Despliega el menú
Ocio y Cultura

Fallece el músico Pepe Gros, uno de los integrantes de Puturrú de Fuá

El coautor de ‘Una de vampiros’ y ‘No te olvides la toalla cuando vayas a la playa’ ha sufrido un infarto este martes en su domicilio en Zaragoza. "Ha sido como un hermano para mí", dice Curro Fatás. 

Pepe Gros
Pepe Gros, en 2017, en una entrevista con Heraldo con motivo del 30 aniversario de 'No te olvides la toalla cuando vayas a la playa'
Aránzazu Navarro

Ha muerto el cantante Pepe Gros (Zaragoza, 1948), uno de los componentes del trío Puturrú de Fuá, integrado por Curro Fatás y Juan Manuel Labordeta, sobrino del cantautor, escritor y político. Gros, que tenía un peculiar sentido del humor y un don especial para la tertulia y los placeres de la vida y del pensamiento, ha fallecido a consecuencia de un infarto la mañana del martes 13 en su domicilio  de la capital aragonesa.

Los Puturrú de Fuá nacieron en 1978 y desplegaron un estilo “irónico, satírico, corrosivo, mordaz, peristáltico y tortuoso”, como ellos mismo solían decir, en el que se mezclaba la socarronería, lo festivo, lo irónico, lo transgresor y una vena de mala leche o de acidez que no excluía el surrealismo.

"Pepe ha sido como un hermano para mí" (Curro Fatás) 

Se presentaron por primera vez en Cetina; Pepe Gros como Juan Labordeta procedía del mundo musical, y Curró Fatás del teatro, de los alrededores de El Grifo, de Dionisio Sánchez. Rápidamente llegaron al público con el cultivo de la parodia, el humor y temas que tenían algo de psicodelia, de juego, de levedad y de burla baturra, aunque su auténtica reconocimiento comenzó en 1985. En su ADN estaban grupos como La Trinca y Les Luthiers, y una innata capacidad para darle la vuelta a la situación de la recién estrenada Transición. En su evolución, se aproximarían más a otras bandas del momento como la Orquesta Mondragón, pero siempre con su aroma aragonés y somarda que no dejaba de ser un análisis lúdico y heterodoxo del panorama político, social y artístico del momento histórico, eso sí con diversos estilos musicales: balada, bolero, rock, tango, ranchera, jota... Ahí está un ‘hit’, ‘No te olvides la toalla cuando vayas a la playa’, que apareció en 1987 y del que se tiraron más de 365.000 copias.

"Lo llamábamos el Marqués de Gros o el Marqués de Puturrú"

Pepe Gros le contó a Raúl Lahoz para HERALDO los orígenes del grupo: “En los 70, yo cantaba a dúo con Juan Manuel Labordeta temas de Brassens. Un día se nos ocurrió la idea de hacer un grupo satírico, de humor, de socarronería aragonesa. Flor Martín nos dio el nombre del grupo: Puturrú de Fuá. Además de Juan, en un principio también estaba Míchel Avilés. Y Curro Fatás. Con los dos había hecho teatro en el grupo Patito Feo. Curro era esencial, con un talento enorme y muchísima idea y sensibilidad musical. El grupo se formó en 1977. Grabamos nuestro primer disco en 1978: ‘Abril’, producido por José Juan Chicón”.

Curro Fatás casi no puede hablar: “Ha sido como un hermano para mí. Pepe Gros era un hombre entrañable, generoso y divertido, un ‘bon vivant’. Lo conocí a él y a Juan Manuel Labordeta una noche, a las dos, en El Parador del Ciclista de la Avenida de Valencia. Estaban tocando con la guitarra a Georges Brassens en castellano. Creo que fue de los primeros que lo cantó en España, en las versiones de Alberto Gambino. Era un ilustrado de Zaragoza, encantador, que no se enfadaba jamás. Luego los vi tocar en el Chal Chal, y ya nos unimos”, explica Curro, desde el castillo de Añón.

“Nosotros lo llamábamos el Marqués de Gros o el Marqués de Puturrú. Recuerdo que durante dos años, vivimos dos mujeres y yo y él a su costa, gracias a su condición de gran jugador de póquer. Nos mantenía. Era ingenioso. Los tres nos implicábamos mucho en las canciones y en la música, teníamos un proceso de creación muy colectivo, y él trabajó con entusiasmo. Un tema como ‘Una de vampiros’ lo compuso en solitario”, recuerda Curro.

Puturrú de Fuá grabó varios discos como ‘Abril’ (1979), ‘No es una nueva marca de fuagrás’ (1985), ‘Ni fú ni fuá’ (1986), ‘Menage a truá’ (1987), ‘Pásame la bola manola’ (1988), ‘Te has hecho pis’ (1989), Úsame y tírame (1990) o Lo mejor de Puturrú de Fuá (1993). Ya en los títulos se advierte su pasión por el juego de palabras, la broma, el chiste y la invención, los constantes usos de la imaginación.

Evoca Curro: “Pepe estuvo en el trío hasta el 1996, y la formación se disolvió en 1998. Lo llamé 30 años después para celebrar las tres décadas. Juan Manuel entonces andaba en otras experiencias y no le venía bien. Pepe ya se integró en 2007 en otro proyecto con Leo Susana y Curro Fatás, y en la Expo de 2008 actuamos en el anfiteatro de Ranillas. Y aún volveríamos a reunirnos en 2018 en la carpa del ternasco. Pepe siempre ha estado ahí con su ingenio y su humanidad. Era un gran tipo y tenía alma de don Juan”, explica Curro.

Añade: “A Pepe Gros le apasionaba el buen jazz, le gustaba mucho Diane Krall y, por supuesto, Georges Brassens. En realidad, a Pepe Gros lo que más le gustaba en el mundo era enamorar a las mujeres con su guitarra y con su voz”. Pepe Gros mantenía una relación de constante amor a Zaragoza. Era frecuente verlo en el Casco Histórico, que tanto amaba, en el Pascualillo, donde departía con amigos con su habitual elegancia, tocado de sombrero.

Precisamente en 2017, con motivo del treinta aniversario de la canción 'No te olvides la toalla cuando vayas a la playa', HERALDO publicó una entrevista con Pepe Gros en la que confesaba que fue 'Menage a truá' fue su disco de más éxito, y llegaron a vender 365.000 copias. "Entonces, un disco de oro te lo daban con 100.000 copias", apuntaba. "Estrellas de posterior dimensión mundial, como Héroes del Silencio y Alejandro Sanz, eran teloneros nuestros. Qué tiempos...", señalaba. 

 

Etiquetas
Comentarios