Despliega el menú
Ocio y Cultura

literatura

Reyes Monforte: “Mi novela demuestra que la maldad no tiene género”

La autora presenta su última novela, ‘Postales del Este’, ambientada en el campo de concentración de Auschwitz.

Reyes Monforte.
Reyes Monforte.
Heraldo

La escritora Reyes Monforte vuelve a las librerías con su nueva novela, ‘Postales del Este’ (Plaza&Janés). Una historia basada en hechos reales y ambientada en el campo de concentración de Auschwitz, donde precisamente se topó con la trama principal de la obra. “Fue durante una de mis últimas visitas al museo del campo. Por casualidad, vi una fotografía en la que aparecían los principales mandatarios de la SS. Todos eran hombres y, entre ellos, tan solo había una mujer”, relata la autora.

Se trataba de María Mandel, una temida guardia femenina de las SS que acabó convirtiéndose en una de las personas más poderosas del III Reich. “Se calcula que fue responsable de la muerte de más de medio millón de personas cuando no había cumplido los 30 años”, asegura Monforte.

Además, la escritora asegura que, a pesar de ser una gran conocedora de la historia que envuelve al III Reich, el hecho de que una mujer alcanzase tal notoriedad en la época y en aquel contexto le llamó mucho la atención: “La conocían como ‘La bestia de Auschwitz’. Pero no fue la única ya que hay pruebas documentales que demuestran que más de 4.000 mujeres fueron instruidas para tener puestos de poder. “Mujeres incluso más crueles y sanguinarias que algunos hombres”, añade.

Un claro ejemplo de este sadismo lo encarga otra poderosa mujer del régimen, Ilse Koch quien se ganó el nombre de ‘La zorra de Buchenwald' y que, entre otras cosas, ideó lámparas fabricadas con la piel humana de los judíos que pasaban por ese campo. “Utilizaba pieles tatuadas con dibujos, incluso para confeccionarse ropa interior. Son testimonios que demuestran que la maldad no tiene género”, asevera.

En septiembre de 1943, la joven Ella, verdadera protagonista de la trama, llega prisionera al campo de concentración donde se topará con ella. “Al descubrir que su caligrafía es perfecta y habla varios idiomas deciden incorporarla como copista en la Orquesta de Mujeres”, explica Monforte. Y eso, en un lugar en el que escribir estaba considerado un delito, le dio a su personaje la herramienta para emprender su propia lucha. Una lucha en pro de la memoria, el amor y la esperanza en medio del horror en el que se encontraba. “Una persona del museo me contó cómo muchos prisioneros, ante el temor de fallecer y de que nadie conociera lo que allí estaba ocurriendo, escribían sus nombres y mensajes en postales y fotografías que enterraron por todo el campo”, continúa la autora.

Se trata de unos textos que no se descubrieron hasta varias décadas después de liberarse el campo. “Ella comienza a recuperar fotografías y postales de los equipajes de quienes llegaban allí y a escribir los nombres de estas personas en sus reversos. No podía salvarles la vida pero si su nombre y su existencia”, afirma Monforte que asegura que fue una forma de protagonizar “su particular revolución” a través de la palabra.

Una novela sobre lo que no debemos olvidar

A pesar de que existen cientos de obras ambientadas en Auschwitz, asegura que no se trata de una novela más. “Lo que pasó allí es algo que, como no se cansan de repetir los supervivientes, no podemos olvidar porque forma parte de nuestra historia y si pasó una vez podría volver a pasar”, admite. Además, asegura que la gente más joven es muy olvidadiza y en ocasiones se cree “impune a la historia”. Algo que demuestran algunas encuestas recientes: “Actualmente el 30% de los jóvenes europeos reconoce conocer poco o casi nada de lo que ocurrió en Auschwitz mientras que el 66% de los millenials ni siquiera saben quién fue Hitler”.

En tan solo unas semanas, ‘Postales del Este’ se ha convertido en uno de los 10 libros más vendidos de España. Sin embargo, Monforte es una escritora acostumbrada a ocupar los primeros puestos en las listas de ventas. ¿El secreto? Asegura que, si hay alguno, lo desconoce. “La verdad es que no tengo ni idea, nunca lo tengo nada claro ya que depende mucho de los lectores, del boca a boca, de que apuesten por ti. Es algo de lo que nunca puedes estar seguro”, resume. 

Etiquetas
Comentarios