Despliega el menú
Ocio y Cultura

‘Dungeon Universalis’ sigue batiendo récords

La segunda edición del juego de mesa diseñado por el aragonés Óscar Bribián logra 250.000 euros en 24 horas en su campaña de ‘crowdfunding’

OSCAR BRIBIAN CREADOR DEL JUEGO DUNGEON UNIVERSALIS / 30-12-2019 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Óscar Bribián, junto a un ejemplar de la primera edición de su juego, 'Dungeon Universalis'.
Francisco Jiménez

La segunda edición de ‘Dungeon Universalis’, el juego de mesa ideado y fabricado por el aragonés Óscar Bribián, vuelve a batir récords. Al igual que la primera, se financia a través de la plataforma de ‘crowdfunding’ Kickstarter. La campaña se inició el 24 de septiembre pasado con el objetivo de hacer una segunda edición. Para ello se necesitaba conseguir 80.000 euros en el plazo de un mes. Pero esa cifra se alcanzó en apenas 40 minutos, el primer día se cerró ya con 258.000 euros y, en la actualidad, a falta de más de dos semanas para el cierre de la campaña, el proyecto tiene ya más de 2.500 patrocinadores de todo el mundo, que contribuirán con 380.000 euros. Y las cifras suben minuto a minuto.

«La dinámica de Kickstarter hace que el mayor número de suscriptores se registre el primer y el último día de la campaña –asegura Bribián, un tanto sorprendido aún por el éxito–. Así que esperamos tener un número mayor cuando se cierre. Ojalá lleguemos a los 4.000. El primer año nuestro objetivo era conseguir 35.000 euros para poder publicar el juego y los conseguimos en tan solo 20 minutos. Pero ahora la cifra era sensiblemente superior». Lo era, efectivamente, pero también el juego tenía una baza a su favor. Y es que en la primera edición, que tuvo 2.200 copias, Bribián era un novato, un desconocido entre los jugadores. A la segunda, por el contrario, le ha favorecido que tanto críticos especializados como jugadores han sido seducidos por el juego y por su dinámica. En la web más importante del mundo dedicada a los juegos de mesa de su tipo, el 90% de quienes han puesto un comentario al juego lo han calificado con un 10 rotundo.

Pero, ¿qué es ‘Dungeon Universalis’? ¿Qué lo hace diferente? Es lo que los aficionados llaman un ‘dungeon crawler’, un juego de exploración de mazmorras. Y, a diferencia de clásicos como ‘Dungeons and Dragons’, ‘HeroQuest’ o ‘Gloomhaven’, en ‘Dungeon Universalis’ las posibilidades de juego son prácticamente infinitas. Cuando empezó a diseñarlo, Bribián, que es jugador avezado, estaba harto de productos comerciales que a las 20 o 30 partidas ya se les ha cogido el pulso. E ideó el juego de los juegos: una mezcla de rol y juego de tablero, que se puede usar en solitario o en equipo, contra un ‘malo’ o contra una inteligencia artificial, en partidas de 30 minutos o de varios días... La caja con todos los elementos pesa más de 7 kilos.

El precio de venta de la segunda edición es de 119 euros, aunque hay una edición ‘deluxe’, con un gran número de extras, por 239. Quienes compraran la primera pueden adquirir ahora un paquete de actualización, en el que se incluyen algunas correcciones y mejoras.

«He estado todo el último año escuchando a los jugadores, sus sugerencias y consejos –apunta Bribián–, y algunas mejoras sí que he introducido. Y es que la idea siempre ha sido hacer un juego vivo, que satisfaga al máximo a quienes le dediquen su tiempo».

Sorprendente resulta, también, que en los últimos meses Óscar Bribián aún haya realizado expansiones, pero reconoce que no habrá muchas más. El juego, por ejemplo, tiene ya 96 cartas de hechizos, 170 de objetos... Añadir 5 o 10 hechizos más no cambia en mucho la diversión que ofrece ‘Dungeon Universalis’.

Para llevar a cabo el proyecto Bribián creó una empresa, Ludic Dragon Games, y, aunque en el proceso creativo ha contado con ayudas de distinto tipo, buena parte del trabajo ha recaído sobre sus hombros. En algunos momentos las tareas le han agobiado y confiesa que ha estado a punto de venderlo a alguna compañía más grande. «Ha habido momentos de cansancio porque es un trabajo excesivo para una sola persona, momentos en los que he pensado vender la licencia. Pero al final he logrado sobreponerme. Ahora es distinto porque después de la primera edición estoy mucho más tranquilo».

Con esta segunda edición del juego Bribián quiere cerrar una etapa. «Hay que acabar bien el trabajo en los meses que quedan y me gustaría tomarme cierto descanso luego y dedicarme a otros juegos que tengo ya pensados. A corto plazo me gustaría hacer algo mucho más ligero. Tengo también ideas para juegos de gran tamaño, pero ahora me apetece hacer algo más reducido y sencillo».

Etiquetas
Comentarios