Despliega el menú
Ocio y Cultura

arte e invención. 'artes & letras'

Miguel Ángel Pérez Arteaga: “Todos somos creativos desde los primeros años de la vida”

El ilustrador y diseñador zaragozano publica el libro ‘Creatividad: curiosidad, motivación y juego’, centrado en seis artistas, en las PUZ

Miguel Ángel Pérez Arteaga analiza la creatividad.
El ilustrador y diseñador de Batidora de ideas, Pérez Arteaga.
Archivo Pérez Arteaga.

“Mi libro pone el foco en el mundo de la creatividad, una creatividad vista desde multiples puntos de vista. En este viaje he descubierto que la creatividad tiene que ver con la mente, con la neurociencia y con las áreas que se ‘encienden' o no en nuestro cerebro durante el proceso de creación. Tiene que ver con el psicoanálisis, con los sueños y los traumas. Y con la educación, los sistemas formativos y el papel del juego. El libro también trata de descubrir qué define a las personas creativas. Por eso he pedido que colaboraran en él, mostrando sus trabajos y reflexiones, algunos de los mejores ilustradores y diseñadores del mundo”, dice el ilustrador y diseñador Miguel Ángel Pérez Arteaga, de La batidora de ideas, con respecto a su nuevo título: ‘Creatividad: curiosidad, motivación y juego’, que edita Prensas Universitarias de Zaragoza, en colección (Re)pensar la educación, que dirige Rosa Tabernero.

¿Cómo define la creatividad, en qué consiste?

Todos somos creativos. Se ve claramente en nuestros primeros años de vida. En la manera en la que dibujamos compulsivamente con una libertad absoluta, la forma en la que nos asombramos por todo y nuestras ansias por descubrir. Luego perdemos esa intuición, ese placer por conocer. Y eso es precisamente lo que caracteriza a las personas creativas: la curiosidad, la continua búsqueda y la utilización del juego en su trabajo.

¿Qué quería averiguar precisamente usted, que es tan creativo y ha hecho diseño, ilustración, pintura, edición?

Yo soy economista de formación, aunque rápidamente enfoqué mis pasos hacia el mundo del diseño gráfico, que tiene algunos puntos en común con el márquetin que era mi campo de especialización tras la carrera. Luego vino la ilustración de cuentos infantiles, casi como necesidad, porque me permitía expresarme con absoluta libertad. Quizá por esa falta de formación, por esa continua lucha por pertenecer a campos para los que no estaba preparado, siempre he sentido una gran fascinación por el trabajo de los demás. Y también cierta envidia.

¿Con qué criterios seleccionó a los seis artistas?

En primer lugar todos ellos son creadores por los que siento admiración, tanto por su originalidad o su capacidad para transmitir emociones, como por su sorprendente facilidad para moverse en campos artísticos muy diferentes. En segundo lugar debía de existir un grado de conocimiento personal porque debían de ser artistas con los que hubiera cierta confianza. Necesitaba que compartieran conmigo sus cuadernos personales y que reflexionaran sobre su manera de generar las ideas y eso necesita de esfuerzo e implicación.

¿Qué quería de ellos, qué les ha pedido?

Les pedí que seleccionaran un trabajo, el que quisieran, y que me enviaran imágenes del proceso de trabajo. También algún pequeño texto, reflexión personal, en torno a su visión de la creatividad. También buscaba jugar con el azar. No me gustan los libros muy organizados y previsibles. Una foto del autor en el estudio, breve curriculum y la misma entrevista para todos asegura que el resultado sera formalmente muy homogéneo pero elimina por completo la sorpresa.

Cuéntenos un poco qué hacen. ¿Son ilustradores, diseñadores, pintores?

Al ver sus trabajos, lo primero que puede sorprender es la variedad de estilos, también lo diverso de los proyectos que son capaces de afrontar. Pero todos tienen en común, desde mi punto de vista, dos cosas que los diferencian del resto. En primer lugar: el rigor con el que se enfrentan a cada trabajo, la seriedad de los procedimientos y la continua búsqueda de la excelencia. En segundo lugar: la utilización del juego, en algunos casos del humor o de la emoción, también del azar, para lograr nuevos caminos, lo que los hace únicos.

Si le parece, vayamos con cada uno...

