Despliega el menú
Ocio y Cultura

Documental

'Traidores', de pertenecer a ETA a ser perseguido por condenar el terrorismo 

El director de este documental, Jon Viar, cuenta cómo su padre y otros intelectuales que formaron parte de ETA o del Partido Comunista durante el franquismo inician el Foro de Ermua, un movimiento cívico que se manifiesta contra la banda asesina y propicia que sus integrantes fueran amenazados.

Cartel de 'Traidores'
Cartel de 'Traidores'
HA

El documental 'Traidores' lleva a la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) la mirada de un niño que creció durante el apogeo de ETAy que es hijo de un antiguo integrante, quien tras salir de la cárcel pasó a ser amenazado por la banda después de condenar el terrorismo y abandonar la ideología nacionalista.

"Es la película sobre un niño que hereda el trauma de su padre", ha explicado este domingo su director, Jon Viar, quien considera que es una cinta "incómoda" para el nacionalismo vasco "porque lo critica desde dentro".

El realizador relata cómo su padre, Iñaki Viar, hijo de la burguesía nacionalista, participó en los inicios de ETA durante el franquismo, fue detenido por la Brigada Político Social y, tras ocho años en la cárcel de Segovia, salió condenando el terrorismo y alejándose poco a poco del nacionalismo.

"Es una ideología que siempre conduce a las pulsiones mortíferas del ser humano, al odio. El nacionalismo no deja de ser la reacción a un miedo", considera el director del documental que ha presentado su documental en la sección DOC España del festival de cine de Valladolid.

En una película que se sustenta en grabaciones familiares caseras, archivo histórico y rodaje profesional, Viar cuenta cómo su padre y otros intelectuales que formaron parte de ETA o del Partido Comunista durante el franquismo inician el Foro de Ermua, un movimiento cívico que se manifiesta contra la banda asesina y propicia que sus integrantes fueran amenazados.

"No es comparable la ETA del franquismo con la que asesinó en democracia, pero aun así quiero dejar claro que nunca hubo una ETA buena, siempre fue una catástrofe", confiesa, ante la "paradoja de la degradación moral" de la banda al perpetrar más atentados pasada la dictadura.

El director, que es doctor en Estudios Lingüísticos, Literarios y Teatrales por la Universidad de Alcalá, dice conocer bien lo que relata al formar parte de una de las familias de la burguesía nacionalista vinculada a la fundación del PNV. "Conozco el sustrato racista y xenófobo del nacionalismo vasco", critica.

El filme lo componen imágenes de archivo familiar rodadas por Jon Viar con 13 años, cuando se compró una cámara ante sus aspiraciones de ser cineasta. Las imágenes de archivo muestran entre otros episodios el Proceso de Burgos por el que fue juzgado su padre; y el rodaje con conversaciones con Iñaki Viar.

Las grabaciones han sido realizadas durante un periodo de cinco años en Bilbao, zonas de Gipuzkoa y alguna parte en Alcalá de Henares (Madrid) o en Segovia, en concreto en la antigua cárcel, donde su padre fue uno de los organizadores de la famosa fuga.

"Al final es la familia y el nacionalismo. La metáfora de la familia como cuando rompes con el nacionalismo, rompes con la tribu y te conviertes en un apestado social y en un traidor. Y además con lo difícil que era enfrentarte a ETA, algo que te podía costar la vida", detalla sobre el mensaje central de su obra.

Reconoce que es "desagradable" ahondar en un tema "delicado" mientras contempla "con horror" que partidos de la izquierda española "firmen documentos con un partido fascista y vinculado al terrorismo".

Sobre la participación en la Seminci, Jon Viar lo recibe como "un honor y una suerte", y el solo hecho de que 'Traidores' sea candidata en la sección DOC España "ya es un premio", ha precisado.

Viar dirigió los cortometrajes 'Síntomas' en 2013, seleccionado en varios festivales internacionales, y 'Derbi', que obtuvo el premio a mejor interpretación masculina en la XX Semana del Cortometraje de la Comunidad de Madrid. 

Etiquetas
Comentarios