Despliega el menú
Ocio y Cultura

circo y teatro

German Roda: "Marcelino hacía desde lo más sutil y pequeñito a lo más grande y épico"

El director inaugura el Festival de Cine de Huesca el 12 de junio con 'Marcelino. El mejor payaso del mundo', y llegará  a las salas el 10 de julio

Germán Roda dirige 'Marcelino. El mejor payaso del mundo'.
Germán Roda, montador y realizador, especializado en obra documental.
Matamolu.

¿Por qué llamó su atención Marcelino Orbés (Jaca, 1873 -Nueva York, 1927), qué lo conmovió de él?

Me llamó la atención Marcelino porque su vida tenía todos los ingredientes de una gran historia. Infancia durísima alejado de su familia, juventud viajera por toda Europa, llegada del éxito a nivel mundial y la caída. Esto último me atrajo porque todos tenemos nuestro lado oscuro que intentamos que no salga a la luz y esa lucha me parece tremendamente interesante. Me acordé de Norma Desmond en ‘Crepúsculo de los dioses’ (Billy Wilder 1950) y en el personaje de Chaplin de 'Candilejas' ( 1952).

-El libro de Mariano García, ‘Marcelino. El mejor payaso del mundo’ (Mira editores) es la historia de un ser humano, pero también es la historia de una época, del circo, de un sinfín de artistas, y a la vez de un drama, con multitud de aristas… ¿Cómo lo ha leído? ¿Cómo han confeccionado el guión Miguel Ángel Lamata y usted?

Los grandes personajes suelen vivir en épocas de cambio y el mundo se transformó con la llegada del siglo XX, sobre todo en Nueva York que se convirtió en la capital del nuevo mundo. Todo esto nos influyó a la hora de escribir la historia. Pensamos Lamata y yo que sería una buena idea contar la historia con tres tramas en paralelo y cronológicas. El ascenso profesional de Marcelino, aspectos cruciales de su vida privada y los cambios producidos en el mundo del entretenimiento de principios de siglo, con lo cual entroncábamos directamente con la llegada del cine mudo y la posterior transformación en cine sonoro que lo cambió todo.

Una película de época, a la manera clásica, habría sido muy costosa. ¿Cuándo decidió hacer su obra y cómo se la planteó?

Efectivamente la historia de Marcelino es perfecta para hacer una película de presupuesto de Hollywood. Decidí contar esta historia justo después de que Mariano García publicara su libro y Pepe Viyuela nos diera el sí definitivo. Desde el principio me planteé hacer una docuficción porque creí que era el mejor género para poder hacer una película de principios de siglo. Como documentalista sabía que era importante tener una parte de investigación periodística ya que se descubre con datos y documentos que Marcelino Orbés nació en Jaca. Y por otra parte, el mundo del circo y del cine queríamos contarlo con ficciones cinematográficas.

¿Cuál es el binomio entre lo documental y lo recreado?

Al final hay un 50% de cada género. Creímos necesario recrear algunos números circenses y algunos momentos de la vida de Marcelino para ayudar al espectador a entender las circunstancias que envolvieron a este artista. Ya que tristemente no existen imágenes en movimiento de Marcelino.

Hay voz en off y a la vez se desdobla Pepe Viyuela, que parece ser un narrador que habla, a la vez, en su propio nombre… ¿Qué ha significado el interés de Pepe Viyuela para su proyecto? 

La propuesta es honesta y clara desde el principio; lo que planteamos es, cómo un payaso y clown actual como Pepe Viyuela (que tiene muchos puntos en común con Marcelino) se mete en la piel de un payaso de principios de siglo. Por eso Pepe se interpreta a sí mismo y de desdobla en Marcelino. La participación de Pepe ha sido desde el principio vital para este proyecto. Me dijo que tenía recortado el artículo, luego serie, de Mariano García que publicó el HERALDO DE ARAGÓN en 2004, en el despacho de su casa. Por eso, cuando se lo propuse le brillaron los ojos y me dijo: "¿Qué quieres que haga?".

