Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

"No me pongo de meta ningún premio, es el momento de fluir y adaptarse a lo que venga"

Pilar Palomero preestrenó este martes en Zaragoza su película ‘Las niñas’, que llega a las pantallas el viernes 

Elisa Martínez, Julia Sierra, Ainara Nieto, Andrea Fandos, la directora Pilar Palomero y Carlota Gurpegui, junto al cartel de la película, en los cines Palafox.
Elisa Martínez, Julia Sierra, Ainara Nieto, Andrea Fandos, la directora Pilar Palomero y Carlota Gurpegui, junto al cartel de la película, en los cines Palafox.
Guillermo Mestre

Arropada por los suyos –madre, dos hermanos y sobrinos– Pilar Palomero preestrenó ayer en Zaragoza su filme ‘Las niñas’, triunfador en la última edición del Festival de Málaga. Fue un preestreno casi íntimo, organizado para el amplio equipo aragonés que ha trabajado en una película que está a llamada a ser uno de los estrenos más destacados del año.

Hubo representantes del mundo audiovisual, desde Isabel Soria a Luis Fatás; del mundo político, como Sara Fernández, vicealcaldesa de Zaragoza; y del periodístico, pero lo que más abundaba eran amigos y familiares del equipo artístico de la película, que cuenta con actores aragoneses como Laura Gómez Lacueva, Maite Segueira o Mariano Anós. Este último, que interpreta en la película el personaje de un sacerdote, confesaba antes de entrar en una sala de los cines Palafox, que albergaron el preestreno, que «mi papel es pequeño, casi no se me verá en la película, pero el rodaje fue muy agradable y me lo pasé muy bien. Tuve que afeitarme la barba, hacer de sacerdote y fumar en el confesionario».

‘Las niñas’, de Pilar Palomero (Zaragoza, 1980) retrata el ‘despertar’ adolescente de un grupo de alumnas de un colegio católico en la España del 92. La película, primer largometraje de la cineasta, se estrenó en el Festival de Berlín, donde fue muy aplaudida, acaba de conseguir la Biznaga de Oro en el Festival de Cine de Málaga y llega a los cines españoles este viernes.

La primera película de la directora ha contado con un amplio equipo artístico y técnico de profesionales aragoneses

La directora irradiaba ayer felicidad por la marcha de la película. Y es que resulta verdaderamente heroico estrenar una cinta en tiempos de pandemia. «Ya lo creo que lo es –confesaba–, pero, afortunadamente, el equipo de ‘Las chicas’ es maravilloso y todo está saliendo mejor de lo que esperábamos».

Palomero, que ha aprovechado el confinamiento para completar el guión de su próximo proyecto –una historia que gira también en torno al universo juvenil, aunque está ambientada en nuestros días–, se mostraba sorprendida, sin falsa modestia, por la acogida de su trabajo.

«Quiero pensar que es una pelicula que cada uno que la ve quiere hacer suya –subrayaba–. Que el público, una vez en la sala, busca acompañar al personaje de Celia en el viaje existencial que realiza y recordar de paso su propio cambio. Eso es lo que me han transmitido los que la han visto».

Palomero es consciente de que asumió riesgos al hacer que el peso interpretativo de la película descansara en buena parte en jóvenes sin gran experiencia cinematográfica. Pero nunca dudó de que ese fuera el camino.

«Tenía muy claro que quería hacer esta película y el modo de hacerla. El rodaje al final resultó muy fácil y he disfrutado mucho con las chicas, tanto dirigiéndolas como fuera de cámara. He estado en todo momento muy acompañada».

De momento no piensa en los premios Goya. Ni de lejos. «Si hay algo que he aprendido con la crisis del coronavirus es que no hay que pensar mucho más allá del día siguiente. Yo volví de Berlín el 1 de marzo, y tenía las maletas hechas para viajar al Festival de Málaga cuando lo suspendieron por la pandemia, Y pocos días después nos confinaban y tenía que quedarme encerrada en casa. No me pongo como meta conseguir ningún premio. Es el momento de fluir y de adaptarse a lo que venga».

Pero las verdaderas protagonistas de la velada fueron las jóvenes intérpretes: Andrea Fandos, Ainara Nieto, Carlota Gurpegui, Julia Sierra y Elisa Martínez. Faltaba la barcelonesa Zoe Arnao. Fueron las reinas del ‘photocall’ y llegaron a posar con la directora, todas con una camiseta de Chimo Bayo, cuya música está presente en la película. Algunas de ellas, como Carlota Gurpegui, ya tenían experiencia cinematográfica previa (participó en la primera película de Paula Ortiz), pero no con tanta presencia en pantalla, según revelaron sus padres, Eva Magaña y Carlos Gurpegui,

Los progenitores de Andrea Fandos, Javier Fandos y Verónica Palomera, resumían el sentir general. «Estamos alucinando un poco con todo lo bueno que le está pasando a la película, pero afortunadamente las chicas lo están llevando con la mayor naturalidad. Andrea no tiene teléfono móvil ni redes sociales, y sus preocupaciones no dejan de ser las típicas de una niña de doce años».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión