Despliega el menú
Ocio y Cultura

El Museo Goya expone ya en sus salas 'La construcción del templo del Pilar'

La obra, que hace años algunos especialistas atribuyeron al pintor de Fuendetodos, es una copia de la cúpula de González Velázquez

'La construcción del templo del Pilar por los ángeles', un óleo sobre lienzo adquirido recientemente por la Fundación Ibercaja, luce ya en las salas del Museo Goya. La obra de arte, que durante décadas ha estado atribuida al pintor de Fuendetodos y ahora se presenta como 'de escuela aragonesa', es una copia de parte de la cúpula que el pintor Antonio González Velázquez realizó en la Santa Capilla. Se ha ubicado junto al primer boceto que González Velázquez hizo de su trabajo en Zaragoza, que ya atesoraba la institución. En este boceto, un ángel señala a la izquierda al apóstol Santiago la construcción de la capilla para la Virgen, y sobre ellos otros ángeles portan el sagrado pilar, que según la tradición, dejó la Virgen 

"El cuadro ha estado catalogado como obra de Goya, pero hoy no lo vemos como tal -señalaba este jueves el historiador del arte Domingo Buesa- pero eso no nos importa especialmente. Las pinturas, hoy, hay que valorarlas por su significado artístico. Y lo que tenemos aquí es una obra con una pincelada preciosa y precisa, que presenta un tratamiento de los colores como si fuera un manifiesto del arte rococó y que nos habla de cómo se trataba la perspectiva en el arte durante el siglo XVIII. Es una obra, además, que constituye una referencia a la Virgen del Pilar, una de las señas de identidad aragonesa".

El cuadro mide 108 por 79 centímetros y ya ha podido verse en Zaragoza, ya  que formó parte de la exposición 'El Pilar es la Columna. Historia de una devoción', que se celebró en la Lonja de Zaragoza a finales de 1995 y principios de 1996. 

Se sabe que en su día perteneció al conde de Fuentes en Zaragoza, y que sus descendientes lo vendieron al coleccionista Clemente Velasco. En tiempos recientes iba a ser subastado, y el historiador del arte Wifredo Rincón alertó de ese hecho para que no saliera de nuestro país una pieza de tanto significado. Fundación Ibercaja lo adquirió y lo ha incorporado a la exposición permanente del Museo Goya. 

Según ha destacado este jueves Amado Franco, presidente de la Fundación Ibercaja, "es una pintura que nos demuestra la importancia que tuvieron en Aragón la Ilustración y el Siglo de las Luces".

Etiquetas
Comentarios