Germán Roda dirige 'Marcelino. El mejor payaso del mundo'.
Pepe Viyuela, que encarna a Marcelino, y la actriz Salomé Jiménez.
Archivo Roda.

¿Qué aporta, cómo se implica?

Su implicación fue máxima desde el principio, lo recogíamos a las 7.00 de su casa y a las 16.00 lo dejábamos en el teatro porque tenía función todas las tardes. Ha sido tan especial y fructífero que ya estamos rodando un nuevo documental sobre Manuel Vilas.

¿Quiénes son los demás actores y cómo explicaría su presencia y su labor?

Hay un grupo de actores aragoneses con los que suelo repetir como son: Alberto Castrillo-Ferrer, Laura Gómez-Lacueva, Nacho Rubio y Salomé Jiménez. Son actores con formación y experiencia teatral que eran fundamentales para el proyecto ya que las secuencias ficcionadas están realizadas en clave de cine mudo. Y una vez más su aportación ha sido crucial, supongo que para que les siga llamando para la próxima película. Ja ja ja.

¿No hay nadie más?

He añadido a un grupo de clowns profesionales como son: José Píris, Alberto Quirós, Francis J. Quirós, Alex Coelho y el especialista en ‘Commedia dell‘Arte Ángelo Crotti. Necesitaba a actores que dominaran esta disciplina tanto para la parte documental como para la parte de ficción.

De manera breve, ¿cuáles serían esos hechos biográficos que forjan un carácter, una carrera tan exitosa?

Separarte de tu familia siendo un niño, dedicarte a una de las profesiones más duras de la época, recorrer toda Europa, buscarte la vida con 19 años, tocar fondo, ir ascendiendo, tener las cosas claras, sufrir y esforzarse hasta la extenuación, dejar de un lado a tus amigos y parejas, rodearte de los mejores, ser muy duro con los demás, tocar el cielo para luego dejarte caer. Todo ello.

Germán Roda dirige 'Marcelino. El mejor payaso del mundo'.
Retrato de Pepe Viyuela como Marcelino Orbés.
Cortesía Roda.

Ya se ha hablado mucho de ello, pero ¿qué cree que legó Marcelino a Chaplin y Buster Keaton? ¿En qué consistía su gracia?

Hay una parte que se nos va a escapar siempre, porque no tiene nada que ver asistir a una actuación en directo, a que te lo cuenten, es como asistir a una ópera en directo o verla desde la televisión. Lo que creo que vieron los dos grandes maestros en Marcelino era su capacidad de llegar a una audiencia de 5.000 personas y hacerles reír tan solo utilizando la mímica y al rato estar haciendo acrobacias increíbles que eran la admiración de todos. Era capaz de hacer desde lo más sutil y pequeñito a lo más grande y épico.

"La gente llegaba a Nueva York iba a ver la Estatua de la Libertad, el Empire State, Central Park y por la tarde al teatro a ver a Marcelino. Es asombroso"

Su fama fue inmensa. En Londres y en Nueva York especialmente, donde lo veían más de 10.000 personas, dos millones al año. ¿No resulta increíble, visto desde hoy?

Es que es increíble, ahora mismo no hay ningún artista de ninguna disciplina que lo vean en directo ese número de gente. Y además antes no había pantallas gigantes, ni láseres, ni redes sociales, ni retransmisiones en directo. La gente llegaba a Nueva York iba a ver la Estatua de la Libertad, el Empire State, Central Park y por la tarde al teatro a ver a Marcelino. Es asombroso.

Dicen que la clave está en la infancia… ¿Por qué, y cuál sería, entonces, la importancia de Jaca en su vida?

