Despliega el menú
Ocio y Cultura

crisis en la cultura

La plataforma de la música acusa al Ayuntamiento de Zaragoza de simular una inversión inexistente

Se reúne hoy con la vicealcaldesa, Sara Fernández, a la que reclamará un mayor gasto en cultura. Afirma que la situación del sector es crítica y no se está contando con él.

CULTURA Y OCIO. Auditorio Zaragoza. Concierto 25 aniversario B Vocal / 17-10-2020 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]][[[HA ARCHIVO]]]
Conciertos privados como el de B Vocal se incluyen, según la plataforma, como gasto municipal.
Guillermo Mestre

La Plataforma de Servicios Profesionales y Espacios Escénicos del Sector de Eventos de Aragón, que agrupa a quienes trabajan en la música en vivo en la comunidad autónoma, acude hoy al Ayuntamiento de Zaragoza para exponer el momento «crítico» que atraviesan debido a las restricciones por la pandemia y denunciar, además, que esta institución, a su juicio, está anunciando unas inversiones que no son tales.

La queja es general respecto a la actuación de las administraciones públicas. Están a punto de cumplirse ocho meses desde la declaración del primer estado de alarma por la covid-19 y la gran mayoría de los músicos, promotores y técnicos aragoneses permanecen de brazos cruzados, por lo que se «está produciendo una destrucción a gran velocidad del tejido profesional» y el desmantelamiento de valiosas estructuras culturales privadas. «Es por ello exigible tanto al Gobierno autonómico, como a las diputaciones y municipios la toma de medidas de forma rápida y efectiva», dice la plataforma, que se queja de la falta de ayudas extraordinarias, de transparencia presupuestaria y de diálogo

La reunión de hoy es con la vicealcaldesa Sara Fernández, y a ella en concreto le reprochan que haya «transmitido a la ciudadanía un regreso a la normalidad de la cultura con una programación de impacto prácticamente nulo en el sector profesional, ya que no se ha contado con él ni en la planificación ni en la ejecución».

La plataforma critica que los ciclos ‘Vuelve a la cultura’, ‘Vuelve al Auditorio’ y ‘Otoño cultural’, anunciados como programaciones extraordinarias para paliar la situación del sector, hayan incluido actuaciones como las que tienen lugar cualquier otro año en una ciudad que concentra la mayor parte de la actividad cultural en Aragón. Además, lamenta que, al haberse desarrollado en espacios municipales –el Auditorio, varios centros cívicos–, no hayan implicado en su organización a las salas dedicadas a la música en vivo, tanto tiempo paralizadas. Destaca también que ningún concierto se ha organizado en recintos al aire libre (lo cual hubiera podido dar trabajo al sector), a pesar de que así lo recomiendan preferentemente las autoridades sanitarias.

Asimismo, denuncia que el Ayuntamiento ha rebajado su inversión en cultura este 2020 al suspenderse citas anuales que tenían su respaldo (el FIZ, el Festival Slap, Cultura al Raso, Ambar Z Music, la recreación histórica, la Feria del Libro), «cuyos presupuestos suman más de 300.000 euros», mientras que otras en las que también participa (Ecozine, el Festival de Cine de Zaragoza, el Lagatavajunto o la propia programación del Auditorio) han contado con menos dinero.

Y la plataforma cuestiona particularmente el denominado ‘Otoño cultural’ que se presentó el pasado 16 de octubre anunciando que estaría dotado con un millón de euros para la reactivación del tejido cultural, dinero que estaba antes destinado para las Fiestas del Pilar que no se celebraron.

Esa cantidad es «irreal», señala, por distintos motivos. Entre ellos, porque incluye como gasto cultural la Ofrenda de flores virtual (54.450 euros) y también la programación ordinaria del Auditorio en cualquier otoño (165.000 euros), o conciertos organizados por promotores privados que no suponen un coste para las arcas municipales, como los de B Vocal, Carlos Sadness, Xoel López o Los Chikos del Maíz. «Tenemos que poner el foco en los 350.000 euros que se presupuestan como ‘producción’ de los eventos del ‘Otoño cultural’ y que tienen más que difícil justificación ya que el 100% de ellos se lleva a cabo en instalaciones municipales con personal propio», añade la intersectorial de la música, que habla también de «falta de transparencia» y concluye que «nos encontramos ante un flagrante caso de simulación de gasto para justificar una inversión inexistente».

La Plataforma de Servicios Profesionales y Espacios Escénicos del Sector de Eventos de Aragón, nacida en el marco de la crisis actual, agrupa a las asociaciones Apmpma (mánagers y promotores de música), Silvis (de proveedores de equipamiento de sonido, iluminación, vídeo y ‘backline’, y servicios auxiliares), Astavea (de técnicos audiovisuales y escénicos), Aragón en Vivo (salas de música) y Apporte (profesionales de la producción y realización de eventos en vivo). «Gran parte de este sector ha visto reducida a cero su facturación» durante los meses pasados, se lamenta, y recalca que, «con la actual incertidumbre, la situación para los próximos meses resulta igual de dramática».

Etiquetas
Comentarios