Mohammad Barrangi (Irán) es pintor e ilustrador. Cuando contacté con él estaba comenzando a publicar sus primeras ilustraciones en Internet, menos de dos años después ha ganado el premio internacional Tragaluz de ilustración o ha realizado una intervención en el British Museum de Londres, que le ya ha comprado obra.

Miguel Ángel Pérez Arteaga analiza la creatividad.
Isidro Ferrer en plena faena de invención, manufactura y sueño.
Archivo Pérez Arteaga.

El más conocido para nosotros es Isidro Ferrer.

Isidro Ferrer no necesita presentación. Premio nacional de ilustración y también de diseño. Es capaz de abordar cualquier proyecto y darle un sello absolutamente personal y único. Son ejemplo de ello sus radicales carteles para el Centro dramático Nacional o sus poéticas ilustraciones para libros infantiles.

¿Chris Haughton?

Chris Haughton, nacido en Irlanda, es uno de los más interesante ilustradores del panorama mundial. A modo de ejemplo, su cuento ‘Shh! We have a Plan’ ha sido traducido a 18 idiomas y ha obtenido 10 premios internacionales. Posee un sentido del humor único y una capacidad prodigiosa para crear historias que enganchan a los niños. También diseña alfombras y juguetes para el proyecto humanitario que ha creado o diseña juegos para ordenador con sus cuentos.

Sigamos con famosos para nosotros: Javier Mariscal.

Javier Mariscal, premio nacional de diseño, es el creador total. Pintor, dibujante de cómic, creador de películas de animación; diseñador de parques temáticos, bares, mascotas olímpicas, hoteles, sillas, logotipos para bancos; es capaz de diseñarlo todo.

Miguel Ángel Pérez Arteaga analiza la creatividad.
El diseñador Javier Mariscal.
Archivo Pérez Arteaga.

Marsol está muy en boga. Lo vimos hace no mucho tiempo en la Lonja, en Zaragoza.

Manuel Marsol, ilustrador recien llegado ya ha ganado el prestigioso gran premio de la Feria de ilustración de Bolonia. Libros, carteles, portadas de discos, en sus trabajos combina la técnica pictórica con las más profundas emociones, creando universos llenos de ensoñación y de magia.

¿Y el japonés Akinori Oishi?

Dibuja compulsivamente pequeños personajes. Gracias a ellos, solo en el último año, ha realizado multitudinarias conferencias y presentaciones de productos en Korea, Rusia, Japón, Indonesia y China. Sus personajes se han convertido en mascotas para juegos olímpicos, juguetes, cuentos, postres o juegos interactivos.

"He confirmado que nuestra sociedad no valora a las personas creativas, que muy a menudo las expulsa de un sistema educativo que no está preparado para identificarlas y apoyarlas"

¿Cuáles son sus conclusiones, aunque sea un poco a vuela pluma?

He descubierto que estos creadores no se diferencian en mucho del resto. Sus procesos de trabajo son similares y luchan contra mismas dudas y con las mismas dificultades.

Pero cambia la intensidad. La diferencia es su motivación, la capacidad de esfuerzo y de trabajo, la continua búsqueda de la perfección casi como forma de vida. Y que en ningún momento han dejado de ser niños que sienten placer en el mero hecho de jugar, sin importar el resultado.

¿Eso es todo?

También he confirmado que nuestra sociedad no valora a las personas creativas, que muy a menudo las expulsa de un sistema educativo que no está preparado para identificarlas y apoyarlas. Desde mi punto de vista, las características de las personas creativas son justamente aquellas que demandan los retos a los que nuestra sociedad se enfrenta. Pero para eso, primero, necesitamos ser conscientes de ello.

Miguel Ángel Pérez Arteaga analiza la creatividad.
Marsol expuso hace no mucho en la Lonja.
Archivo Pérez Arteaga.

LA FICHA. 

‘Creatividad: curiosidad, motivación y juego’. Viaje a los procesos creativos de Mohammad Barrangi, Isidro Ferrer, Chris Haughton, Javier Mariscal, Manuel Marsol y Akinori Oishi. Miguel Ángel Pérez Arteaga. Prensas Universitarias de Zaragoza: (Re)pensar la educación. Zaragoza, 2020.

Etiquetas
Comentarios