Despliega el menú
Ocio y Cultura

festival

Asalto invita a transitar por San José con la mirada abierta al arte urbano

El festival zaragozano cumple 15 años con las limitaciones de la pandemia, pero buscando la participación ciudadana. Además de en este barrio, volverá a intervenir en las paradas del tranvía.

Asalto fue presentado en lo que el festival denomina la 'Plaza sin nombre', un espacio que será intervenido.
Asalto fue presentado en lo que el festival denomina la 'Plaza sin nombre', un espacio del barrio de San José que será intervenido.
Francisco Jiménez

Por unos días, la actividad cultural zaragozana va a recuperar algo de su antiguo pulso gracias al Festival Asalto. Alcanza su decimoquinta edición y le toca hacerlo lidiando con todas las limitaciones impuestas por la situación de pandemia, pero manteniendo su ambición de animar la participación y de intervenir en los paisajes cotidianos de la ciudad gracias al arte urbano, en este 2020 en los de San José.

Asalto comenzó ayer y se desarrollará hasta el próximo día 27. La presentación fue en uno de los espacios públicos del barrio que se verán transformados estos días, en la confluencia entre las calles Mornes y Enrique Armisén, un lugar de tránsito, degradado, que Asalto ha bautizado como la ‘Plaza sin nombre’. Sawu Studio creará allá una obra inspirada por lo que expresaron los vecinos en un proceso de encuestas previo. Además de este equipo madrileño de arquitectos, este año participan dos artistas zaragozanos, Diego Vicente y Karto Gimeno, y otros ocho de distintas ciudades de España y Portugal: Akacorleone, Elbi Elem, Isaac Cordal, Lida Cao, Mara Lapeña, Slim Safont, Anna Taratiel y Aheheah. Trabajarán en distintos emplazamientos del distrito que la organización prefiere no desvelar para que sorprendan en su entorno habitual a quien pasee con una mirada abierta al arte.

Hay otros 15 artistas que dejarán sus obras en las calles de San José, creadas tras un proyecto de colaboración en el que charlaron en semanas pasadas, vía videoconferencia, con otros tantos vecinos que les trasladaron historias del barrio o los sentimientos que asocian a este. "Aunque hay algunas efímeras, el 95% permanecerán", explicó Luis García, del equipo de Asalto, quien expuso que sacar adelante el festival en la complicada situación actual, y hacerlo además manteniendo los procesos de participación, ya es una forma de celebrar el aniversario de fecha redonda al que se llega en 2020. "Hemos querido ser ambiciosos en cuanto a la cantidad de los artistas y a su excelencia", destacó, en un acto de presentación al aire libre en el que también intervinieron, con palabras elogiosas para el festival, los responsables municipales de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández, y Acción Social y Familia, Ángel Lorén, además de Ignacio Iraburu, este en representación de la empresa Los Tranvías de Zaragoza.

Como en ediciones anteriores, el tren urbano vuelve a sumarse al festival. Será en sus paradas entre las murallas romanas y el estadio de la Romareda, con intervenciones artísticas bajo el lema de ‘Lo extraordinario de lo cotidiano’, inspiradas por las reflexiones que ha propiciado la alarma sanitaria por la covid-19 en torno a cuestiones como el consumo, el pequeño comercio, los parques, el transporte público… Las firmarán Samuel Adebola, Blanca BK, Vera Galindo, Víctor G. Romano, David Guirao y Sara Jotabé.

Asalto pierde por la pandemia su recta final con su bar efímero, su programación de espectáculos y su feria de arte urbano, habituales y tan apreciados en años pasados, aunque sí mantiene otros ‘clásicos’ como las visitas guiadas para descubrir en profundidad las intervenciones artísticas del festival (con las plazas agotadas a las 24 horas de ofrecerse), así como los talleres, que en esta edición darán vida a sendos murales, uno de la catalana Anna Taratiel en colaboración con alumnos del colegio Calixto Ariño y otro de la lisboeta Aheneah con vecinos del barrio.

Etiquetas
Comentarios