Despliega el menú
Ocio y Cultura

música 

Última entrevista de Pepe Gros en Heraldo, con motivo de los 30 años de 'No te olvides la toalla'

El músico aragonés, fallecido este martes, 13 de octubre, en Zaragoza, explicaba los secretos de la canción de más éxito de Puturrú de Fuá.

Pepe Gros, en la entrevista con Heraldo en julio de 2017
Pepe Gros, en la entrevista con Heraldo en julio de 2017
ARANZAZU NAVARRO

El músico aragonés Pepe Gros, fallecido este martes, 13 de octubre, en Zaragoza, explicaba en la contraportada de HERALDO el 17 de julio de 2017, los secretos del éxito de la canción del verano en 1987, 'No te olvides la toalla cuando vayas a la playa', que cumplía 30 años. Tanta fama alcanzó el grupo  Puturrú de Fuá (Pepe Gros, Curro Fatás y Juan Manuel Labordeta) que llegó a tener como teloneros a Alejandro Sanz y Héroes del Silencio.  

Esta es la entrevista:   

Hace 30 años, en julio de 1987, el tema ‘No te olvides la toalla cuando vayas a la playa’ fue la canción del verano. Pocos aragoneses han alcanzado esa cota, además de Puturrú de Fuá: Bunbury, Amaral y pare usted de contar.

Fue nuestro disco de más éxito. Vendimos 365.000 copias. Entonces, un disco de oro te lo daban con 100.000 copias. Ahora, con el pirateo, con muchísimas menos. Como la historia de nuestras canciones, todo fue muy divertido.

Cuente, cuente…

Apareció en nuestro tercer disco, ‘Ni fu ni fuá’. Como casi todos, lo pensamos en Tramacastilla de Tena. Allí, entre las montañas del Pirineo, nos encerrábamos meses y meses componiendo. El título de la canción se le ocurrió a Curro en Vilafortuny. Un día se levantó diciendo que había soñado ese título de la toalla y la playa. Era una sátira de las canciones del verano de los 60, de los Diablos o Fórmula V. La letra de la canción es mía.

Dicen las lenguas de doble filo que se trata de una historia real…

Reconozco que sí. Quería que fuera una canción creíble. La canción va de un asunto que tuve con una novia inglesa. Fue en la universidad de verano de Jaca. Allí conocí a Jenny. Como no tenía ni un duro, le quité un poco de dinero a mi madre y me fui con Jenny a Salou. La canción fue un ‘boom’. Estrellas de posterior dimensión mundial, como Héroes del Silencio y Alejandro Sanz, eran teloneros nuestros. Qué tiempos...

Costó llegar hasta allí…

Ya lo creo. En los 70, yo cantaba a dúo con Juan Manuel Labordeta temas de Brassens. Un día se nos ocurrió la idea de hacer un grupo satírico, de humor, de socarronería aragonesa. Flor Martín nos dio el nombre del grupo: Puturrú de Fuá. Además de Juan, en un principio también estaba Míchel Avilés. Y Curro Fatás. Con los dos había hecho teatro en el grupo Patito Feo. Curro era esencial, con un talento enorme y muchísima idea y sensibilidad musical. El grupo se formó en 1977. Grabamos nuestro primer disco en 1978: ‘Abril’, producido por José Juan Chicón.

‘Prisionero de hacienda’ fue el primer pelotazo.

Eso ya fue en el segundo disco, ‘Puturrú de Fuá no es una marca de fuagrás’. Entramos en los 40 Principales. Plácido Serrano era nuestro productor y nos fichó Fonomusic, donde también estaban Silvio Rodríguez y Celtas Cortos.

Celtas Cortos… ¿Es cierto que usted se casó por segunda vez el 20 de abril del 90?

Sí, es cierto. La primera fue en 1978. Ellos, Celtas Cortos, estaban entonces en Benasque, en la cabaña del Turmo…

Qué bueno, Pepe , qué bueno…

Además de la canción de la ‘toalla’, había temas pegadizos en ese disco, como ‘Los chicos de Plan’ o ‘Porcelana china’.

¡Isabel Preysler!

Luego hicimos ‘Canciones a Madrid’, con Joaquín Sabina, Víctor Manuel y Ana Belén.

Allí le pegaban al chotis.

Le hemos dado a todos los palos: rap, bolero, rock, bachata, ranchera, tango, heavy metal...

Y otro disco, y otro más...

Hasta once. El último, en 2009, con el neoyorquino Leo Susana en lugar de Juan. Todo iba bien hasta que Curro sufrió una caída. Hubo que suspender la gira.

El disco se llamaba ‘Peligroso para la salud’…

Ahora anda Curro por el Moncayo, gerenciando el castillo de Añón, un lugar maravilloso.

¿Y usted?

En el casco viejo de Zaragoza, en la calle de Méndez Núñez. Muy tranquilo: saludo al verdulero, al panadero… De maravilla.

Ya lo creo…

Vivo solo en una casa insonorizada. Yo era muy estudioso de Freud y de Jung. Jung decía que la paz se encuentra en la soledad física, no en la psicológica. Yo me encuentro muy en paz.

¿Y cantar?

Solo para amigos. Disfruto con ellos y presumo de mi hijo, que se llama igual que yo. Mire su foto.

Vaya zagal…

Es actor de teatro. Ya ve, tiene unos ojos azules preciosos.

Como los suyos…

Sí, pero los míos son más pequeños. Cuando te haces mayor, todo suele hacerse más pequeño… (sonríe).

Menos los recuerdos…

Cierto. La canción de la ‘toalla’ no se me olvidará jamás.

 

 

Etiquetas
Comentarios