia en Benasque a su paso por la Universidad y la incursión en la política hasta llegar a la literatura "cuando por fin me pude sentar a escribir". "Soy una escritora tardía", confesó.

La emoción creció al escuchar los nombres de compañeros y maestros que condicionaron su vocación, su carrera y su "destino vital". Se licenció en Filología Románica aconsejada por José Manuel Blecua y Tomás Buesa; estuvo en contacto con Ildefonso Manuel Gil, y fue alumna directa de Lázaro Carreter. "De todos aprendí y me sirvieron de inspiración como docente, política o ante el folio en blanco", reconoció. "Como en volandas -concluyó-, así me he sentido siempre, con la sensación de estar viviendo algo fantástico".

Pero la gala dio más de sí. Por ejemplo, para conocer a la nueva junta directiva, que seguirá presidida por Javier Fernández, con Pilar Aguarón de secretaria. Además, entran Adolfo Burriel, María Domínguez Dubón, como vicepresidentes, y Belén Gonzalvo, como vicesecretaria.

El director de la revista ‘Imán’, Ricardo Díez, presentó el nuevo número digital y anunció que es la última publicación que coordina completando una etapa de cuatro años. El próximo director será el poeta Nacho Escuín.

Etiquetas
Comentarios