Despliega el menú
Ocio y Cultura

mi mascarilla

Blanca BK habita un refugio suave para que nada malo pase

La ilustradora y diseñadora crea un hogar propio vedado al efecto de la pandemia

La mascarilla de Blanca BK.
[[[HA REDACCION]]] thumbnail_blancabkmascarilla.jpg
Blanca BK.

ZARAGOZA. Blanca BK Gimeno lleva más de dos décadas en el oficio de ilustrar cuentos, aunque dice que el principio de todo bien podría remontarse a 2007, cuando participó en el libro coral ‘Cuentos a patadas’, de relatos sobre el Real Zaragoza, que publicó el club que presidía Eduardo Bandrés y que coordinó el escritor y zaragocista Félix Romeo. Desde entonces su actividad no ha parado, y ha publicado más de cincuentena de libros casi siempre para los más chicos, y la han traducido al inglés, al chino, al bretón, al catalán, etc.

Hace un dibujo amable y tierno, lleno de color y de candor. Una de sus series más conocidas es ‘Minicuentos para ir a dormir’, con diversos animales, concebido para los más chicos, en el sello Beascoa. También ha trabajado con editoriales como La Galera, Anaya, Rolde (‘¿En qué país vives?’), Penguin Random House. Alimenta un blog dedicado a los ilustradores aragoneses. En 2014 el cuento ‘Hoky, el lobo solitario’, con texto de César Blanco e ilustraciones suyas, fue premiado en Estados Unidos. Ha titulado su mascarilla ‘Dulces sueños’. «Al comienzo de la pandemia sufrí un fuerte ataque de ansiedad; me sentía impotente de no poder proteger a los míos constantemente del virus», explica.

Recibió una ayuda inesperada de sensatez. Lo cuenta así: «Entonces, alguien muy sabio me dijo: “Lo que sucede fuera de casa no se puede controlar, pero en tu hogar crea tu propio mundo para sentirte bien dentro de él y coger fuerzas”. Y en ello he basado el diseño de mi mascarilla: he querido crear una situación tierna, dulce y confiada, donde nada malo puede pasar».

PERFIL

Blanca BK estudió Ilustración y Diseño Gráfico, y trabajó en agencias de publicidad. Ha ilustrado «decenas de libros», recuerda, sobre todo para los más pequeños. Ha expuesto en España, Reino Unido, Italia y Bélgica. Pintó un pasillo de Oncología Pedriátrica del Miguel Servet con Believe in Art y ahora participa en la exposición colectiva, de calle, ‘La casa por la ventana. Historias para abrazar la ciudad’.

Etiquetas
Comentarios