Despliega el menú
Ocio y Cultura

OBITUARIO

Muere Ana Valdivieso, presidenta de la Asociación 'María Moliner'

Llevaba en el cargo desde 1989 y destacó por su apoyo incondicional a la igualdad y a la dignidad de la mujer y la defensa del ocio y la formación

Adiós a Ana Valdivieso, presidenta de la Asociación 'María Moliner'.
Ana Valdivieso en una imagen de archivo: una mujer entusiasta y solidaria.
José Miguel Marco.

Ha muerto Ana Valvidieso, presidenta de la Asociación María Moliner, fundada en 1988. Llevaba más de 30 años en el cargo con un entusiasmo increíble. La asociación ha trabajado en diversos campos y ha estado siempre vinculada a la Casa de la Mujer, donde realizaba muchas de sus actividades de todo tipo, pero también a la Universidad Popular, al Instituto de la Mujer, etc. 

Desde sus inicios el colectivo organizó talleres de formación, clases de cocina, de baile y de idiomas, ciclos de cultura general y de diversas actividades artísticas. Y siempre se volcó en la defensa de la igualdad y los derechos de la mujer, atendió a mujeres solas, participó en numerosas campañas solidarias y sociales, y vivió la cultura asociativa de la ciudad. Y no solo eso: el grupo programaba viajes culturales y de turismo alrededor del mundo, desde Oriente al Amazonas, que daban mucho para contar. Siempre con Ana Valdivieso al frente, comprometida ante las injusticias y la exclusión social o contra la violencia de género, algo que siempre “le erizaba la piel y le indignaba profundamente”, como solía decir, pero también cultivando las posibilidades del ocio.

Año tras año, Ana Valdivieso, con un entusiasmo ejemplar, con su junta directiva y con su tesorera Elena Sanjuan a la par, promovía ciclos y charlas de todo tipo de asuntos en el salón de actos de la Casa de la Mujer: la propia María Moliner, “es una pionera, la admiramos mucho, y es todo un ejemplo para nosotras por su coraje, su tenacidad y su inconformismo”, dijo en una ocasión, el ‘Guernica’ de Picasso, Miguel Hernández, Camilo José Cela, Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, autoras aragonesas. Todo interesaba: hombres y mujeres, y solían aprovechar los centenarios o las efemérides. Y allí, al lado del invitado o invitada de turno, siempre estaba Ana Valdivieso; al final había sorpresa: un cuidado ramo de flores. Preocupada por la cultura, en una de las últimas charlas que se organizaron antes de la pandemia, mostró algunos textos que había escrito.

Desde hace algún tiempo alternaba la residencia en Reus, con su hijo y sus nietos, con Zaragoza, pero jamás dejó de lado su compromiso con la Asociación, que llegó a tener más de 5.000 socias y ahora rebasa los 1.000. En los últimos tiempos, entró a colaborar en las actividades culturales la escritora María Dubón, que ahora es la actual vicepresidenta. Con Ana Valdivieso, nacida en Zaragoza en el seno de una familia que procedía de Valladolid, se va una mujer entusiasta, concienciada, valiente y trabajadora que quiso convertir la Asociación María Moliner, como ha escrito José Luis de Arce en HERALDO, en “una de las más meritorias organizaciones de carácter cultural y social que existen en nuestra Comunidad y que posiblemente más haya hecho en favor de la incorporación de la mujer a una vida plena, visible y normalizada”.

Ese era su principal orgullo. “Desde hace algún tiempo la veíamos como triste, apagada, como si tuviera una depresión, y nos chocaba. Siempre ha tenido una inmensa energía y una enorme generosidad hacia todas”, decía ayer su colaboradora y gran amiga Elena Sanjuán. (El entierro será el 19, y desde el miércoles 18 estará en el tanatorio.)

Etiquetas
Comentarios