Despliega el menú
Ocio y Cultura

cosas con botones

Análisis del Note 10 Lite: el móvil ‘lowcost’ y con lapiz digital de Samsung

Hasta ahora el S-Pen era un instrumento reservado a una élite, la versión ‘lite’ del Note lo democratiza.

Note 10 Lite
Note 10 Lite
Heraldo.es

El Note siempre ha sido una rara avis, un teléfono de enorme cuya seña de identidad es el S-Pen, un ‘stylus’ o lapicero digital que ha ido mejorando con los años y que, en 2020, no sirve solo para dibujar y tomar notas, si no también como mando a distancia.

Samsung siempre le ha puesto lo mejor al Note: una gran pantalla, enorme batería, cámaras de última generación y el mejor procesador. Por desgracia, el Note era solo para una élite dispuesta a hacer una gran inversión en un móvil (más de 1000 euros), por tratarse de su principal herramienta de trabajo y de ocio.

Pero en 2020, Samsung ha decidido ‘democratizar’ el Note, bajándole notablemente el precio y también haciendo algunos recortes en la hoja de especificaciones.

El diseño del Note 10 Lite es muy bonito, menos elegante y más desenfadado que el Note original, el modelo que hemos probado es de un rojo vivo que llama mucho la atención. A pesar de estar fabricado en plástico, la sensación en mano es muy premium y no es un teléfono excesivamente pesado (199 gramos) ni gordo (8,7 mm) a pesar de albergar en su interior el S-Pen.

El Note 10 Lite que hemos probado es de un rojo vivo que llama mucho la atención.
El Note 10 Lite que hemos probado es de un rojo vivo que llama mucho la atención.
Heraldo.es

La pantalla súper amoled de 6,7 pulgadas y resolución Full HD no llega al nivel de los nuevos paneles QHD de 120 Hz de la compañía, pero se ve realmente bien en todas las circunstancias, gracias a un brillo máximo de 600 nits. Además, cuenta con un veloz sensor de huellas integrado bajo el panel.

En el interior del Note 10 Lite late un procesador de hace dos años, concretamente el que tenía el S9 de 2019. Aunque pueda parecer un punto negativo, lo cierto es que nos ha sorprendido muy positivamente la gran fluidez del teléfono, tanto en el sistema operativo y las tareas diarias, como a la hora de jugar a los títulos más exigentes de la Play Store.

Tres de doce

Las tres cámaras traseras de 12 megapíxeles son una combinación perfecta para un gama media que sacan buenas instantáneas en todas las situaciones. Sorprende también un selfi de 32 Mpx con mucha calidad y vídeo en 4K que falsea un poco las autofotos para intentar sacarnos siempre lo más guapos posible.

La batería de 4.500 mAh aporta energía suficiente para pasar la jornada sin grandes complicaciones, pero no hace que este móvil destaque en este apartado.

Carece de extras presentes en otros teléfonos de gama media como la resistencia al agua, la carga inalámbrica o la conectividad 5G. A cambio tiene el S-Pen que para algunos usuarios será un apéndice realmente útil.

A grandes rasgos, el Note 10 Lite es un teléfono que ronda actualmente los 450 euros y destaca por un gran equilibrio en todos sus apartados y un ‘stylus’ como seña diferencial. Samsung ha sabido dónde recortar, para ofrecer la seña de identidad del Note a un precio más asequible.

Etiquetas
Comentarios