Ocio y Cultura
Suscríbete

Nata Moreno, seleccionada para dirigir una película con el apoyo de Netflix y el ICAA

Su filme es uno de los 12 elegidos por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales

CULTURA Y OCIO. IAACC Pablo Serrano.Entrevista a la realizadora Nata Moreno / 27-11-2019 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
La actriz y directora zaragozana prepara un película sobre Raquel Meller y otro nuevo filme, una ‘road movie’ titulada ‘Onna fly’
Guillermo Mestre

La cineasta zaragozana Nata Moreno, ganadora del Goya y el Forqué con el documental ‘Ara Malikian, una vida entre las cuerdas’, trabaja sin apenas descanso en nuevas aventuras cinematográficas. Mientras continúa con la preproducción de una película sobre la figura de Raquel Meller, la cupletista turiasonense que se erigió en la artista española más internacional en las décadas de los 20 y los 30 del siglo pasado, Moreno se prepara para poner en marcha otro largometraje que llevará por título ‘Onna fly’, tras haber sido seleccionada en CIMA Impulsa, un programa de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) que facilita el acceso efectivo de las mujeres a la industria audiovisual y ayuda a las guionistas y productoras (con experiencia o noveles) en el desarrollo de sus obras y el acceso a la industria.

Esta iniciativa cuenta con la colaboración de Netflix y del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) del Ministerio de Cultura. La plataforma Netflix participa en el proyecto con ayuda financiera y podrá seleccionar a un máximo de tres guionistas participantes que tengan intención de dirigir ellas mismas su guión para incorporarlas a su programa ‘Female Director Shadowing Program’. Y el ICAA, además de financiar una parte de los proyectos seleccionados (largometrajes y series de ficción y documentales), facilitará su presentación en foros y mercados audiovisuales.

Más de 400 proyectos

A la convocatoria de CIMA Impulsa se presentaron más de 400 propuestas, de las que finalmente se eligieron 12: seis de largometrajes de ficción (‘Onna fly’, de Nata Moreno; ‘La coleccionista de besos’; de Raquel Díaz; ‘Yo no soy mamá’, de Cinthia María Delgado; ‘Por donde pasa el silencio, de Sandra Romero; ‘Tras el verano’, de Yolanda Centeno y ‘Ripli’, de Elena Tara), cuatro de serie de ficción (‘Las odio’, de Alexandra Gascón; ‘Metacíclicas’, de Lydia Zimmermann; ‘En lista de espera’, de Laura Reviejo y ‘Flores de hierro’, de Marta Sánchez y Patricia Ferreira), uno de largometraje documental (‘Treinta grados de separación’, de Paula Pérez) y uno de serie documental (‘Iceberg’, de Amanda de Luis).

«Esta asociación pelea siempre por conseguir que las mujeres que nos dedicamos al cine ocupemos un sitio en la industria y he tenido la gran suerte de que mi proyecto esté entre los elegidos. Cada proyecto que ha sido presentado por una creadora va a estar acompañada también por una productora. En mi caso he optado de nuevo por Amelia Hernández, con quien siempre trabajo. Amelia es un gran impulso para mí. Siempre me ha apoyado y ahí estamos juntas de nuevo», cuenta la cineasta aragonesa.

Al mismo tiempo, la directora sigue adelante con la película sobre Raquel Meller. «En el cine siempre hay que jugar a los platos chinos, tener varias ideas en marcha al mismo tiempo, que no se te caigan y ver por donde va naciendo cada una. Raquel Meller es un personaje que admiro mucho, una mujer que debe ser contada, y desde hace cuatro años también he estado con el guión de ‘Onna fly’ de una forma intermitente –revela–. Es una historia que ha tenido que posarse en mí y en el tiempo para tener profundidad y tener verdad».

‘Onna fly’ cuenta la aventura de dos mujeres y se trata de «una ‘road movie’ pequeña, sencilla, donde en realidad, como en toda buena ‘road movie’ el viaje es interno», añade Moreno. Su protagonista, Onna, emprende un viaje para encontrarse a sí misma tras haber renunciado a sus sueños por diversas circunstancias.

«Onna es una mujer de Zaragoza (siempre incluyo mis raíces, aunque es cierto que podría ser de cualquier otro lugar, ya que forma parte de una realidad universal) que se echa a la carretera para buscarse a sí misma. Le acompaña Carmen, una mujer de 75 años. Es un personaje que me ha gustado mucho construir porque en el cine se nos olvida que las mujeres de esta edad no son invisibles, mantienen las ganas de vivir y de disfrutar del sexo todavía, de ser atractivas y de tener sueños, –reivindica–. Ha vivido mucho y va a ser una buena maestra para Onna, casi como un ‘Karate Kid’ emocional».

Pero este viaje «no sería igual si no fuera acompañada de sus tres hijos y su perro, así que espero sacarle jugo, divertirme mucho con este película y sobre todo aprender. Al final, una siempre está aprendiendo», afirma.

Un cortometraje sobre el confinamiento, pendiente de estreno

El pasado mes de junio, Nata Moreno rodó en la capital aragonesa ‘El espacio vacío’, un cortometraje que refleja su visión del momento que vivimos como consecuencia de la pandemia de covid-19. El filme está protagonizado por Jorge Usón, Laura Gómez-Lacueva, Carmen Barrantes y José Luis Esteban (Jota). Este corto forma parte las siete piezas producidas por Aragón TV en las que destacados realizadores aragoneses ofrecerán su visión sobre el momento histórico que vive la sociedad como consecuencia de la pandemia del coronavirus. En esta iniciativa participan Ignacio Estaregui, Javier Macipe, Alejandro Cortés (con guión de Álex Rodrigo), Pablo Aragüés, Nata Moreno, Pilar Palomero y Gaizka Urresti. La coordinación corrió a cargo de Vicky Calavia y Carlos Navarro se ha encargado de dar uniformidad técnica a las siete obras para su difusión en formato largometraje.

«Me rodeé de todo un equipo aragonés, a excepto de la directora de foto porque es con quien suelo trabajar siempre. Fue un lujo, no pude dar con mejor gente. De hecho, espero podérmelos subir al resto de mis proyectos porque son unos profesionales como la copa de un pino, y luego tuve la maravillosa suerte de poder contar con Jorge Usón, Carmen Barrantes, Laura Gómez-Lacueva y José Luis Esteban, la ‘crème de la crème’. Y a pesar de que no habíamos ensayado, no nos habíamos visto la cara hacía meses porque estábamos confinados, salió genial, –rememora–. Luego te encuentras y siempre hay una cierta química que existe y que da juego. Me lo he pasado muy bien y creo que hemos hecho una pieza muy chula».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión