Despliega el menú
Ocio y Cultura

Las compañías locales imperan en un verano con limitada actividad escénica

Se programan representaciones en centros cívicos y los teatros de Zaragoza volverán en septiembre

Marisol Aznar y Jorge Asín ofrecen una recopilación festiva de sus últimos espectáculos en ‘Manual de instrucciones propias’
Marisol Aznar y Jorge Asín ofrecen una recopilación festiva de sus últimos espectáculos en ‘Manual de instrucciones propias’
Heraldo.es

Subir el telón en los escenarios aragoneses es una proeza aún mayor este verano. Casi todos los teatros de la capital permanecen cerrados a excepción del Principal, que en julio ha programado dos espectáculos: ¡Ábrete sésamo!, de Caleidoscopio Teatro (que pudo verse el pasado fin de semana), y ‘Manual de instrucciones propias’, con Marisol Aznar y Jorge Asín, los populares actores del programa de televisión ‘Oregón TV’, desde mañana y hasta el domingo. La programación se ha reducido al mínimo y la oferta se centra en propuestas de grupos aragoneses.

El teatro tiene cabida este año entre las casi 50 actividades que los centros cívicos de la capital aragonesa acogen dentro de la campaña municipal ‘Vuelve a la cultura’. Mañana, en el centro cívico Oliver, Espectáculos Tauro presenta ‘Rimel, tacones y otros acordes’, con Jesús Sesma y Javier López, y durante este més también se podrá disfrutar de los espectáculos 'Magia, circo y marionetas', de Títeres de la Tía Helena (día 24) y ‘Maricastaña’, de Los Titiriteros de Binéfar (día 31), entre otras propuestas.

Este sábado, Teatro del Temple representa en Pedrola la obra ‘Don Quijote somos todos’ y repite el próximo día 18 en la misma localidad con ‘La vida es sueño’, dentro del ciclo teatral ‘Noches de verano’ que incluye versiones contemporáneas de obras clásicas.

El grupo residente de Teatro Arbolé, Factory Producciones, representa el próximo 17 de julio en el centro cívico Oliver de Zaragoza ‘Esperando al Karma’, una comedia escrita y protagonizada por Yolanda Blanco (Oregón TV). Además, la compañía Arbolé reanuda en agosto sus actuaciones con ‘Mi primer Quijote’ (5 de agosto, en Jaca), ‘Caín de Saramago’ (8 de agosto, en Utebo), ‘Blancanieves (9 de agosto, Villamayor), ‘Títeres de Cachiporra’ (16 de agosto, en Calamocha y 21 y 22, en El Ferrol) y ‘Un día en el teatro’ (29 de agosto, Festival del Circo, en Ávila).

Septiembre en el horizonte

En Zaragoza, el Teatro de la Estación, el de las Esquinas y Arbolé permanecen cerrados y no reabrirán hasta el mes de septiembre. No obstante, sus compañías residentes siguen ensayando y preparando nuevos montajes. Algunas de ellas vuelven a las tablas con actuaciones en julio y agosto, mientras otras aprovechan la habitual inactividad de las salas teatrales durante el mes de agosto para organizar y reprogramar a partir de septiembre todas aquellas actividades que quedaron aplazadas a partir de marzo.

«En agosto, el Teatro de las Esquinas siempre cierra y julio es un mes en el que ofrecemos menos espectáculos, pero claro, este verano ni siquiera ha habido posibilidad de organizarlos», cuenta María López Insausti, gerente del espacio gestionado por las compañías Teatro del Temple y Che y Moche.

Tranvía Teatro, la compañía residente del Teatro de la Estación, tuvo que suspender en marzo los ensayos de su nueva producción, que iba a estrenarse en abril. En este momento, «el horizonte es reabrir en septiembre y retomar los ensayos durante el verano», explica Fernando Vallejo, gerente del Teatro de la Estación.

Entre tanto, trabajan para adaptar la sala con todas las medidas sanitarias y de aforo con el objetivo de subir de nuevo el telón. Vallejo comenta que durante este periodo «no se han producido contrataciones aunque sí tenemos previstas representaciones para el próximo otoño». La compañía prepara un clásico con una dramaturgia adaptada por Cristina Yáñez, actriz y directora de Tranvía Teatro.

Este mes de julio, Arbolé ha reanudado con Factory Producciones los ensayos de la coproducción ‘Si esto es un hombre’, versión de Mariano Anos del texto de Primo Levi. El actor y dramaturgo zaragozano interpretará la obra en septiembre en el Teatro Arbolé bajo la Dirección de Mario Ronsano (18, 19 y 20 de septiembre). Asimismo, han comenzado los trabajos de creación de la Compañía de Javier Aranda con las primeras escenas y los muñecos de su tercer espectáculo en solitario, tras el éxito internacional de sus espectáculos anteriores: Vida y Parias (que podrá verse en Teatro Arbolé el 6 de noviembre).

Teatro Arbolé abrirá al público a comienzos de septiembre con una programación que recuperará algunos espectáculos que se tuvieron que aplazar a partir de marzo e incluirá otros nuevos proyectos.

Marisol Aznar y Jorge Asín, una excepción en el Principal

La programación teatral no volverá al Principal hasta septiembre, pero afortunadamente el público ha podido disfrutar del espectáculo de Caleidoscopio Teatro, el pasado fin de semana, y de nuevo tiene la oportunidad de hacerlo –mañana y pasado (20.30) y el domingo (19.30)– con Marisol Aznar y Jorge Asín y su ‘Manual de instrucciones propias’. «Es una recopilación de los mejores ‘sketches’ que hemos hecho a lo largo de las fiestas del Pilar, en varias representaciones, que vienen un poco a hablar de cómo es nuestra manera de ser a través de las fiestas, tanto de los pueblos como de la ciudad, que es cuando estamos un poco más libres y más desinhibidos y salen nuestras maneras», explica Marisol Aznar.

En un verano y en un momento en que no va a haber fiestas, la actriz comenta que «tampoco estaba mal decir: ‘Bueno, pues por lo menos nos resarcimos por este lado’».

«Recuperamos todas las circunstancias festivas que hacíamos en los ‘sketches’ para crear un poco ese ambiente de fiesta de pueblo en el Teatro Principal», añade Jorge Asín.

El espectáculo, que cuenta con la música y la voz de David Angulo, es una propueta para desconectar, disfrutar y «reírse un poco, que también hace falta –apostilla–. Tenemos muchas ganas de estar con el público en vivo, porque al fin y al cabo es el mayor punto a favor que tiene el teatro, aunque sea con medidas y con aforo reducido. Hay ganas de recuperar la normalidad, que no son solo terrazas y bares, sino también ir al teatro, al cine, a ver cosas y eso, poco a poco, espero que vaya a más porque el mundo de la cultura lo necesita como el comer».

Etiquetas
Comentarios