Despliega el menú
Ocio y Cultura

Las obras que Pablo Serrano creó para espacios públicos asoman en su museo

El Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos exhibe 28 piezas del escultor salidas de sus fondos

«La obra de arte es patrimonio universal y su misión, mejor que en los museos, se cumple en la calle, las escuelas y en los hogares, para que con su cercanía podamos asimilar mejor su mensaje e inquietar, atrayéndonos su misterio». Así entendía su escultura el turolense Pablo Serrano, creador de casi 80 monumentos para espacios públicos entre 1955 y 1985. Los bocetos y reproducciones de varios de ellos conforman la exposición ‘La conquista del espacio. Pablo Serrano, en la esfera pública’. Ayer fue presentada en el Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos Pablo Serrano, donde sale a la luz parte del legado del escultor que allí se custodia. La muestra fue inaugurada por el consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci.

El consejero destacó que el patrimonio artístico del museo Pablo Serrano ha aumentado con la incorporación de nuevas piezas y quiso agradecer a la familia del artista, a Susana Spadoni y Valeria Serrano, nuera y nieta, respectivamente, «el interés que siempre han mostrado para que este patrimonio esté en Aragón, en este museo, que se pueda difundir y que la obra de Pablo Serrano esté siempre en la mente de todos los aragoneses. Es una figura artística aragonesa de nivel internacional y con exposiciones como esta lo que queremos es que siga siendo ese referente».

Pablo Serrano, a su regreso a España en 1955, ideó un centenar de monumentos, gran parte de ellos se materializaron y en la actualidad 80 de estas obras pueden contemplarse en distintos ámbitos de la esfera pública, entendida como aquellos espacios que salen al encuentro de los ciudadanos. Julio Ramón, director del museo, recordó que «su trabajo estuvo al servicio de un único fin: la concepción de la escultura, en palabras del propio Serrano, como una conciencia, al igual que lo es un poema o un libro. Ha de ser un grito, aunque sea inútil, o una protesta».

Obra monumental

La exposición, que se podrá visitar hasta el 4 de septiembre de 2022, muestra una selección de distintos monumentos desarrollados por el autor a través de 29 bocetos y esculturas en bronce y escayola a menor escala que ilustran, junto a fotografías, planos y textos, el proceso de creación de las obras hasta su resultado final.

De esta manera, el visitante puede conocer cómo se gestaron los monumentos de Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto o el de Benito Pérez Galdós. También llama la atención ‘Viaje a la Luna en el fondo del mar’, escultura creada para el vestíbulo del hotel Tres Carabelas de Torremolinos, cuyo dueño mando desmontar, al no ser de su agrado. Fue destruida sin contar con la opinión de Serrano, lo cual motivó el inicio de una lucha por reconocer los derechos de autor de la obra.

Entre las piezas de la muestra se exponen 12 esculturas de bronce, una escultura de mármol de la plaza de José Sinués, 14 esculturas de escayola y una escultura de hierro (correspondiente al boceto de ‘Quema del objeto’, en Alcañiz).

Del total de las 28 esculturas que se exponen, 26 proceden de fondos propios del Pablo Serrano y otras dos corresponden a préstamos (un relieve del boceto de la venida de la Virgen del Pilar propiedad de la familia Serrano y un boceto de escayola de la cabeza de Joaquín Costa, procedente de una colección particular).

Etiquetas
Comentarios