En la infancia es donde comienza a formarse la personalidad. Nacer en Jaca, en una localidad con una economía basada en la agricultura y la ganadería y en una familia humilde, le tocó buscarse la vida desde muy pronto. Hay varias versiones, pero es muy probable que se fuera de casa a los siete años para enrolarse en un circo. En esa época, con esa edad y siendo el chico para todo, debió de sentir en sus carnes la dureza de la vida, seguramente demasiado pronto. Y eso le marcó, como declaró en entrevistas posteriores.

¿Lo ha conmovido su fracaso final, de la gloria al abismo, su soledad, su suicidio?

Por supuesto, Marcelino fue uno de los pioneros en encarnar el tópico del payaso alegre en el escenario y triste en su vida. Me conmovió mucho su final porque si hubiera estado rodeado de su familia y de sus amigos posiblemente hubiera tenido un mejor final, pero en esa época si estabas tan solo como él, la oscuridad te empuja al abismo. Cada vez que pienso en lo que hubiera podido hacer Marcelino en el cine mudo me entra la melancolía.

¿Qué le pide a un documental, cómo quiere que sean los suyos?

Como espectador le pido a un documental que me cuente algo realmente interesante que no sabía, que esté bien contada la historia y que al salir del cine quiera saber más de ese personaje y que me invite a la reflexión. Por lo tanto, aspiro a hacer lo mismo con mis documentales.

¿Cuál es la importancia del montaje, que es una de sus especialidades, qué se puede resolver con un buen montaje?

Cierto, mi especialidad es el montaje ya que monto también para otros directores y directoras. En mi caso, a la hora de hacer el diseño de realización ya estoy pensando en el montaje, lo mismo que cuando estaba escribiendo el guión con Miguel Ángel Lamata. Con lo cual, cuando me siento en la sala de montaje, sé lo que va a funcionar y lo que voy a tener que resolver. Pero el proceso de montaje siempre me sorprende y encuentro “joyas ocultas” que me ayudan a que cada secuencia esté al servicio de la evolución dramática y de la tesis de la película. Después de montar tantas películas voy siendo más intuitivo que formal.

Germán Roda dirige 'Marcelino. El mejor payaso del mundo'.
Germán Roda, descansa tras un rodaje.
Cortesía Roda.

¿Cómo se financian las películas, cómo las financias usted?

Ese es el Santo Grial, con lo cual hay una parte que hay que descifrar y si no la encuentras inventarte un nuevo camino. Yo participo en todos los procesos de la película, pero en ese campo lleva la voz cantante la productora ejecutiva Patricia Roda. En cualquier caso, cada película tiene su propio diseño también desde la producción. Nos hemos preocupado de buscar nuevos caminos para encontrar entidades públicas o privadas interesadas en participar en el proyecto, asegurando un producto competitivo y de dimensión internacional. Para este proyecto hemos tenido el apoyo de las principales instituciones de Aragón, la Dirección General de Aragón, la Diputación de Zaragoza, el Ayuntamiento de Jaca, la Comarca de la Jacetania y también nos apoya Tu Huesca. Sin olvidar a Aragón Televisión que son coproductores de la película.

Aunque sea dentro de la ‘nueva normalidad’, ¿qué significa para usted estrenar la película en el Festival de Huesca?

Ya estrené mi primera película de ficción, ‘El Encamado’ en el Festival de cine de Huesca y volver con ‘Marcelino. El mejor payaso del mundo’ me hace mucha ilusión. Hacerlo tan cerca de Jaca, la ciudad natal de Marcelino, es un lujo y que sea la sesión inaugural también. Están haciendo un gran esfuerzo por sacar adelante la edición de este año, sabiendo la época tan dura que estamos viviendo, y eso es de agradecer. Si alguien me hubiera dicho hace tres meses que el estreno mundial de nuestra película iba a ser en un autocine no me lo hubiera creído. Espero que vaya mucha gente y que les guste. Y a la vez me hace mucha ilusión estrenar en salas el 10 de julio.

Etiquetas
Comentarios